La gran controversia que envuelve al final de ‘Mía es la venganza’ este viernes en Mediaset

La serie 'Mía es la venganza' acaba este viernes para siempre en su capítulo 110 con un final forzoso cargado de mucha polémica

'Mía es la venganza' se despide tras ser cancelada en el capítulo 110
'Mía es la venganza' se despide tras ser cancelada en el capítulo 110 | Mediaset

«Puñalada a un equipo«. Así tildó uno de los directores de ‘Mía es la venganza‘ lo que hizo Telecinco el pasado mes de julio con la serie protagonizada por Lydia Bosch. La cadena volvió a demostrar entonces su nulo compromiso con la ficción y con los espectadores ordenando su final precipitado pese a haber firmado tres temporadas con Alea Media -su productora- y retirándola de su programación apenas un mes después de su estreno. La acabó relegando a Divinity.

La orden de parar el rodaje dio lugar a que todo el reparto se viera obligado a realizar un final a prisa y corriendo y, por ende, a despedirse para siempre el 10 de julio. Fue el último día de grabación. Un muy amargo adiós que varios actores de la serie se encargaron de compartir en sus redes sociales, pues todas sus expectativas se habían ido al traste.

Y es que, como apuntábamos al principio, Mediaset tenía toda su confianza depositada en ‘Mía es la venganza’. De hecho, durante la presentación de la serie, la directora de ficción de la compañía, Arantxa Écija, adelantó que se habían acordado hasta tres temporadas. Sin embargo, esos exiguos resultados en las tres primeras semanas de emisión hicieron cambiar la hoja de ruta de forma radical.

No hubo paciencia alguna porque los números no cumplieron con los objetivos de los jefes. De ahí una fulminante determinación que, después, el tiempo ha demostrado que fue un craso error. Primero, porque la ficción ha logrado grandes datos en Divinity (siendo lo más competitivo del canal y gozando de una fidelidad extraordinaria) y, segundo, porque ‘Así es la vida’ no ha logrado mejorar los resultados. En definitiva, fue una insensatez retirarla.

Directores, actores y la creadora de ‘Mía es la venganza’ mostraron su malestar con Mediaset

La indignación de quienes se engancharon a ‘Mía es la venganza’ fue mayúscula. Pero también, y como es lógico, la de miembros del equipo por el trato tan lamentable que recibieron desde Mediaset. De hecho, uno de los directores de la ficción, Ricardo Álvarez Solla, no pudo reprimir la rabia y estalló en sus redes sociales.

«Acaban de anunciar que a partir del próximo Lunes nuestra maltratada serie se traslada a Divinity. Última puñalada a una serie y a un equipo que no se merece todo esto. Solo puedo expresar mi tristeza por todo el esfuerzo realizado para terminar de esta manera», escribió sin titubeos. Por su parte, Carles Urgell, otro de los dirigentes de la ficción de Telecinco, también clamó su malestar con esta abrupta despedida a mandato de los altos cargos.

Por su parte, Lydia Bosch, cabeza de reparto de ‘Mía es la venganza’, lamentó este revés en sus redes sociales y dio explicaciones. «Os merecéis una explicación. Quizás no todas porque hay cosas que no podemos llegar a entender. A veces hay razones económicas, era una serie muy cara», señaló sobre las razones de su cancelación a las bravas.

«Dije que era una serie buenísima si se le daba tiempo. Con el boca a boca. Era un niño que necesitaba crecer y con tiempo sería una serie que gustaría a todos los telespectadores. El tiempo no lo hemos tenido», protestó dolida la intérprete como recado directísimo a los directivos de Telecinco: que creyeron que, pese a la gravísima crisis que azota al canal, en solo tres semanas iba a cuajar.

Además, Lydia Bosch prometió a los espectadores que, aunque se había hecho un final de ‘Mía es la venganza’ a marchas forzadas, era «muy digno para que no os quedéis con la miel en la boca». Algo que también advirtió José Sospedra, otro de los grandes protagonistas: «Aunque hayan cancelado las grabaciones de la serie, hemos grabado un final digno para todos vosotros que seguís viéndonos día a día». Y pese a dejaron la puerta abierta a poder seguir tras el episodio 110, finalmente no va a ser así tal y como ha confirmado El Televisero.

Por último, hacia este polémico final de ‘Mía es la venganza’ también tuvo palabras la propia creadora del producto, Aurora Guerra, que hay que recordar que fue apartada del proyecto misteriosamente meses antes de su lanzamiento. «Ojalá las cosas hubieran sido distintas y no tener que dejar mi proyecto en otras manos. Un lujo de equipo desaprovechado, sin duda», manifestó sin rodeos en lo que era otra clara pulla a Telecinco. En definitiva, todo un equipo decepcionado con la cadena por cómo se han hecho las cosas.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Los protagonistas de 'Aída'
Mediaset planea la adquisición de uno de los concursos más históricos de Antena 3