‘OT 2017’: Siento orgullo millennial, ¿y tú?

Ya tenemos candidatos a Eurovisión. Amaia y Alfred, concursantes de Operación Triunfo,  serán los encargados de representar  a España en Lisboa 2018.  La máxima representación de la denominada generación millennial se alza con el codiciado pasaporte europeo. La presente edición del talent show será recordada por sus  extraordinarios datos de audiencia que, semana tras semanas, se ha visto reforzada por un público fiel que se ve representado en los protagonistas del formato.

La televisión de este país, acertadamente, ha creído necesario renovar sus contenidos y enfocarlos a un target mayoritario que le demanda un producto necesariamente paralelo a la realidad social.  La parrilla televisiva se ha visto repleta de nuevas fórmulas que sacian la sed del millennial que visualiza el producto en cualquier dispositivo y en el momento elegido. Muchos de los formatos clásicos de televisión han modificado su esencia sin perder del todo su esqueleto. Programas de entrevistas, como Chester, utilizan como tirón mediático a determinados influencers que aportan su peculiar punto de vista sobre temas variados acercándose, de manera acertada, a preocupaciones y temas candentes de esta generación que representa el mayor porcentaje de consumo televisivo. La renovación de contenidos es, por tanto, de obligatorio cumplimiento si se quiere sobrevivir en el medio.

Hoy es difícil separar la televisión de otras realidades que conviven diariamente en la sociedad actual. Es muy complicado ver la tele a la vieja usanza y no contar con la interacción de las redes sociales. Los hashtags se han establecido en la parte superior de nuestras pantallas y posibilitan la interconexión de todos los espectadores que han decidido visualizar ese mismo producto en ese mismo instante. Al millennial, usuario de redes sociales y televisión, es muy difícil desprenderle de su hábito de consumo tecnológico y hace de él su fuerte común creando nuevas fórmulas, modos y lenguajes que acaban por crear tendencias muy valoradas, seguidas y copiadas en los productos que últimamente cuentan con el mayor apoyo de la audiencia y  enfilan los primeros puestos en el ranquin de mejores valorados.

Operación Triunfo o La que se avecina son dos de los productos con mayor apoyo de esta generación nacida entre 1980 y 2000 y que se encuentra a dos aguas ante muchas realidades que han hecho de esta ‘prole’ la más preocupada por cuestiones de índole social y humanitaria. Los contenidos que proyectan ambos formatos han sido alabados por la crítica y reconocidos por la audiencia. Nunca, en este país, se ha hablado ni tan alto ni tan claro de aspectos, considerados tabúes no hace mucho, como lo son aquellos de referencia LGTBI o de realidades consideradas de minorías. Esta generación ha conseguido que las televisiones, en especial la televisión pública, les diesen la visibilidad y normalidad  que requieren temas tan ‘a pie de calle’ como los mencionados anteriormente.

Gracias a esta revolución mediática hemos podido disfrutar a través de Operación Triunfo de las clases, no solo académicas, que Javier Calvo y Javier Ambrossi, entre otros,  nos han brindado de humanidad y respeto por la igualdad de la persona sin caer en el tópico de la igualdad de sexos o género y sí reforzando la dignidad y la igualdad del ser humano por encima de todo lo demás. Si una generación es capaz de implantar el respeto y la tolerancia, modificándolo todo a su paso, sea bienvenida y sirva de ejemplo a venideras.

Yo hoy siento el orgullo millennial. ¿Y tú?

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Imagen de la temporada 13 de 'La que se avecina'.
Isabel Ordaz en 'Animales Humanos'