ActualidadRealitys y programas

Patricia Conde rompe su silencio por lo sucedido en la final de ‘MasterChef Celebrity’: «La TV es mentira»

Patricia Conde se pronuncia después de desconcertar al público con su actitud en la prueba de exteriores de la final de ‘MasterChef Celebrity 7’.

Patricia Conde se ha quedado a las puertas del duelo final de ‘MasterChef Celebrity 7‘ que se resolverá este martes en La 1 de TVE con Lorena Castell y Manu Baqueiro como duelistas. La actriz no ha aguantado la presión y se ha mostrado con una actitud muy sospechosa durante la realización de la prueba de exteriores. Tanto, que ha provocado la indignación de los jueces y la incredulidad en el espectador a partes iguales.

Pepe Rodríguez, Samantha Vallejo-Nágera y muy especialmente Jordi Cruz se han manifestado decepcionados con la postura pasota y derrotista de la concursante en una fase tan crucial y decisiva: «Patricia, en esta prueba has hecho historia. En diez años de programa, primera vez que vemos a una finalista que no quería luchar por la chaquetilla. Has sido una absoluta decepción».

«Y lo peor de todo es que, cuando te intentábamos reconducir, parecía que te tomabas a pitorreo nuestras palabras. Te he preguntado muchas veces y aún no he escuchado algo que yo pueda entender», proseguía abroncándole Jordi antes de concluir el veredicto que le dejaba fuera de la finalísima: «No mereces la chaquetilla para el duelo final».

Y es que, desbordada y desnortada con los platos que tenía que elaborar, Patricia Conde se limitaba a ir deambulando por las cocinas sin saber lo que tenía que hacer. Es más, ha optado por abandonar las fogones al borde de un ataque de ansiedad al no verse capaz de tomar el rumbo del cocinado.

El público, absolutamente perplejo, no ha tardado en buscar explicaciones y lanzar todo tipo de teorías conspiratorias en redes sociales. Muchos han señalado que se trataba de un «troleo» deliberado de Patricia Conde por algo ocurrido fuera de cámaras que no se había visto. «Algo no huele bien«, coincidían numerosos seguidores del talent culinario.

Pues bien, en medio de todo ese revuelo mayúsculo que se ha generado, la protagonista de la noche ha dado unas extensas y contundentes explicaciones a través de un post en su cuenta oficial de Instagram al poco de terminar la primera parte de la gala final.

«Un día nos dijeron ‘esto es un show, no un programa de cocina'»

«Un día nos dijeron ‘esto es un show, no un programa de cocina’. Ha habido amor, ha habido Guerras, yo siempre he sido partidaria del amor y del humor. Y cuando me gritan o no me tratan bien, no lo sé gestionar. Realmente en la final me bloqueé ante tanta presión, pero no solo la del cocinado, sino la de toda la gente que tenemos en frente dando órdenes y sobre todo de lo que dirán de nosotros en redes sociales después. Que ya sabéis algunas terribles consecuencias», comienza el texto en lo que parece una posible referencia al caso de Verónica Forqué.

«Nunca había visto MasterChef y quise investigar desde dentro. Y les estoy eternamente agradecida por la oportunidad de que todos me hayan conocido y ahora sepan que soy actriz y no presentadora por ejemplo. Lo he dicho muchas veces, soy sensible y vulnerable y mi salvavidas es el sentido del humor. Nos dicen que cocinemos o que hagamos un show divertido, como los que nos ha ofrecido mi querido Xavier», prosigue la intérprete.

«Cada uno vive las experiencias a su manera, no todos somos iguales, pero lo que yo he hecho ha sido tratar a todos mis compañeros con respeto pasara lo que pasará. Y, en lugar de sacar el estrés gritando o insultando a los demás, he preferido reírme de mí misma e inmolarme en un divertido show para quitarle hierro al asunto», continúa el post de Patricia Conde.

«Siento no haber sido más competitiva y ambiciosa»

«Y por los comensales no os preocupéis, no solo les dan lo que cocinamos, en el Ritz había más comida. Yo no le pedí a nadie llegar a la final. Yo no eché a Isa o a Nico, de hecho me pareció injusto y me hubiera cambiado por cualquiera de los dos, ellos lo saben. Quiero pedir perdón a mi familia (ellos saben bien que si no duermo no funciono) amigos, al equipo de MasterChef y a todos los que han creído en mí más que yo misma. Pero sabéis lo que os digo, que el giro de la película era que Manu se llevara la chaquetilla porque se lo merecía más que nadie y me sobraban los motivos para frenar y dejar que me adelantara», aclara sobre el verdadero motivo de su actitud en dicha prueba.

Y concluye: «Siento no haber sido más competitiva, y ambiciosa, soy así… cómo habéis visto, tímida, algo rebelde y muy sensible… y payasita, y sobre todo no puedo con las mentiras y antes de ofender a un compañero o creerme mejor que nadie, prefiero reírme de mí misma y ofrecer un show. Lo vuelo a decir, la tv es mentira. Gracias a todos».

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *