Crítica ‘Machos Alfa’: La serie va ‘in crescendo’ con una brutal segunda temporada en Netflix

Los machos más alfa regresan este viernes 9 de febrero a Netflix con nuevos episodios y nuevas machiruladas para hacernos reír.

Machos Alfa 2
Los machos alfa que más nos gustan, de nuevo en acción. | NETFLIX

Ya hemos hablado mucho de Machos Alfa, pero cuando algo funciona bien y tiene éxito, ¿por qué no disfrutarlo y seguir hablando de ello? Eso es lo que nos ocurre con esta serie de Netflix, que este viernes 9 de febrero estrena segunda temporada, con las expectativas puestas por las nubes. Y no es para menos, ya que la primera, estrenada a finales de 2022, tuvo una enorme acogida por parte de la audiencia, colocándola en el top10 internacional durante varias semanas.

Sobre la base, podría parecer una serie rancia y con aroma añejo. Es decir, cuatro hombres chapados a la antigua, que ven a las mujeres como objetos y se siguen creyendo los reyes de la creación, deciden deconstruirse para adecuarse a la sociedad actual. Además, viene firmada por los hermanos Caballero, que entre otras cosas, son los creadores de ‘La que se avecina‘, una de las series más criticadas de la actualidad sobre todo por su humor grueso. Pero, para sorpresa de todos, ‘Machos Alfa’ consiguió una voz propia, y muy divertida. Sobre todo gracias a sus personajes y, en especial, a su cuarteto protagonista, cuya química es brutal.

Sí, estamos hablando de Gorka Otxoa, Raúl Tejón, Fernando Gil y Fele Martínez. Es el primer gran acierto de ‘Machos Alfa’. Lo fue en su primera temporada, y lo sigue siendo en esta segunda tanda de episodios, porque ellos son la base sobre la que sustenta toda la serie. Todo gira en torno a ellos, aunque es verdad que en estos nuevos episodios, se ha buscado algo más de equilibrio entre ellos y ellas, y funciona. La verdad es que funciona muy bien. Así que si esperabais un bajón en cuanto a la calidad de la serie, nada más lejos de la realidad. ‘Machos Alfa’ nos da una temporada 2 brutal, o al menos podemos afirmarlo al haber visto los tres primeros episodios (que son los que nos han dejado visionar a la prensa).

¿De qué va ‘Machos Alfa’ temporada 2?

Pedro, Santi, Luis y Raúl creen haberse deconstruido cuando la realidad es que están más desubicados que nunca. ¿Conseguirán adaptarse a esta era de igualdad de sexos, parejas abiertas y Tinder o seguirá saliendo el macho alfa que llevan dentro?

El humor sigue intacto

Si el punto fuerte de la primera temporada de los hermanos Caballero era su humor, mucho mejor resuelto que en sus otras series, en los nuevos episodios de ‘Machos Alfa’, este sigue intacto. Las situaciones surrealistas siguen sucediéndose, sobre porque los protagonistas están perdidísimos en cómo afrontar su nueva ‘masculinidad’. Ninguno de los cuatro tiene lo que quiere con los personajes femeninos. Pedro y Daniela se separaron y cada uno vive por su lado, aunque Pedro sigue sin superarlo. Raúl y Luz no pueden estar en puntos más distantes, pero una vez más, Raúl tampoco ha superado la ruptura. Luis está acomodado en su trabajo, tanto que ni siquiera se ha planteado probar la relación abierta que le propuso su mujer. Y Santi, el que más en serio se tomó el curso de deconstrucción de la masculinidad, no acaba de ver clara ninguna relación.

Con ese planteamiento nos encontramos esta segunda temporada de ‘Machos Alfa’. Los chistes pueden parecer manidos y facilones, pero entre los guiones y las actuaciones, todos acaban funcionando bien. Siempre se evita que caigan en el humor rancio, y hay muchas oportunidades en estos episodios. Por ejemplo, cuando Raúl vuelve a abrir un restaurante y todos sus socios y trabajadores son gays. Entra en pánico, pensando que van a intentar ligar con él o algo similar. Esta trama recuerda a algunos comportamientos de Ross en ‘Friends‘, y la gracia es que la propia serie, o incluso sus amigos, se ríen de su comportamiento tan absurdo.

Roberto le va a hacer la vida (o el trabajo) imposible a Pedro. / NETFLIX

Nuevas incorporaciones, nuevos aciertos

También hay momentos en la nueva temporada para ser más reflexivos e intimistas. Una de las tramas es la que gira en torno a Luz, el personaje al que da vida Kira Miró, y sus ganas de ser madre ahora que sabe que quizá no pueda serlo nunca. O incluso las ganas de Esther de perseguir su sueño de ser actriz. Las tramas más intensas giran en torno a ellas, y no vamos a quejarnos, porque al final también están perdidas en esa crisis de mediana edad que afecta a todos los personajes.

Entre los protagonistas masculinos, el más perdido es claramente Raúl, que quiere seguir viviendo como un veinteañeros sin ataduras. Pero poco a poco irá aprendiendo que la vida no le va a permitir seguir así. Pero el que parece que tendrá más recorrido interior es el personaje de Pedro, con su nuevo puesto de trabajo, con una mujer siendo su jefa… y con un supuesto caso de acoso laboral. Quizá este sea el tema que más puede hacer que arqueemos la ceja, a falta de ver cómo se desarrolla en el resto de la temporada. Porque es un tema demasiado espinoso y puede salir muy mal.

Y es precisamente en esa trama donde encontramos varias de las nuevas incorporaciones de esta segunda temporada de ‘Machos Alfa’. Cayetana Guillén Cuervo, como la jefa de Pedro. Carlos Areces, como su cansino y machirulo compañero de trabajo. O Itziar Castro, en el que quizá fuera su último papel en la pequeña pantalla. Todos nos dan un buen catálogo de personajes para hacer crecer la serie y al propio Pedro.

Santi tratará por todos los medios el ser un mejor padre para Alex. / NETFLIX

Cuatro protagonistas equilibrados

La segunda temporada de ‘Machos Alfa’ empieza casi como terminó la primera. La continuidad es su aliado, y le sienta bien a la trama. No necesitábamos un salto temporal de años, porque eso iría en contra de la propia historia. Nos reencontramos con los personajes casi en el mismo punto, pero la serie no se estanca, sino que fluye con fuerza, y crece, puliendo algunos aspectos que se quedaban a medio gas en la primera temporada.

Los cuatro protagonistas siguen siendo el reclamo de la serie, y la naturalidad con la que desempeñan el trabajo es encomiable. De entre todos, quizá sean Fernando Gil y Raúl Tejón los que más hayan evolucionado, con un timing cómico perfecto para este tipo de series. De hecho es el último el que más carcajadas arranca, aunque es el personaje más peligroso para caer en ese humor rancio que intenta evitarse a toda costa.

Así que, lejos de darnos lo mismo, ‘Machos Alfa’ nos sorprende con una nueva tanda de episodios mucho más madura, más trabajada, y con ganas de hacer reír mucho más. Hay un éxito en esta serie, y no sorprendería nada que la tercera temporada se haga oficial por fin.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Machos Alfa 2
Los protagonistas de ‘Machos Alfa’: «La segunda temporada tiene más giros de guion»