Actualidad

Ana Rosa hace esta pregunta a Macarena Olona sobre VOX y su respuesta es de altísimo impacto

Macarena Olona se ha sentado con Ana Rosa Quintana en Telecinco después de cien días desde su polémica salida de VOX.

Tras la entrevista a Isabel Díaz Ayuso, Ana Rosa Quintana ha sentado en su programa matinal a Macarena Olona, que ha acudido al plató de Telecinco para contar por primera vez en televisión su versión sobre cómo se produjo la polémica salida de VOX y el trato recibido en las postrimerías de su vinculación al partido de Santiago Abascal tras las elecciones de Andalucía.

La también abogada ha señalado los resultados de los comicios de Andalucía como el origen de la descomposición de su relación con la formación verde: «Hubo un resultado y había una percepción general de fracaso según sus expectativas (…) Se me trasladó una imagen que no era real, es la imagen que yo tenía por las informaciones que me daba el partido». Al parecer, sus compañeros en aquel entonces le aseguraban que no bajarían de los 22 escaños y que pelearían por la vicepresidencia o incluso la presidencia. Nada más lejos de la realidad. «Ahora, con perspectiva, me parece hasta ridículo», admite Olona.

Sin embargo, ella optó por permanecer un mes en Andalucía para luchar por entrar en el Parlamento y tender la mano a Juanma Moreno; hasta que «la vida me da un golpe». «Pienso antes en mi hijo que en cualquier otra cosa, me tengo que centrar en mi salud y es cuando decidimos de manera conjunta que yo abandone Andalucía para centrarme en mi salud. Tengo aquí los informes sanitarios, con esta enfermedad perdí 14 kilos en unas semanas hasta que ya con la medicación he podido estabilizarme. Todo apuntaba a que hubiese una enfermedad mucho más complicada, pero al final terminó siendo un problema de tiroides», ha explicado ante Ana Rosa.

Si bien, Macarena Olona ha puesto el énfasis en ello, con documentación en mano, porque lamenta haber visto cómo desde VOX se han lanzado comentarios velados por parte de Ortega Smith o Abascal. «Han hablado con ironía de una ‘milagrosa recuperación’, han dejado entrever que mis problemas de salud no eran ciertos y desde las filas de VOX esto lo han filtrado a prensa, afortunadamente los periodistas sabían que era falso», ha recalcado muy dolida.

Olona sentencia que un partido excluyente como VOX «no puede gobernar» y avisa: «mi voz podría causar un auténtico daño al partido»

Al hilo, y a toro pasado, Macarena ha reconocido públicamente su arrepentimiento por haber aceptado ser candidata en las elecciones de Andalucía. «Fue un error inmenso que cometí ante los españoles el aceptar la candidatura andaluza. Tengo claro que alguno vio mi enfermedad para sacarme de primera línea. Nadie se atrevió a venir contra mí de cara en el partido, nunca vi un ataque frontal», insinúa sin tapujos.

Más tarde, la expolítica ha elevado el tono y ha alertado sobre una ilegalización de VOX porque «un partido excluyente no puede gobernar; mi voz podría causar un auténtico daño al partido». Macarena ha subrayado que en la formación deberían estar agradecidos porque está permaneciendo en un «leal silencio» para que no se ponga en marcha dicho proceso de ilegalización. Pero ese silencio podría durar tanto como ella decida. «Mi voz es la que podría causar un auténtico daño al proyecto», avisa sin ambages.

«Tras mi salida, florecieron voces de personas vinculadas al partido que denuncian falta de democracia interna, faltas de respeto e identifican estas como razones para marcharse de VOX (…) La activación de ilegalización de un partido se puede iniciar cuando este deja de actuar de forma democrática y, que hayan salido 20 o 30 voces denunciando esto, tiene una repercusión», ha advertido.

Precisamente hablando de esas actuaciones poco democráticas, la entrevistada no ha tenido piedad con el que fuera también su equipo hasta hace tres meses y ha destapado cómo expulsaron a algunos trabajadores de malas maneras: «Un partido que es excluyente no puede gobernar, me he encontrado con gente que ama España fuera del proyecto… Con un poco de tacto y sensibilidad habría sido posible reconducirles».

Ante semejantes revelaciones de Macarena Olona, Ana Rosa Quintana le ha preguntado si volvería al partido ultraderechista. Pero su respuesta ha sido inapelable: tiene muy claro su camino político y será muy lejos del que un día fue su principal motivo de lucha: «¿Volver a VOX? Quién tiene que tomar la decisión y dejarlo muy claro es la cúpula de VOX y, por favor, que hagan todo lo posible por no señalarme como una enemiga, la enemiga al proyecto no soy yo».

Macarena Olona denuncia amenazas y acoso: «Ya se ha judicializado»

Y es que la puntilla de su distanciamiento con la formación son las amenazas que está sufriendo desde algunas personas al servicio de Vox: «Lanzar una campaña de acoso contra una persona que incluye: la difusión de un audio sexual falso, la publicación de una amenaza en Telegram con casi 6000 suscriptores, en la que se dice ‘vamos a por ti, puta’… Esto no es ninguna broma». Además, dice saber quién se esconde detrás de todo ello y ha adelantado que ya se ha judicializado el caso: «La denuncia de estos hechos ya está en marcha y además se ha tipificado por el juzgado».

Por último, respecto a su visión sobre Santiago Abascal, también se ha pronunciado: «Yo confié en él cuando lo conocí, vi esperanza en su proyecto y en este tiempo en el Congreso ha sido la confianza depositada en él lo que me hizo seguir adelante. El cariño hacia Santi se verá muy difícil traicionado, aunque hay ciertas actuaciones que ponen a prueba mis sentimientos».

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *