La burrada que suelta Antonio Montero en ‘Sálvame’ obliga a actuar y decirle ‘hasta aquí’

Antonio Montero ha tratado de defender lo injustificable sobre Jacobo Ostos y las presentadoras le han cortado de raíz.

Después de que Miguel Frigenti tuviera que acudir al hospital y denunciar a Jacobo Ostos tras darle un supuesto puñetazo el pasado viernes en una discoteca; el colaborador ha reaparecido este lunes en ‘Sálvame’. Pero el debate sobre el asunto se veía envuelto en la polémica por las palabras de Antonio Montero que hacían saltar indignadas a María Patiño y Adela González.

Tras repasar todo lo que se contó en ‘Fiesta’ el pasado sábado y todas las reacciones de Jacobo Ostos, su madre Mari Angeles Grajal y del propio Miguel Frigenti y su familia; era Belén Esteban la primera en tomar la palabra y contar cómo su amigo le llamó llorando y nervioso tras todo lo sucedido el viernes por la noche. «Me parece que que llegue Jacobo Ostos, se quite el reloj y le pegue un puñetazo, porque no fue un tortazo es muy fuerte», comentaba la colaboradora.

«Si le da un puñetazo le revienta te lo digo yo», empezaba a decir entonces Antonio Montero cuestionando que de verdad fuera un puñetazo y no un golpe con la mano. «¿A quién se lo dio? Ahoa cuando entre verás, pero me da igual una bofetada que un puñetazo», le espetaba Belén Esteban. «No, no es lo mismo», defendía Antonio Montero mientras María Patiño empezaba a indignarse con los comentarios del colaborador.

El alegato de Patiño contra la violencia

«Jacobo ha explicado que le da con la mano abierta», trataba de explicar Antonio Montero cuando María Patiño empezaba a frenarle. «Es que si no me lo dejas decir parece que estoy diciendo otra cosa. No justifico ninguna forma de violencia, me parece un fracaso y se ha equivocado este señor», defendía el colaborador. «Pero si debemos entender lo que pasa, no justificar, está claro que Jacobo está esperando desde el día que pasa lo que pasa y cuando me lo encuentre le voy a endiñar. Y se quita el reloj porque a lo mejor con el reloj hasta lo mata», soltaba el colaborador.

«Antonio da la sensación de que le tenemos que dar hasta las gracias por quitarse el reloj y dar una bofetada. El día que seamos todos tajantes ante una situación similar sea una bofetada o un pisotón y que encima tenga la vergüenza torera de decir lo que dice. Es que cuando ponemos un pero a todo esto me indigna», explotaba María Patiño.

Tras ello, era Gema López la que condenaba además de la violencia la justificación de Jacobo. «Es que lo justifica diciendo que esto es una medida correctiva hasta Miguel. Probablemente la medida que a Jacobo no le dieron sus padres cuando era pequeño para que cuando sea mayor no haga estas cosas», recriminaba la colaboradora.

«Y que no pide perdón», añadía Laura Fa. Además la colaboradora dejaba entrever que también en la actitud de Jacobo Ostos podría haber implícita una homofobia después de que María Patiño reflexionara con que el hijo de Jaime Ostos no se habría enfrentado igual a un Kiko Matamoros. «Gente como Miguel te puede reventar, Miguel no es débil«, defendía Antonio Montero. «Ya estamos mezclando líos, aquí no hay homofobia», le matizaban tanto Montero como Kiko Matamoros.

María Patiño explota contra Montero: «¡Ya está bien!»

Justo en ese momento, Kiko Matamoros se sumaba a Antonio Montero al cuestionar que lo que recibió Miguel de parte de Jacobo Ostos no fue un puñetazo. «Hay grados de violencia», comentaba el colaborador. «Es que no ha querido hacerle daño», soltaba sin pudor Antonio Montero. Un comentario que hacía que tanto Adela González como María Patiño se levantaran de su asiento y cortaran en seco al colaborador. «No, no», le frenaba Adela.

«Es que si Jacobo le quisiera hacer daño le revienta la cara», insistía Antonio Montero. «Nada, gracias Jacobo por no reventarle los dientes. ¡Hombre ya está bien! Qué vergüenza me da», gritaba María Patiño completamente indignada. «Montero si no le quiere hacer daño no le pega», le replicaba por su lado Adela González. «Qué vergüenza», se escuchaba decir cabreada a Belén Esteban.

Finalmente, María Patiño sentenciaba el tema dejando claro que más allá de la agresión, está las consecuencias psicológicas que se quedan en uno mismo después de esto. «Hay lesión, pero la humillación no deja rastro en la piel», concluía la presentadora.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Adara, Miguel Frigenti y Asraf
Belén Esteban y Jorge Javier Vázquez.