La gran ofensa a la Virgen del Rocío, gasolina para patrióticos en horas bajas

Han pasado ya algunos días desde que el programa de TV3 'Està passant' decidió hacer un gag con la Virgen del Rocío. Lo sé, ya no se habla prácticamente del tema, pero como la actualidad televisiva de esta semana tampoco ha dado para mucho y yo el domingo pasado estaba de vacaciones, no he encontrado mejor momento para abordar la polémica.

Polémica Virgen del Rocío Tv3

Han pasado ya algunos días desde que el programa de TV3 ‘Està passant‘ decidió hacer un gag con la Virgen del Rocío. Lo sé, ya no se habla prácticamente del tema, pero como la actualidad televisiva de esta semana tampoco ha dado para mucho y yo el domingo pasado estaba de vacaciones, no he encontrado mejor momento para abordar la polémica.

Un programa de humor realiza un sketch, este se viraliza en las redes sociales y algún político recoge la ofensa para elevar la anécdota a un debate nacional. Esta historia, que es bastante cíclica y se repite con asiduidad en España, es el resumen de los hechos de lo que acontecía en Semana Santa con una imitación de la humorista catalana Judit Martín. En este caso es importante recalcar lo de catalana.

El humor ofende, a quien quiere ofenderse. En la vida las cosas te las puedes tomar bien, mal o cómo te dé la gana, al final todo es una cuestión de actitud. Sin ser yo nada de eso, puedo llegar a entender que una persona muy devota se moleste si alguien satiriza sobre la virgen a quien le profesa toda su fe, pero hasta ahí. No estamos hablando de un colectivo estigmatizado ni de personas desfavorecidas como para que una imitación simplona se convierta en un asunto de Estado.

Todo el mundo está en su derecho de ofenderse, pero si realmente eres un incondicional de la Virgen lo que realmente debería reventarte por dentro es que los políticos utilicen tu ofensa para arañar cuatro votos. Poco o nada les importa tu fe, se rasgan las vestiduras en público con el único propósito de alcanzar el poder. 

¿Creéis que esta polvareda se hubiera levantado si no tuviéramos las elecciones a la vuelta de la esquina? Probablemente  no. Atacar a TV3 como símbolo de las instituciones catalanes es sabido que despierta la simpatía de ciertos sectores. O si no que se lo pregunten a Inés Arrimadas, que a pesar de estar muerta políticamente sigue recurriendo a la estrategia que la dio a conocer para ver si alguien la rescata del olvido.

Confrontar identidades es un clásico de los nacionalismos, sean del lado que sean. Atrincherar a los tuyos presentando a “los otros” como una amenaza no es nada nuevo, un señor austríaco llamado Adolfo ya lo hizo en su momento y se ganó el favor de las masas hasta el día de su muerte. Y nombro a los clásicos del siglo XX para que se entiendan ciertos discursos incendiarios que hemos escuchado esta semana con la polémica del gag de la Virgen del Rocío, como el que soltaba el siempre moderado Carlos Herrera a través de las ondas de la cadena COPE:  «Ridiculizar a los andaluces es un clásico en el supremacismo catalán, Si pudieran, si pudieran, si dependiera de ellos, meterían a los andaluces en un campo de concentración. Si pudieran, lo harían”. Y se quedó tan ancho,

Y no hace falta decir mucho más. Leyendo lo anterior, ya se entiende que poco o nada importaba la pobre virgen. Aquí lo que interesaba era volver a las guerrillas de banderas para continuar alentando a sus feligreses. El humor entre catalanes y andaluces es un viaje de ida y vuelta, un toma y daca que si se recoge con inteligencia puede tener hasta su gracia. Pero claro, siempre aparece algún patriótico de medio pelo, en ambos lados, para recoger la sátira y convertirla en gasolina para seguir sufragando su modo de vida. Con lo felices que eran en 2017 con el conflicto y se les jodió la partida…

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Carlos Herrera y Carlos Latre
Carlos Herrera y David Broncano