OpiniónPortada

Crítica de ‘Élite’: Cuando la ficción juvenil sí funciona

El estreno de la nueva apuesta de Netflix en España está teniendo una repercusión muy grande. Muchos ya saben que es el colegio Las Encinas y conocen mucho de sus habitantes, la élite y la no élite. Tras ‘Las Chicas del Cable’ la gran compañía de producción había puesto su ojo en una serie joven, fresca y adictiva. Netflix lo ha conseguido.

‘Elite’ comienza ambiciosa. Los primeros planos, los alumnos y la vida en este colegio elitista juegan un papel muy importante de cara a que en los primeros minutos la serie consiga atrapar al espectador, todo ello rodeado de un crimen en el colegio. Algo que sin duda atrapa y lo hace a largo plazo.

Los primeros minutos y los sucesivos capítulos hacen que cada personaje coja su altura y atrape al espectador. Pero sin duda, Marina atrapa. La actriz Maria Pedraza interpreta a la protagonista de un modo majestuoso, aportando un algo más que hace que te la creas empatizando con ella y sintiendo por ella.

Los demás protagonistas no se quedan atrás, la relación de Guzmán y Nadia aporta aire fresco y cambios que sin duda hacen que te quedes pegado a la pantalla los 50 minutos de duración, gracias a una interpretación es como la de Miguel Bernardeau y Mina El Hammani. También Ander y Omar consiguen atrapar al espectador, al igual que a la que podríamos tachar de mala malísima, Lucrecia, a quien da vida una majestuosa Danna Paola.

‘Elite’ crea su propio clima, un clima que el espectador quiere ver y disfruta viéndolo. Lujo por todas partes, historias de adolescentes y todo ello rodeado de un misterioso crimen. Es por ello que no podría haber sido mejor la elección de Netflix a la hora de lanzar un producto con estas características y tan demandado en países de Sudamerica o España.

La fotografía y la banda sonora juegan un papel muy importante en ‘Elite’. La serie producida por Zeta Producciones cuenta con una fotografía fabulosa, digna de cine, al igual que las canciones que acompañan a cada capítulo que hacen que esa conexión con el público joven sea mayor aún.

A pesar de que la trama se desarrolle en un colegio, ‘Elite’ no produce claustrofobia, sabe darte en el momento exacto una secuencia en una de las lujosas casas de los alumnos o por el contrario el pueblo donde viven los más humildes, creando una sinergia que hace que el espectador no sienta que está viendo un producto repetido.

La acción transcurre de forma correcta, haciendo que en cada escena la dosis de acción esté en su justa medida, descubres en cada capítulo más piezas que te ayudarán a entender ese puzzle final. Este factor es muy a tener en cuenta debido a que esto hace que capítulo a capítulo el espectador quiera más y no dude en dar al botón para reproducir el siguiente capítulo.

‘Elite’ no es más que la prueba que hacía falta para confirmar que la ficción juvenil si funciona, que es necesaria y que, si se apuesta a lo grande, se consigue. Así lo han demostrado los capítulos de la ficción original de Netflix, algo que sin duda será muy a tener en cuenta a la hora de dar luz verde a próximos proyectos televisivos. ‘Elite’ en su inicio promete, y según pasa la temporada te lo da.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *