Crítica ‘Camilo Superstar’: un biopic descafeinado que no llega a la fuerza escénica de Camilo Sesto

ATRESplayer Premium recupera la figura de Camilo Sesto en su nuevo biopic, 'Camilo Superstar', que busca hacer justicia a la imagen del artista.

Camilo Superstar
Camilo siendo una superestrella. | ATRESMEDIA

Camilo Sesto es una de las grandes figuras de la música en nuestro país. Pero, como a muchos otros ídolos de masas, la televisión y la prensa del corazón consiguieron ridiculizarlo en sus últimos años de vida, creando una caricatura de lo que un día fue. El artista de Alcoy se convirtió en un auténtico mesías en Latinoamérica, con giras de conciertos multitudinarias, números 1 y el aplauso de la crítica y del público. También en España, aunque en menor medida, y con un entusiasmo menos enfervorecido. Todo ello lo podemos ver en Camilo Superstar‘, la nueva miniserie de ATRESplayer Premium que se estrena este 19 de noviembre.

Pese al machaque continuo del artista, su figura sigue vigente. Lo demuestran los cientos de vídeos en Youtube que reaccionan a su mítica actuación de ‘Getsemaní’ en TVE. Americanos, italianos, rusos… todos ellos se quedan sin palabras al escuchar el apabullante registro musical de Camilo Sesto. Incluso el compositor de ‘Jesucristo Superstar’, el mítico Andrew Lloyd Weber, destacó el portento de Camilo. “De todas las producciones realizadas a lo largo del mundo equiparable a la original estadounidense fue la española”.

En la miniserie de 4 capítulos, Alejandro Jato es el encargado de ponerse en la piel del cantante. ‘Camilo Superstar‘ desde luego es un título perfecto para una serie que trata a Camilo como esa gran superestrella que deberíamos recordar. Y en eso la serie acierta, tratando de acercar su figura a varias generaciones que le han perdido el respeto, y que han olvidado lo que consiguió el artista alcoyano. El reparto se completa con Adrián Lastra, Natalia Reyes, Pepe Ocio, Javier Godino, Vito Sanz, Oscar de la Fuente y la colaboración especial de Eugenia Silva y Elena Rivera.

¿De qué va ‘Camilo Superstar’?

Camilo Sesto decide adaptar, en plena dictadura, Jesucristo Superstar, musical moderno, transgresor y con un éxito internacional que revoluciona el país y hace historia. Pero no estará solo en esta gesta. Contará con otros idealistas que, como él, sintieron el impulso de arriesgar y traer a este país la ópera rock más revolucionaria del momento. Los cuatro mosqueteros de esta odisea se enfrentarán a todo tipo de obstáculos. Una odisea llena de contratiempos, algunos fortuitos, pero muchos de ellos provocados por la propia coyuntura del momento.

Demasiado plano para una estrella como Camilo

La miniseria empieza con fuerza. Quizá demasiada, porque se ve diluida en los primeros minutos con un montaje y una edición que desluce completamente la historia. Llegamos a la vida de Camilo Sesto cuando él ya es una estrella. Pero no es hasta el minuto 20 cuando le vemos conocer el musical de ‘Jesucristo Superstar’, un hecho que le cambiaría la vida… y a la sociedad española. Quizá habría funcionado mejor dejar ese momento para el final, y que el primer episodio se centrara en presentarnos a Camilo Sesto.

De todos modos, hay retazos de una historia interesante en esos primeros compases. Obviamente abarcar toda la vida de Camilo Sesto es tarea difícil. ‘Camilo Superstar’ intenta resumirlo todo y peca en comprimir la historia casi hasta el mínimo detalle con tal de llegar al punto del musical. No nos da tiempo a conocer al personaje, a comprender sus decisiones, por culpa de un guion irregular y apresurado. La historia da demasiados saltos sin un buen hilo conductor, y acaba atosigando y perdiendo al espectador, que no sabe a qué momento agarrarse.

Al igual que una dirección demasiado anodina. Algo que se ve claramente en esa ensoñación / flashforward en la que Camilo ya está interpretando a Jesús en ‘La canción del huerto’. No hay emoción más allá de la canción. Falta pulso, falta riesgo, falta… Camilo Sesto.

Camilo y su tropa, preparando el cambio que haría historia. / ATRESMEDIA

Alejandro Jato sale airoso

El cásting para ‘Camilo Superstar’ fue difícil. Encontrar a un actor con la presencia escénica de Camilo Sesto es complicado. Y al final el que lo consiguió fue Alejandro Jato (‘Servir y proteger‘). El actor demuestra un cariño increíble por la figura del cantante. «Es que realmente Camilo cambió en parte la historia del país. Por eso ‘Camilo Superstar’ me parece un homenaje bonito y necesario. La gente joven que vea la serie se va a llevar una gran sorpresa», comentó en Ecartelera para promocionar la serie.

Y ese respeto se trasmite a la pantalla. Es verdad que físicamente dista mucho de Camilo Sesto, pero su manera de hablar, incluso algunas expresiones, nos muestran a ese cantante. Es difícil hacer un biopic y no llevar al personaje a la caricatura. Alejandro Jato lo consigue, y equilibra muy bien su interpretación. Sobre todo gracias a ese respeto del que hablábamos. Aunque, al igual que en la dirección, transmite falta de riesgo y de compromiso.

Pese a ello, la historia de ‘Camilo Superstar’ remonta cuando comienzan a darse apuntes de la creación del musical. Porque esa historia es apasionante. Realmente ayudó a cambiar a nuestra sociedad, que vivía en una época de tardofranquismo, con aún pocos avances sociales, y que veía un musical como ‘Jesucristo Superstar’ como una ofensa a la religión y a los valores cristianos.

Camilo Sesto se enfrentó a todo ello, buscando contar esa historia que le apasionaba, poniendo su dinero, y jugándoselo todo, su carrera, su vida, con tal de llevarla a cabo. ‘Camilo Superstar’ tiene poro delante una tarea titánica, y esperamos que en los episodios que quedan, se tomen decisiones artísticas mucho más hacia delante. Porque si no, corre el riesgo de quedarse en un biopic al uso, anodino y sin personalidad. Algo que precisamente es totalmente opuesto a la figura que pretenden homenajear. Camilo Sesto nunca se quedaba en los márgenes. Lo llenaba todo.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Imagen de Alejandro Jato en 'Camilo Superstar'.
Honor