Lydia Lozano: "Jorge Javier Vázquez me pidió que nunca contase que hablaba con él"

Lydia Lozano: «Jorge Javier Vázquez me pidió que nunca contase que hablaba con él»

Hablamos en exclusiva con Lydia Lozano, colaboradora de 'Mañaneros' y 'Ni que fuéramos', que hace balance del nuevo 'Sálvame' en Ten

Nadie se imaginaba cuando comenzaba el año 2024 que los colaboradores de ‘Sálvame’ volverían a nuestras vidas, y menos a nuestra televisión, después de que Mediaset cancelara el programa que lideró las tardes durante 14 años y vetara a Belén Esteban, María Patiño, Kiko Matamoros, Kiko Hernández, Víctor Sandoval, Chelo García Cortés y Lydia Lozano.

Sin embargo, tras su incursión en el mundo streaming, gracias, en primer lugar a la apuesta de Netflix, con el reality ‘Sálvese quien pueda’, y después en Youtube y Twitch, a través de Canal Quickie y el programa ‘Ni que Fuéramos Shhh’, las televisiones generalistas volvieron a poner el ojo en los colaboradores que conquistaron a la audiencia durante muchas tardes y noches en Telecinco.

Así llegaron el pasado 3 de junio a TEN, el canal temático de la TDT que ha apostado por ellos y en el que han conseguido asentarse cada tarde, logrando aumentar la audiencia de la cadena y llevarla hasta su máximo diario histórico varios días consecutivos. Ahora, en El Televisero hemos visitado el plató de ‘Ni que Fuéramos Shhh’ para hablar con Lydia Lozano de la nueva etapa que viven y sobre muchos más temas.

¿Qué opinión tiene sobre Ana Rosa Quintana? ¿Aceptaría trabajar con ella? ¿Qué consejo le daría a aquella Lydia de 29 años que comenzó en televisión? ¿Mantiene relación con Jorge Javier Vázquez? ¿Seguirá en ‘Mañaneros’ la próxima temporada? ¿Cómo recuerda a excompañeras como Karmele, Paz Padilla o Ylenia?

Lydia Lozano, es tu turno hoy.

LYDIA – Muy bien, pues yo encantada de hablar con El Televisero, me caéis muy bien.

Te estoy analizando, porque se ha hecho trending topic y viral tu maquillaje en esta nueva etapa.

LYDIA – Hoy he pedido que me pongan blanca. ¿Me puedes decir de qué color voy?

¿Sabes qué pasa? Aquí hay un problema, porque yo soy daltónico.

LYDIA -Vale, pues soy mestiza y el naranja siempre va conmigo con los labios. El naranja da muy buena energía.

El amarillo es mi color favorito, ¿cómo lo ves más tú? ¿Qué energía da?

LYDIA – El amarillo, bueno, el limón, me encanta y me encanta el plátano. Y entonces, bueno, un rollo caribeño.

¿Has ido al Caribe?

LYDIA – Claro. Sí, sí. De joven, de mayor, de todo. Y he bailado bachata. Para bailar una bachata, el tío tiene que decirte «¿quieres brillar chapa?» Y yo la primera vez aluciné. Brillar chapa es que bailas tan pegado, tan pegado, que la hebilla del cinturón del tío, tienes que sacarle brillo. Con tu cadera, con tu ombligo…

Depende de dónde llegue, claro, claro. A Matamoros, por ejemplo, siendo tan alto…

LYDIA – Matamoros está recién casado. No lo sé. No he bailado bachata con Matamoros nunca.

María publicó un vídeo de ella de cuando era jovencita, pero no he visto tantos tuyos…

LYDIA – Estamos aquí hablando de edad (risas). La primera vez que aparecí yo en televisión fue en el año 90. Estaba recién casada. Tenía yo 29 años cuando me casé con Charly.

¿Esa fue tu primera vez en la tele?

LYDIA – Sí. En el programa ‘Hablando se entiende la gente’, presentado por José Luis Coll. Me llamó pija y me cayó mal. Entonces me cabreé. Porque era un programa en el que yo conocía mucho a la directora. Entonces me llamaron porque había un heavy metal, un rockero, un punki. Y me dijo la directora «Tú vas de tía normal». Y cuando entra José Luis Coll., dice «Y tenemos a la pija». Y me sentó fatal.

¿Tú te consideras pija?

LYDIA – No. Ni soy clasista como me dijo Laura Fa, es de las cosas que más me han dolido. Me gustaría a mí que Laura Fa conociese a todo el mundo que yo conozco y dónde he estado metida yo.

¿En dónde?

LYDIA – Pues en todos los garitos… No soy nada clasista.

Ya, es que tú también eres divertida. Se te ve.

LYDIA – Pues mira, eso es lo que mejor me pueden decir, que soy divertida. Pues sí, conozco a todo el mundo de todas las esferas sociales y de clasista nada.

¿Qué le dirías a esa Lydia de 29 años cuando empezó, siendo la Lydia de hoy? Sabiendo todo lo que ha pasado.

LYDIA – Qué suerte has tenido, Lydia, de no haber parado nunca de currar.

¿Y un consejo?

LYDIA – ¿Es que sabes lo que pasa? A mí en los consejos en dólares. No se lo daría ni a Lydia. Pero le hubiera dicho: «¿Lydia, dónde te metiste». Sí, le diría «¿Dónde te metiste? Vaya marrón».

Si no, ¿a qué te hubieras dedicado tú?

LYDIA – Bueno, yo quería ser psicóloga, pero psicología era física y química y yo era de letras. Entonces, yo pienso que para ser un buen periodista hay que tener mucha psicología a la hora de entrevistar. Entonces, como no hice psicología, pues dije «Pues me voy a ir por una ramita, que voy a tener que tirar un poquito de psicología».

Lydia, te voy a hacer hoy varios juegos rápidos. Se lo hice el otro día a Víctor Sandoval y se trata de rememorar, o saber, sobre todo, tu opinión de gente que ha pasado por la historia de ‘Sálvame’.

LYDIA – A ver, si por ese programa ha pasado todo Dios.

Ylenia.

LYDIA – Me parece de los personajes más inteligentes que he conocido yo dentro de un reality. Y me da pena que haya desaparecido de la tele, porque la considero muy valiosa. Es rápida, he trabajado con ella, es muy buena compañera y, sobre todo, muy inteligente.

¿Crees que no lo gestionó muy allá?

LYDIA – Bueno, cada uno hace con su vida lo que quiere.

Paz Padilla.

LYDIA – Pues de Paz Padilla puedo decir que en los grabados de Navidad que hacíamos para poder cenar con nuestras familias en Nochebuena, es cuando más me he dado cuenta de lo buena que era haciendo humor, llevándonos a todos al desastre en un plató…

¿Y en lo personal qué tal con ella?

LYDIA – En lo personal, he perdido el contacto. Hace mogollón que no la veo.

¿Te gustaría tenerla aquí? En ‘Ni que fuéramos…’

LYDIA – Yo creo que Paz no querría ella venir aquí.

¿Y tú querrías?

LYDIA – A mí me da igual. Yo trabajo con todo el mundo.

Karmele Marchante.

LYDIA -¡Ah! ¡Ah! (grita) ¿Has visto el vídeo de hoy? ¡Es buenísimo! Te lo juro. Es que ha sido como brujo. Hace años que no sé nada de Karmele, ¿vale? Bueno, pues he visto este vídeo de Karmele.

VIDEO KARMELE – (Cariñas, amigas, cariñas, amoras. Os espero en la sala Mirador el próximo domingo, día 28, en las comadres, a las doce del mediodía, que vamos a hablar sobre salud mental. Así que vamos, vamos, vamos, vamos, vamos.)

LYDIA – Aparte de que me encanta ver que sigue ahí, pues todas las cosas que ha reivindicado. Por ejemplo, yo creo que con Karmele fue la primera vez que yo oí la palabra, por ejemplo, jueza. La palabra médica. No usaba nunca el masculino, fue la primera persona que en televisión empezó a usar el femenino. La verdad es que la mirábamos y nos reíamos. Creo que es una fiel seguidora a sus ideas. Siempre se ha mantenido igual. Y punto pelota.

¿Y en lo personal?

LYDIA – Hace mogollón que no se nada de ella.

¿Si te proponen un finde con ella en una casa rural?

LYDIA – Bueno, pues creo que cogería mejor un avión (risas). No sé, a otro sitio. Yo pasé al primer puesto cuando ella se fue porque ella estaba a la primera. Nunca me he dado cuenta si los puestos en ‘Sálvame’ eran por edad o por antigüedad, pero yo juraría que yo llegue antes.

Yo a Karmele la traería aquí un día.

LYDIA – Bueno, te digo lo mismo que de Paz Padilla. Que la llamen y que diga ella si quiere venir o no.

Aída Nízar.

LYDIA – Marcó una temporada muy intensa en Telecinco, y creo que las personas que se lo curran tanto, marcan una imagen, un estereotipo. Recuerdo ese cacho descapotable que tenía y que todo el mundo la insultaba. Y yo decía ¿por qué va descapotada? Entonces, creo que dio su momentazo y subía mucho las audiencias. Creo que todo el mundo que sube la audiencia tiene un valor y no se la puede defenestrar.

Terelu.

LYDIA – Terelu, compañera mía en ‘Mañaneros’. Claro, ayer estuve con ella.

¿Pero sois amigas?

LYDIA – Bueno, es que yo nunca he sido tan amiga de Terelu como parecía ser. Yo he sido compañera de Terelu. Terelu ha estado siempre en programas en Telemadrid.

En ‘Con T de tarde’, ¿no?

LYDIA – Ah, muy bien. Cómo se nota que haces crónicas de televisión. Pues en la época de ‘Con T de tarde’, hemos salido mucho juntas, pero no hemos sido de llamarnos y contar un problema. Yo con la que realmente he tenido más confianza es con Carmen Borrego. ¿Sabes cuándo me hice amiga de Carmen Borrego? En el ‘Sálvame Okupa’.

Paqui ‘La Coles’.

LYDIA – Paqui ‘La coles’. Pues ni fu ni fa. ¿Te gustó aquel desmayo? Cuando sucedió ese desmayo, creo que es la primera vez que una de mis jefas me llamó «Inconsciente, ¿que qué imagen estás dando?». Fíjate, después de todo lo que he hecho. Pero es que yo no me lo creí. Cuando yo no me creo algo, pues bueno.

Ana Rosa Quintana.

LYDIA – Ana Rosa me parece que es una mujer que nunca tenía que haber dejado las mañanas. Y no me creo que estuviera tan presionada como dice para hacer las tardes. Ella quería cambiar. Esa es mi opinión. A mí me encantaba por las mañanas, me encantaba. Y luego, bueno, pues yo no esperaba este programa. Yo pensé que iba a hacer algo más movido. Es que es como pasar de no sé qué barco decirte a un barco tranquilito…

De un yate a un bote, ¿no?

LYDIA – Pues sí. ¿Pero quién iba en el bote? ¿Los de ‘Sálvame’? (risas) Habría que buscar un símil. Yo lo veo todo como muy vuelta al sofá. No sé, es que nosotros hemos movido mucho. Jorge Javier empezó a enseñar las cosas que antes no se enseñaban. Los pasillos, el cuarto de baño. Y creo que eso ha sido maravilloso.

¿A quién echas más de menos de todos los compañeros que iban frecuentemente a ‘Sálvame’?

LYDIA – Pues mira, Gema López. Hombre, es que tantos años ahí, al lado de ella. Es que sé lo que va a decir. Sé cuándo se va a reír en ‘Espejo público’. Sé todo, la sé cuando se mueve, cuando hace así con la cabeza, cuando te suelta una burrada y luego se ríe para quitarle importancia de que te está llamando de todo. Es muy buena, muy buena. Pues mira, echo mucho de menos a Frigenti, me reía mogollón. No sé, es que éramos tantos colaboradores que echo de menos lo que es el mundo ‘Sálvame’.

Hay un juego que se lo hacen mucho a los influencers. El juego se llama: Fuck, Marry, Kill.

LYDIA – No soy influencer. ¿Me puedes decir un poquito de qué va?

Fuck es tener sexo. Marry es casarte. Y Kill es asesinar.

LYDIA – Anda, si me lo hubieras dicho así…

Entonces, yo te voy a proponer que digas a tres compañeros de ‘Ni que fuéramos’ para hacer cada una de esas acciones.

LYDIA – ¿A quién mataría? No soy influencer. Yo no mataría a nadie.

Pero es siempre desde el buen rollo.

LYDIA – No, pero es que a mí no me parece buen rollo eso. Si lo ven las influencers, Lydia Lozano no lo ve, que no es influencer. A ver, pregunta, que somos cuatro monos aquí.

Venga, vamos a empezar por el Fuck ¿De todos los que aquí, con quién tendrías sexo?

LYDIA – Ninguno (risas). Bueno, como siempre ha dicho que tuvo rollo conmigo y es mentira, pues por probar, a Matamoros.

Marry. ¿Con quién te casarías?

LYDIA – ¿Con quién me casaría? Con María Patiño. Podría ser una locura. Me divorciaría pronto, pero disfrutaría los primeros meses.

¿Y Kill, sin llevarlo al extremo?

LYDIA – Kiko Hernández, porque no me gusta nada cómo ha venido de Melilla. Todo lo que me dijo en el avión, yendo a Netflix, no lo está cumpliendo. Que se iba a portar súper bien, todo lo que me quería, me adoraba, «nunca te voy a llamar vieja»… Vamos, que ha llegado aquí. Entonces, yo creo que el aire de Madrid no le sienta bien. O tengo que ir siempre con él a mucha altura.

Yo le veo también que ha venido duro, el tío.

LYDIA – Sí, lo echaba de menos. Y eso que decía «No, no voy a estar en este programa. Yo no quiero volver». El golpe que dio el otro día con el móvil en la mesa… O sea, tuve un déjá vu. Todos los días, cuando se cabreaba, daba un golpe.

Le pregunté a Víctor que si recibiera una oferta de Ana Rosa para ir a su programa, que sí lo aceptaría. ¿Tú lo aceptarías?

