Christian Gálvez: «Nos gustaría tener tiempo con ’25 palabras’, pero manda la audiencia; cruzamos los dedos»

Hablamos con Christian Gálvez sobre el estreno de ’25 palabras’, el nuevo concurso que llega a Telecinco el lunes en tándem con ‘Reacción en cadena’ para revolucionar las tardes.

Telecinco revolucionará sus tardes a partir del lunes con su doble apuesta por los concursos con ‘25 palabras‘ de Christian Gálvez y ‘Reacción en cadena’ de Ion Aramendo. Mientras ‘Sálvame’ verá reducida su duración, aunque la última hora del ‘Sálvame Naranja’ entre las 19 y las 20 horas se mantendrá en emisión, eso sí en Mitele Plus.

Tras hablar con Ion Aramendi sobre el estreno de ‘Reacción en cadena’ y su competencia con ‘Pasapalabra’, en El Televisero también hemos podido conversar con Christian Gálvez sobre la llegada de ’25 palabras’.

Así, Christian Gálvez nos cuenta cuáles son los puntos fuertes de ’25 palabras’ para hacer frente a la competencia de ‘El cazador’ y de ‘Y ahora Sonsoles’, cómo ha sido adaptar el formato internacional a España y sobre la marcha de Paolo Vasile de Mediaset tras 23 años como Consejero Delegado.

¿Crees que estamos ante una etapa dorada del concurso?

Los concursos siempre han estado presentes en TV, bien a modo de quiz, bien a modo de talent. Siempre ha habido concursos en todas las cadenas y nunca pasan de moda. Creo que el concurso es un formato que puede sobrevivir bien a los nuevos consumos en plataformas. Cuando nosotros generamos un tipo de contenido en el que se mezcla cultura y entretenimiento, que a le gente le gusta jugar desde casa y que también forma parte del coloquio de después en la cena. Yo creo que los concursos siempre han estado ahí, no sé si seguirá siendo una etapa dorada, yo creo que si, pero sino bajamos a la plata, que la plata no está mal porque es mantenerse en el pódium.

¿Cómo te estudias tu la mecánica de un concurso para luego explicarla a los espectadores?

Lo primero es que te enamore el concurso, que mires el formato internacional y te enamore. Luego que te apasione la forma de hacerlo. En este caso estamos todos muy emocionados y tengo un equipo muy pesado. Hemos hecho muchas pruebas, muchos pilotos para ver cómo encajaba la mecánica. Los elementos son pasión, perseverancia y mucho tesón para que la gente participe.

Vuelves a las tardes de Telecinco después de probar suerte con ‘Alta tensión’, pero aquella etapa duró poco en parrilla. ¿Cómo afrontas esta vuelta?

Es verdad que hicimos ‘Alta tensión’, hemos cambiado ahora por este formato en el que hemos depositado muchas esperanzas, muchísimas energías y muchísima ilusión. Con muchas ganas. Durará lo que tenga que durar. Cruzamos los dedos y esperamos poder durar mucho tiempo y podamos captar el interés de la audiencia. Pero al final la tele está viva y más en Mediaset. Y nos pongan donde nos pongan vamos a luchar con mucha ilusión. Pero vamos a celebrar que arrancamos este concurso.

Llegas a una franja en la que ya hay un concurso como ‘El cazador’ que está consolidado y en la que también está el programa de Sonsoles. ¿Cuál crees que es el punto fuerte de este concurso para enganchar a la audiencia?

Al final si te preguntaran en qué franja quieres ir, si es que al final mires donde mires la competencia siempre es buena y la competencia nos hace mejor a todos. ¿Cuál es la mejor franja? No lo sé. Hay franjas mejores o peores pero nunca sabemos cuales van a ser los resultados. Nosotros actuamos en base a las audiencias del día siguiente.

En cuanto a las bazas de este concurso, es que recuperamos la esencia del juego con las palabras. No hace falta tener mucho cultura, pero la cultura si que premia. Es un concurso en el que el ingenio, la rapidez, la agilidad mental y el sentido del humor son bazas fundamentales. Y además es un homenaje a la lengua española. Y luego además es que en este concurso los espectadores se cuelan en el concurso porque cada día alguien desde su casa se van a enfrentar a concursantes del plató para intentar robarles los 5.000 euros diarios que se acumulan al bote.

¿Echabas de menos presentar un concurso como este?

Recuerdo que en pandemia hicimos un concurso como ‘Qarenta’ que gracias a aquello aprendimos mucho y hemos adaptado algunos conceptos a ’25 palabras’. Yo lo que siempre echo de menos es trabajar. Me encanta combinar cultura y entretenimiento y siempre echo de menos trabajar. Tras la pandemia no paramos de inspeccionar el panorama internacional para ver qué formatos podíamos hacer en la productora mientras también buscamos generar nuestros propios programas. Y cuando encuentras uno que te apasiona, que todos creemos que merece la pena y que se puede disfrutar, pues cuando te permite volver a ese concurso de palabras, recuperar a los famosos, tener un bote acumulativo y añadir cosas nos ha hecho mejorar y ser mejores profesionales.

El concurso original dura 25 minutos, ¿Cómo ha sido adaptarlo a 50 minutos?

A nosotros nos gusta rastrear mercado y generar nuestros formatos. Entonces generamos juegos, mecánicas que son adaptables a otro tipo de formatos. Es verdad que es un reto coger un formato de 25 minutos y estirarlo por necesidades de nuestra parrilla. Pero lo hemos conseguido, lo hemos testado mucho, era todo prueba-error, prueba-error y hemos encontrado pocos errores durante los pilotos pero hemos mantenido toda la mecánica y el espíritu del formato original. Y hay muy buen rollo entre los invitados famosos y los concursantes y eso es muy bueno.

Cuando se habló por primera vez de ’25 palabras’ se llegó a decir que se emitiría en directo. Finalmente es grabado. ¿Por qué este cambio?

Cuando hicimos los pilotos encontrábamos que hacer este concurso en directo podría ser discriminatorio. Porque queríamos que los concursantes de casa sean de todas las generaciones, el abanico es muy amplio. Y en determinadas ocasiones nos hemos encontrado que el tema de internet, de la banda ancha, de que hay gente que no maneja bien las nuevas tecnologías como el skype o el zoom podría generar problemas en directo. Y podría mermar la tensión del concurso y los tiempos. Entonces nos generaba muchos problemas y decidimos que por el bien del programa, de los concursantes y de la tensión preferimos mantener todo el espíritu que queríamos del programa en detrimento del directo. Porque así en las grabaciones se puede medir todo y que todo salga a la perfección.

¿Cómo se puede evitar que los concursantes desde casa hagan algún tipo de trampa?

Al final por un lado está el tema del honor. Pero yendo a la mecánica hay que tener en cuenta que tanto el concursante del plató como el que está en casa reciben hasta 25 pistas que se lanzan alternativamente para adivinar una determinada palabra. Al final quién más puntos tenga es el que se lleva 5.000 euros o hace crecer el bote en 5.000 euros. ¿Entonces como hacer trampas con una palabra que tu no conoces? No es una pregunta cerrada que puedes buscar la respuesta, es verdad que puedes tener a alguien chivando un sinónimo pero es muy complicado.

A lo largo de tu carrera has creado cantera de concursantes en ‘Pasapalabra’ y en ‘Tu sí que vales’ tuviste a Rosalía, ¿va a generar cantera de concursantes ’25 palabras’?

Bueno no somos La Masía del Barcelona, ya nos gustaría. No lo hemos pensado, pero lo que si tenemos es concursantes que al final se convertirán en héroes o villanos. Van a ganar y pueden generar empatía o antipatía con el espectador. De momento no tenemos repesca entonces aquí hay que jugar hasta el final. El que gana, si no se lleva el bote, vuelve en el próximo programa. Pero el que no gana se va a su casa, entonces eso genera mucha tensión hasta el final. Ya veremos si generamos cantera, ojalá y la gente tenga a ’25 palabras’ como referencia.

¿Y veremos concursar en ’25 palabras’ a algún mítico concursante de otros concursos?

Quién sabe. Es un amplio abanico, nosotros no hemos cerrado las puertas a nadie. Nos podemos encontrar con cualquier cosa. Tendréis que verlo.

¿Cómo te llevas con la competencia? ¿Cómo es tu relación con Roberto Leal y con los reyes de los concursos?

Bien. Al único que no conocía mucho era a Ion, que estuvo un día en un especial de ‘Alta tensión’, que además lo ganó, y ahora en la promo conjunta que hemos hecho me sorprendió porque es un tío majete, muy generoso. Y con la competencia igual, si es que al final todos participamos de esto. La competición entre concursos es sana, es algo sano porque nos retroalimentamos y mantenemos viva la cultura que es lo que es necesario.

Paolo Vasile se marcha tras 23 años en Mediaset y tu llevas mucho tiempo en la casa. ¿Te ha dado algún consejo de cara a este nuevo reto o guardas algún consejo suyo con cariño que te haya marcado?

Lo mejor de Paolo para conmigo, para con Christian Gálvez y para con Chris, es la ausencia de todo eso. Si yo tengo algo que agradecer a Paolo es que durante todo el tiempo que he estado trabajando en Mediaset que es mucho es que no me dijera como tenía que hacer las cosas, sino que me haya dejado ser yo mismo. Si es verdad que en un momento determinado me dijo habla despacio que fue cuando hice el formato de ‘La belleza nos une’. Solo tengo palabras de gratitud porque me ha dejado ser yo y eso es complicado. A veces el ser uno mismo puede ser arriesgado porque o gustas o no. Y a mi nadie en esta cadena me ha dicho tienes que ser así.

¿Qué crees que van a aportar los famosos a un concurso como ’25 palabras’?

Los invitados famosos lo primero que pueden aportar es experiencia frente a las cámaras, que ya es mucho. Los concursantes vienen al final vírgenes, para muchos es su primera vez en tv. Y lo que aportan los famosos es soltura, destreza frente a las cámaras, tranquilidad, el hecho de poder sintetizar las pistas para favorecer en el tiempo y la agilidad mental. Y luego mucho sentido del humor. Yo me lo estoy pasando muy bien y espero que eso se traslade a la pantalla y la gente vea que si el presentador se lo está pasando bien es porque uno también puede pasárselo bien, sin dejar a un lado la emoción y la tensión.

Ion ha pedido paciencia para ‘Reacción en cadena’ porque en los concursos el trabajo es de picar piedra día a día, ¿tu qué en este caso también eres productor has pedido que se deje asentar el formato y no se tenga tan en cuenta las audiencias al principio?

Al final es la eterna lucha entre las necesidades de un equipo de producción y del presentador y luego la necesidad de la cadena. Y a veces los tiempos coinciden y van a la par y a veces van por lados diferentes. Y es verdad que trabajamos para cumplir una serie de expectativas, que las expectativas se pueden cumplir o no, pero las necesidades pueden cambiar de un día para otro y más en los tiempos que corren en la que cada vez todo es más rápido y cortoplacista y la tele también lo es. Que a nosotros nos gustaría tener tiempo si, pero al final manda la corriente, manda el consumo, manda la cadena y manda la audiencia porque al final nosotros trabajamos para una cadena y la cadena trabaja para unos espectadores.

El tema es que las decisiones se toman con un dato y el dato viene un día después y se notan decisiones en base a eso o a otro tipo de consumos. Lo importante es estar y que cada vez que te necesiten estés y que cada vez que te digan de salir al campo ya hayas calentado. Nosotros venimos calentados y jugamos en la posición que la cadena quiera que juguemos. Lo que queremos es jugar y nos gustaría jugar siempre de delantero, de número 9, marcar muchos goles y llevarnos todos los titulares. Pero a veces hay que jugar de medio centro robando balones o de porteros parando balones. Ojalá duremos mucho tiempo porque es un formato que nos apasiona de verdad, que no dura pues nos pondremos a trabajar en otras muchas cosas.

Eres presentador, pero también productor, ¿cómo ves el futuro de la TV?

Todos podemos jugar a ser Nostradamus. Es verdad que hay una tendencia, pero al final las tendencias son tendencias. Lo que yo he aprendido en todos estos años en TV es que las cosas son cíclicas, que a veces estás arriba, otras estás abajo. A nivel personal, el Chris de hace unos cuantos años daba conferencias sobre las claves del éxito y de un tiempo para acá las doy sobre cómo asumir los fracasos y como un fracaso te ayuda a mejorar. La tele es cíclico, hay un cambio de tendencia en el consumo pero la tele ni puede ni debe morir. Hay cosas que pasan en el mismo momento, una de las señas de identidad de Mediaset que más me gustan es que es una tele viva, que todo lo que pasa se cuenta al momento y la mayor parte de la programación es en directo. Pero es verdad que hay unos determinados target y horarios en los que la gente prefiere la tele bajo demanda. Pero la TV está para entretener, divulgar e informar. Y eso es lo que yo quiero seguir haciendo a través de los concursos mezclando cultura y entretenimiento.

¿Y qué tipo de programas te gustaría hacer en un futuro compaginándolo con ’25 palabras’?

En cuanto a formatos en Fénix Media estamos continuamente trabajando en formatos. Y todo lo que tenga que ver con la cultura, la divulgación y el entretenimiento bienvenido sea. Mientras pueda seguir haciéndolo yo feliz. Y luego en Mediaset para lo que me requieran.

¿Pero cuál sería el formato deseado que te gustaría hacer? ¿En qué tipo de formatos estáis trabajando en la productora?

No puedo contar (risas). Pero si que nos gustaría abrir el abanico, nunca hemos estado centrados solo en concursos, la prueba más reciente fue ‘La belleza nos une’. Y me encantaría que ese tipo de formatos tuviera más proliferación y podamos hacer ese tipo de cosas que es mezclar la cultura, la divulgación y el entretenimiento. Todo lo que tenga que ver con investigar, aprender y hacer aprender a la gente. Somos una productora de emociones.

Hace diez años presentaste debates de ‘Supervivientes’ o ‘Acorralados’, ¿te ves muy alejado del mundo de los realitys? ¿o te gustaría retomar ese tipo de formatos?

Nunca he sabido si yo me alejé de los realitys o si los realitys se alejaron de mí. Fue una época de testeo, de prueba y de transversalidad que es algo que gusta mucho en esta cadena. Y es que tenemos gente muy buena en esta cadena haciendo ese tipo de cosas, ¿para qué competir con ellos? Yo soy muy Darwinista, prefiero adaptarme a los cambios. Es verdad que el Christian de hoy en día no es el mismo de hace 11-12 años. Pero si me lo pidieran sí, porque al final se trata de salir a jugar y seguro que encontraría los motivos suficientes para disfrutarlo. Eso es algo que también le debo a Paolo que es que se me ha permitido disfrutar mucho con los formatos que he hecho, que no siempre se disfruta. En la tele he disfrutado mucho independientemente del dato que luego se haya hecho.

Este verano te vimos en otro tipo de formato como ‘Esta noche gano yo’, ¿Cómo viviste la experiencia? ¿Y cómo viviste que el formato no funcionara y acabara emitiéndose en late night?

El verano al final el consumo es raro, varía dependiendo del tiempo, de estrenos, de plataformas, de vacaciones. Era un formato que Telecinco necesitaba hacer en ese momento, al principio lo viví con miedo por la cantidad de clavos que llevo en el cuerpo porque se nos exigía tanto a Carolina como a mí una participación muy activa. Me hubiese gustado que hubiese salido mejor, pero me llevo la experiencia de haber presentado otro formato alejado del concurso, la experiencia de volver a trabajar con Carolina que es muy generosa y me lo pasé muy bien, sufrí mucho. Y aprender mucho de lo que se puede mejorar. Yo me fui con la conciencia tranquila de que di todo lo que se me pedía.

¿Qué balance haces de este año?

Muy positivo. Hay nuevos proyectos, ahora que tenemos arrancado ’25 palabras’ vamos a ver si ampliamos el abanico de los proyectos que queremos sacar adelante en la productora, luego estoy preparando libro y muy feliz por el estreno del lunes.

¿Qué le pides al 2023?

Le pido que ’25 palabras’ dure mucho mucho para sacar un juego de mesa que me encantaría (risas). Y poder hacer un especial las próximas navidades con los peques que es algo que me encanta.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Cristina Tárrega en 'Vamos a ver'
Isabel Jiménez, presentadora del especial 'Felipe y Letizia, 20 años'.