‘Los Bridgerton’ se reivindica con su tercera temporada en Netflix como la serie de época perfecta

Este jueves 16 de mayo se ha estrenado la primera parte de la temporada 3 de 'Los Bridgerton' a Netflix, y la serie de época cumple sin sorprendernos.

Los Bridgerton
Penelope y Colin han vuelto. | NETFLIX

Ya solo con el comienzo de la temporada, con una N de Netflix asemejando uno de los jardines de la serie, con una abeja volando hacia nuestra pantalla, sabemos que estamos de vuelta en esa alta sociedad londinense de Los Bridgerton. Aunque fuera criticada en su primera temporada por cambiar ciertos aspectos de las novelas, e introducir mucha más diversidad, creando una distopia más que una serie de época al uso, ‘Los Bridgerton’ sigue encontrando su fuerza precisamente en ese riesgo. Y este 16 de mayo nos llegan 4 nuevos episodios para refrendarlo.

Dividida en dos partes, con la segunda estrenándose en junio, la tercera temporada de ‘Los Bridgerton’ trae de vuelta a Penelope Featherington (Nicola Coughlan), y a Colin Bridgerton (Luke Newton), que se convierten en los protagonistas de esta nueva tanda de episodios. El resto de personajes quedan un poco en segundo plano (algo que, a veces, resiente la trama y el relato), mientras Penelope busca su confianza perdida para ascender en la sociedad. Y, a su vez, tratando de ocultar todo lo posible su identidad como Lady Whistledown.

Esta especie de ‘Gossip Girl’ de época es una de las series marca de la casa en Netflix. Y no es para menos. El presupuesto luce espectacular, los vestidos y los jardines son arrebatadores, y todo sigue funcionando como un engranaje bien engrasado. Esta temporada de todos modos experimenta un cambio, ya que tenemos nuevas showrunner: Jess Brownell. Aunque tampoco se nota en el resultado final, continuista hasta la extenuación. No hay lugar a las sorpresas, aunque tampoco es que busquemos muchas al ver una serie como ‘Los Bridgerton’. ¿Hay bailes apasionados? Sí. ¿Miradas de hastío de la Reina Carlota? Por supuesto. ¿Algunos toques eróticos y sexuales? Claro que los hay. Entonces, ¿a qué esperas para ver la nueva temporada de ‘Los Bridgerton’?

¿De qué va la temporada 3 de ‘Los Bridgerton’?

Penelope Featherington finalmente ha renunciado a su antiguo enamoramiento por Colin Bridgerton tras escuchar sus palabras despectivas en su última temporada. Sin embargo, ha decidido que es hora de elegir marido, preferiblemente uno que le brinde la suficiente independencia para continuar con su doble vida como Lady Whistledown, lejos de su madre y sus hermanas. Pero al carecer de confianza, los intentos de Penélope en el mercado del matrimonio fracasan estrepitosamente. Mientras tanto, Colin ha regresado de sus viajes de verano con una nueva apariencia y un serio sentido de la arrogancia.

No obstante, se desanima al darse cuenta de que Penélope. la única persona que siempre lo apreció como era, le está dando la espalda. Ansioso por recuperar su amistad, Colin se ofrece a guiar a Penélope en los caminos de la confianza para ayudarla a encontrar marido esta temporada. Cuando sus lecciones comienzan a funcionar demasiado bien, Colin debe discernir si sus sentimientos por Penélope son realmente solo amistosos. Lo que complica las cosas para Penélope es su ruptura con Eloise, quien ha encontrado una nueva amiga en un lugar muy poco probable, mientras que la creciente presencia de Penelope en la alta sociedad hace que sea aún más difícil mantener en secreto a su alter ego, Lady Whistledown.

