Mamen Mendizábal vuelve a La Sexta: «No echo de menos estar en ‘Más Vale Tarde’, yo buscaba salir»

Hablamos en exclusiva con Mamen Mendizábal que regresa este jueves 10 de marzo a La Sexta con el estreno de ‘Encuentros inesperados’.

Tras más de nueve años conduciendo ‘Más vale tarde’ y quince años informando a diario a los espectadores de la Sexta, Mamen Mendizábal decidió el pasado mes de julio tomarse un respiro y comenzar una nueva etapa profesional. Ahora, tras meses de intenso trabajo por fin ve la luz ‘Encuentros inesperados‘, su nuevo programa.

‘Encuentros Inesperados’ abordará, a través de un tono distendido y con el empleo del humor, cuestiones como la Iglesia y la fe católica, las nuevas formas de amor y familia o la nueva masculinidad, entre otras. Y lo hará huyendo de la crispación, sin discursos preparados, sino con conversaciones más cercanas a la charla de una cena entre amigos.

Así, este nuevo formato producido por Producciones del Barrio (‘Lo de Évole’) juntará a cuatro personas famosas diversas y que no se conocen entre sí en torno a una mesa. Mamen ejercerá de anfitriona y de moderadora pero además formará parte del debate y la conversación como una más.

Y precisamente sobre este nuevo reto y perfil en su carrera, sobre cómo fue crear ‘Encuentros inesperados’ y si echa de menos la etapa de ‘Más vale tarde’ hablamos en esta entrevista exclusiva.

Vuelves a la Sexta con ‘Encuentros inesperados’, ¿tenías claro cuando dejaste ‘Más vale tarde’ que querías hacer un programa más de entretenimiento? ¿Cómo surgió la idea del programa?

Ya llevábamos un par de meses trabajando en la sombra en este formato cuando se hizo oficial que dejaba ‘Más vale tarde’. Yo buscaba salir de la rueda de actualidad diaria pero no despegarme de los formatos de debate que me gustan y de los temas que están en nuestra sociedad. Llevábamos un par de meses viendo que podíamos hacer e intentando hacer algo nuevo. Y hemos ido cambiando según hemos ido rodando de la idea inicial. Pero llevamos casi un año trabajando en ello.

¿Cómo ha sido seleccionar a los invitados? ¿Con qué criterios se ha hecho y qué buscabais?

Había una premisa que tenían que ser encuentros inesperados, entonces no podía ser una cena de personas que se conozcan o que coincidan en platós de televisión ni que tuvieran ya una relación. Luego queríamos que hubiera un contraste generacional, que pudieras sentir que te representa una señora de 70-75 años y una chica de 20 y tantos o un señor. Y luego también queríamos diversidad en todos los aspectos. Estamos en un momento en el que se habla de las nuevas familias, las nuevas masculinidades y todo eso tenía que estar representado. Era muy importante la combinación.

¿Os ha costado que algunos aceptaran al saber de qué trataba el formato?

Claro que ha habido gente que nos ha dicho que no. Lo que a mi me sorprende es que el 95% nos ha dicho que sí frente al 5% que nos ha dicho que no. Yo creo que también la gente tiene ganas de hablar de otras cosas y de ser partícipes de los cambios que se están produciendo y que nos entendamos. Y eso me deja buen sabor de boca.

¿Hay alguien que a ti te gustaría ver en ‘Encuentros inesperados’ y que todavía no os haya dicho que sí?

Muchos, pero no los voy a decir porque pretendo conseguirlos para un futuro porque que no hayan salido a la primera no quiere decir que no puedan salir a la quinta. Yo cuando me pongo cabezona me pongo. Pero si que puedo decir que he insistido hasta en dos ocasiones esta temporada con Ana Milán porque me interesa ella, me interesa como cuenta las cosas y me parecía que encajaba perfectamente con el tono del programa esa mezcla de humor y seriedad, esa ironía que tiene y espero que esté en la segunda temporada.

Muchos quizás te han dicho que sí porque ya te conocen, porque ya los has entrevistado. Una de las que si que está es Esperanza Aguirre con la que has tenido tus más y tus menos en ‘Más vale tarde’, ¿Cómo ha sido el reencuentro con ella?

Con Esperanza yo he tenido más mis menos que más. Me sorprendió muchísimo que dijera que sí. Esperaba un no rotundo y me sorprendió que dijera que sí porque además es un encuentro de mujeres para hablar de las mujeres. Además que participa también con otro estilo y he podido verla en persona porque en ‘Más vale tarde’ siempre era a través de duplex (conexiones). Pero claro también es verdad que allí era para hablar de corrupción, la judicialización de los asuntos del PP como Lezo o Púnica. Y aquí viene con otra tesitura y es otra Esperanza claramente. Me sorprendió verla en un registro no tan agresivo la verdad.

