Crítica ‘Joaquín, el novato’: Un giro de tuerca al programa de entrevistas con el envoltorio de Bertín

'Joaquín, el novato' Antena 3
'Joaquín, el novato' Antena 3

Más de un año después de confirmarse el fichaje del futbolista del Betis Joaquín Sánchez por parte de Antena 3, y tras una larga campaña de promoción del programa, ‘Joaquín, el Novato‘ por fin llega a las pantallas este miércoles, 6 de octubre como una de las grandes bazas de la cadena de Atresmedia para este curso.

Que Joaquín en su debut como presentador de televisión es el nuevo Bertín se sabe desde que se dio a conocer el formato de su programa. Que ambos espacios compartan productora (Proamagna) es otra de las señales que constata que estamos ante formatos parecidos, pero en diferentes cadenas de televisión.

Pero, a pesar de ello, estamos ante otra cosa muy distinta. En ‘Joaquín, el Novato’ el protagonista no sólo es el entrevistado, sino el entrevistador. Joaquín Sánchez acapara la atención del programa junto con el celebrity de turno, metiéndose en su papel, jugando a ser un personaje diferente, mostrando su desparpajo ante la cámara, su carisma, su gracia. Y lo cumple, claro está.

Un programa de entrevistas, pero con un matiz especial

Joaquín Sánchez Dabiz Muñoz

‘Joaquín, el novato’ es un programa de entrevistas. Viene bien remarcarlo y que el público no se confunda ante lo que va a ver en pantalla. Es en la segunda mitad cuando Joaquín se pone manos a la obra para intentar aprender el oficio del entrevistado, una vez ya creada cierta sintonía entre ambos y también entre el espectador.

Para su puesta de largo, la cadena ha confiado en el chef Dabiz Muñoz, el mejor cocinero del mundo, algo que dará mucho juego con el presentador. En la hora y pico que dura el programa piloto, el chef charla con el futbolista sobre su vida personal y profesional, una conversación fluida llena de humor y anécdotas en la que el público conocerá mejor al cocinero, pero también al jugador del Betis.

Ambos disfrutan durante la entrevista. El chef lo da todo, también para acercarse más al público y darse a conocer mucho mejor de lo que haya hecho anteriormente. Hay sintonía con Joaquín y los dos se ayudan mutuamente para que el programa tenga el mejor de los resultados. ¿Lo mejor? Saben cuándo ponerse serios y cuándo hacer la gracia. Porque en el estreno de ‘Joaquín, el novato’ no hay un humor gratuito, sino bien enmarcado/contextualizado.

La improvisación, lo mejor

A Joaquín se le ve cómodo, pero quizás algo forzado a la hora de preguntar. No es su fuerte, pero todos los sabemos. El programa gana cuando se deja atrás el encorsetamiento de la entrevista y comienza la improvisación, en su segunda mitad. Muy destacable la divertida situación que se produce al hablar de los huevos. Para no perder detalle.

Por el contrario, las situaciones creadas a base de guion chocan con la espontaneidad patente en varios puntos de ‘Joaquín, el novato’, aunque a veces sean necesarias para crear un relato con sentido y resulte más atractivo al espectador.

Asistimos a un producto ameno, divertido (quizás algo larga la entrevista) en los que todos descubriremos la facetas menos conocidas de los dos protagonistas. Un programa que variará según el invitado pero que mantendrá su esencia cada semana: El buen rollo y el humor como pieza fundamental del espacio gracias al desparpajo y carisma de su presentador.

En definitiva, un giro de tuerca a los programas de entrevistas con situaciones concretas llenas de humor creadas por un personaje que a casi todo el mundo le cae bien, una pieza clave del posible éxito que la audiencia de Antena 3 le otorgue a ‘Joaquín, el novato’.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Miguel Lago en 'Tu cara me suena 11'
Manel Fuentes en 'Tu cara me suena 11'.