La serie más romántica de Netflix

A estas alturas, no vamos a descubrir tampoco cómo funciona ‘Los Bridgerton’, ¿verdad? Si estás leyendo la crítica, es porque eres un fan de la serie, o peor, un hater que solo quiere ver cómo se hunde el barco. Pues bien, si ese es tu caso, puedes alejarte y buscar otros pasatiempos o salir a tocar hierba. Porque la temporada 3 de ‘Los Bridgerton’ es un SÍ. La serie creada por Shonda Rhimes sigue funcionando a la perfección, pese a su cambio de showrunner. Y todos los elementos clásicos que nos hacen sentir seguros están presentes en esta nueva tanda de episodios, por otro lado demasiado corta.

Ya desde el comienzo nos sentimos como en casa. Porque nos encanta todo el entramado de debutantes buscando sobresalir en una sociedad que mira tanto el dinero como la de la ficción. Un Londres de época que nos quiere deslumbrar con los lujos de sus paisajes y sus vestidos. Es cierto que ‘La edad dorada’, de Max, supera visualmente en algunas ocasiones a ‘Los Bridgerton’. Pero da igual, porque la serie de Netflix se las arregla por llevarnos siempre de la mano, como en un paseo por el Palacio de Versalles, tratando de deslumbrarnos con la belleza de todos los protagonistas, su presencia y sus diálogos afilados.

‘Los Bridgerton’ regresan a Netflix. / NETFLIX

Sin olvidar, claro está, la maravillosa voz en off de Julie Andrews, haciendo las veces de alter ego de Lady Whistledown. Su narración de los acontecimientos siempre es una delicia, y deseamos continuamente escuchar qué tiene que decir, y cómo narra todo lo que sucede en la alta sociedad londinense. Así que sí, ‘Los Bridgerton’ cumple, como en sus anteriores temporadas. Pero hay algo que le falta, y es la capacidad de sorprender.

Falta de sorpresas

A estas alturas, es difícil que una serie como ‘Los Bridgerton’ vuelva a sorprendernos y a tener giros inesperados. Pero lo último que vimos del universo de Julia Quinn en Netflix fue el spin-off ‘La Reina Carlota’, un soplo de aire fresco que buscaba darnos nuevas perspectivas de la misma historia. El cambio de showrunner no se ha notado en absoluto, y quizá ese esa el gran ‘pero’ que ponemos a esta temporada. Todo es continuista, todo es similar a lo ya visto, y es una pena que no arriesgue más en ciertas situaciones, cuando lo tiene todo a favor.

Eso sí, no puedes apartar la mirada de la pantalla. Ya no solo por el cuidadísimo aspecto visual, o la excelente y elegante banda sonora. Sino por la brillante interpretación de su nueva protagonista, Nicola Coughlan. Ya no solo por sus diálogos chispeantes y divertidos, sino por su buen hacer interpretativo. Funciona y muy bien. Ya no solo por sus dotes de comedia (que vimos en la excelente ‘Derry Girls’) sino por ser un espejo perfecto para el espectador, que se identifica con su personaje y quiere que le salgan bien las cosas.

Penelope siendo un ser de luz una vez más. / NETFLIX

Todo ese mérito es de Coughlan. Al 100%. Y también a la valentía de esta adaptación para Netflix, que elimina tramas algo más polémicas de los libros. Como por ejemplo, cómo Penélope busca perder peso para tratar de ser más bella y ganar confianza. En ‘Los Bridgerton’ de Netflix busca el apoyo de Colin para sentirse confiada, y él la guía sin ningún tipo de pudor. Porque la belleza y el lujo no son algo exclusivo de los cuerpos normativos, y ver una protagonista con un cuerpo no normativo en una serie de este calibre es un paso en la buena dirección.

Así que, en definitiva, la temporada 3 de ‘Los Bridgerton’ es ese escape perfecto que necesitamos para dejar atrás el estrés que nos rodea. No tenemos dramas profundos que nos hagan replantearnos la vida, pero ni falta que hace. Porque estamos aquí para otra cosa: para evadirnos y sentirnos rodeados de lujo por unos momentos, pensando que nosotros también conseguir lo que nos propongamos. Y de paso, un poco de amor romántico del de toda la vida.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

The 8 Show
Estrenos semana 13 mayo Netflix Movistar Plus