«No echo de menos estar donde estuve, yo buscaba salir de la rueda de actualidad diaria»

En ‘Palo y astilla’ ya te pudimos ver con otro tipo de registro, pero sin duda en ‘Encuentros inesperados’ vamos a ver a la Mamen más personal y a la Mamen que participa de los temas de debate, ¿Cómo ha sido para ti mostrar esta otra faceta tuya?

Yo creo que en este programa era algo que te lo pide el cuerpo y que sale de forma natural, no es algo que sea forzado. Esto es una reunión de personas hablando y moderar solo se queda corto. Muchas veces cuando quieres que la gente te cuente algo de verdad, algo íntimo tu también tienes que mostrar que estás dispuesto a contar algo. Hay que dar para recibir. Y eso era algo que vimos desde el principio cuando empezamos a idear el programa, que yo tenía que participar para que no pareciera que estaba haciendo una entrevista o cuatro entrevistas. Tenía que integrarse todo y que pareciera una sobremesa o una reunión casi de amigos al final del programa. Que eso es muy sorprendente también.

¿Cómo crees que puede funcionar un programa como este que apuesta por la charla distendida y el entendimiento en un momento en el que la polarización y la crispación están a la orden del día?

Nosotros hemos hecho este formato para que guste pero no me atrevo ni osaría a hacer ninguna previsión. La televisión en ese sentido tiene sus propias reglas, nunca sabes cómo va a funcionar algo. Nosotros esperamos que funcione, guste y que la gente se entretenga y se introduzcan también otro tipo de temas en la sociedad.

Ahora que estás alejada de la actualidad diaria te has perdido temas como la guerra del PP entre Casado y Ayuso o lo que está sucediendo en Ucrania, ¿Cómo lo has vivido desde la lejanía y desde la barrera?

Bueno yo no me he perdido nada. ¿Sabes que pasa? Que es una percepción que yo ya no tengo. Yo realmente estoy enfocada en mi proyecto, he montado otro equipo y tengo otros retos. No miro hacia atrás, estoy enfocada en el futuro. No obstante, claro que sigo conectada con la actualidad como espectadora pero como periodista no echo de menos estar donde estuve. Lo dejé precisamente porque creía que había una etapa que había terminado. Prefiero estar ahora en este papel de espectadora de actualidad y trabajar en este nuevo reto. Con lo que cuesta cambiar creo que hay que disfrutar del cambio.

¿Sería posible un ‘Encuentro inesperado’ entre Isabel Díaz Ayuso y Pablo Casado?

No, porque se conocen demasiado, entonces no tendría el mismo objetivo que buscamos con este programa. Aquí queremos juntar a gente que no se conoce y no ha coincidido nunca en televisión ni en una tertulia y ellos si lo han hecho.

Ahora trabajas codo a codo con Jordi Évole, ¿cómo ha sido incorporarte a su productora?

Jordi y yo nos conocemos desde hace muchos años, desde hace 20 años. Somos amigos más allá de compañeros. A mí siempre me ha fascinado como ha cuidado siempre todos los programas. Y lo osado y valiente que es. E ir de la mano con él es una suerte. Es una invitación permanente a que nos arriesguemos, a que juguemos.

«Me ha sorprendido ver a Esperanza Aguirre menos agresiva en ‘Encuentros inesperados'»

¿De todos los ‘Encuentros inesperados’ que ya habéis grabado cuál crees que puede sorprender más?

Bueno depende. Habrá temas que a uno le interesen más que a otros o los invitados. Pero creo que la combinación entre los invitados y entre los temas elegidos es muy potente. Luego depende de los gustos de cada uno. Hemos grabado un programa sobre el odio y la polarización, otro sobre las mascotas, otro del feminismo. Pero lo que reflejan los temas es el deseo de abordar otro tipo de temas en la sociedad y de introducir cambios en ella.

A mí me parece que el de nueva familia es una conversación necesaria en nuestra sociedad. En ese programa Juanma López Iturriaga tiene una frase maravillosa que es «que muchas veces da miedo lo nuevo porque no lo conocemos» y se lo dice a Samantha Hudson. Eso destila la esencia de este programa que es encontrémonos y hablemos de las cosas que están pasando para que se nos quiten los miedos y asumamos los cambios como propios.

Ahora que estás en esta nueva etapa, ¿Qué pasó con ‘Palo y astilla’? ¿Podría volver por una segunda temporada?

Ojalá tenga una segunda vida. Lo que ha pasado es que este año yo he estado super volcada en sacar adelante este nuevo formato y con alguna otra cosita de la casa que todavía no puedo contar. No he tenido mucha libertad de movimiento. Pero ojalá porque ese programa tuvo capítulos muy especiales y creo que gustó mucho. A mí si me gustaría que hubiera más capítulos pero no sé cuando sería posible.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Ana Rosa Quintana en 'TardeAR'
Mamen Mendizábal sentencia a Ayuso