El motivo por el que Miguel Bosé se vio obligado a pedir perdón al equipo de ‘El Hormiguero’

Miguel Bosé ha visitado 'El Hormiguero' tras su plantón hace unas semanas, motivo por el cual ha querido empezar la entrevista pidiendo disculpas a la audiencia

Miguel Bosé en 'El Hormiguero'. | Antena 3

Este martes 19 de septiembre, ‘El Hormiguero’ ha recibido, por fin, la visita de Miguel Bosé. Cabe recordar que el artista iba a ser entrevistado por Pablo Motos durante la primera semana de la temporada 18, pero un virus le imposibilitó visitar el programa de Antena 3.

Finalmente, Miguel Bosé acudía a su cita este martes. Pero, antes de empezar, y después de recibir una gran ovación del público a su entrada, el cantante quiso pedir perdón a la audiencia de ‘El Hormiguero’. «Gracias Pablo, pero antes de que empecemos, yo quiero pedir perdón, excusas, a todo el equipo de ‘El Hormiguero’, a ti y a la gente. La última vez que tuve que haber venido no pude porque me puse muy enfermito», empezó diciendo.

«Yo creo que podemos hablar de esto, porque asaltaron tu casa con un grupo de diez encapuchados con tus hijos dentro y como consecuencia de eso tu cuerpo te provocó un viaje que te impidió venir a este programa. ¿Cómo fue?», quiso saber Pablo Motos, aceptando las disculpas de su invitado y entrando ya en materia.

Miguel Bosé contó con pelos y señales como fue aquella experiencia tan «terrorífica»: «Fue exactamente hace un mes. Estábamos ya dormidos en mi casa. Eran las 8:30 de la noche cuando, de repente, me despierta alguien y veo que ninguna cara me sonaba y estaba encañonado con una pistola y un silenciador. Vi a mis hijos a pie de cama, estaban rodeados de un grupo con metralleta, pistolas… Todos encapuchados y con máscaras. No eran profesionales, porque nos maniataron con los cordones de nuestras zapatillas».

Miguel Bosé recuerda el momento más surrealista del asalto a su casa

«No hubo violencia. Había empujones entre ellos, gritos hacia mí, pero no hubo violencia contra mí. Yo estaba muy lúcido. Bajé revoluciones y les dije ‘Qué queréis’. ‘Todo lo que nos des’, me dijeron. Empezamos a dialogar y les llevé a las cajas fuertes», ha proseguido contando. «Una experiencia terrible, terrorífica, que no me ha enseñado nada. Pero gracias a Dios, no nos pasó nada ni a mí ni a mis hijos ni a nadie de la casa», explico, con cierto alivio, el artista.

Eso sí, Miguel Bosé les pidió que no separaran a sus hijos, como era la intención inicial de los asaltantes. Estos le hicieron caso, y encerraron a los niños junto con una trabajadora del hogar en una de las habitaciones mientras que él les acompañó por toda la propiedad para que se hicieran con el botín. «Yo os doy una vuelta por la casa y os doy todo lo que tenga», les dijo.

Según contó el artista a Pablo Motos, en un momento dado, el jefe del grupo de los encapuchados le reconoció, Y, para sorpresa de él mismo, le pidió una foto. Un momento de lo más surrealista: «El jefe me mira y les dice al resto: ‘Chavos, este es Miguel Bosé’. Se quita la máscara y me dice: ‘yo soy tu fan’. Y le dije, ‘vamos a llevar por un buen camino esto o se acaban los conciertos’. De repente se oye una voz por detrás que me dice, ‘un selfie, un selfie’. Y el jefe dice: ‘cállate pendejo’. Ahí tuve la sensación de que no iba a pasar nada», ha asegurado, entre risas.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Pablo Motos sorprende con su emotivo mensaje sobre el incendio de Valencia
Carlos Franganillo y Pablo Motos