LYDIA – Yo nunca he dicho que no a un programa. Pero el trabajo es el trabajo. Tú te tienes que amoldar. Entonces, pregúntaselo al de la cuarta planta, si yo podría ir. Y luego diría que sí.

Si Ana Rosa te llama y te dice Lydia, 5.000 euros cada día por estar en ‘TardeAR’.

LYDIA – Pero, a ver, te he dicho que lo haría, y no por dinero, porque nunca pregunto qué me van a pagar, y eso lo sabe mi repre. Muchísimas veces que he dicho que sí. Por ejemplo, a un polígrafo. Entonces, yo llamaba al que me echaba las cartas, antes de ir, y preguntaba: «¿Tengo que hacer este poli?». Y cuando me decían que sí, viniendo al Deluxe, le preguntaba «Oye, por cierto, José, ¿qué voy a cobrar por el poli?». Fíjate lo poco pesetera que soy. Entonces, me da igual lo que me ofreciese. Primero lo tiene que decir la cadena y luego pues…

Buena respuesta.

LYDIA – A mí me gusta trabajar y he trabajado con jefes horrorosos, con jefes buenísimos y yo siempre me he amoldado a todo…

En esta nueva etapa, al principio se habló mucho de quiénes os habían felicitado, quién no… Creo que pusisteis una encuesta sobre Jorge, si se había mojado lo suficiente o no, sobre ‘Ni que fuéramos’. ¿Tú has echado en falta a lo mejor un mensaje de él o ha sido de los que ha estado a tope?

LYDIA – Mira, un día me dijo Jorge, «¿Quieres hacerme un favor, Lydia?». Y le dije, «Lo que quieras, Jorge». Y dijo «Nunca digas que hablas conmigo, porque siempre la cagas». Desde hace tiempo, no voy a decir si hablo con Jorge o no. Por supuesto que nos mensajeamos, por supuesto que me ha hablado del programa, por supuesto que me río con él, igual que yo, al día siguiente por la mañana, le digo «Enhorabuena por la audiencia» o «Cómo me estoy riendo cuando le has dicho a Carmen Borrego esto». Yo, en ‘Supervivientes’, siempre estoy hablando con él, pero me dijo que no contase nada de lo que hablamos.

Yo le echo de falta aquí también.

LYDIA – Le echo en falta en mi vida.

En la pelea que hubo de Belén con Riesco, yo pensaba «¿Qué pensará Lydia si estuviera en el programa?» ¿Cómo lo viviste tú?

LYDIA – Lo vi enterito. No me podía despegar del programa. Creo que Matamoros estuvo impresionante mirando a cámara, como sabe hacerlo él. Y luego, bueno, pues entre Riesco y Belén… a ver, a mí siempre me han dicho que yo me subo al palito y que soy muy fácil para cuando me dicen una tontería ponerme a llorar o a reír o a bailar y tal. Yo creo que ayer el palito se lo puso Marta a Belén y Belén se subió al árbol, no al palito, ni a la raíz, se subió al árbol.

Entonces, ni le he llamado ni nada porque la verdad es que me tenía que levantar súper pronto para hacerme pruebas por lo de la espalda y me acosté súper pronto. Y que, por cierto, era como un after hour, la primera vez que me acuesto de día. Una cosa tremenda, lo que me está pasando a mí. Entonces, a ver, Marta no tiene nada que perder. Y vino a poner el palito y vino a hacerse quinientos ‘Sálvame’ en un cuarto de hora.

Cuidado, porque el primer día la cogió rápido contigo.

LYDIA – Sí. Luego me ha dicho gente: «Es tan feo», porque pensándolo, si yo te hago un favor familiar y, sobre todo una enfermedad, nunca lo utilizaría para ser mala. Está muy bien que la gente me utilice de cebo para empezar en un programa, pero luego llegué a casa y digo «Pero qué feo lo que ha hecho». Le tenía que haber pedido perdón y luego qué feo. Porque cuando se hace un favor, nunca se echa en cara.

Para mí, el primer día de Marta, creo que todos os cagasteis con ella.

LYDIA – A ver, ante la pregunta de que si se había sentido un poco Rocío Carrasco, cuando la vi, luego dije «Uf».

Ayer, para mí, Belén fue la única que se atrevió y el primer día a los demás os vi muy suaves y yo creo que tampoco es eso. Aunque a lo mejor Belén perdiera las formas, yo considero que se atrevió. De hecho, se atrevió ella y Víctor ya se atrevió también.

LYDIA – Yo tenía muchas preguntas apuntadas, y yo tengo el móvil petado de cuando estaba haciendo la entrevista, compañeros suyos de la cadena de enfrente, diciéndome lo que hacía, lo que no hacía, a qué hora se iba, a qué hora llegaba. Entonces yo venía preparada, pero cuando te sientas en un plató y dices «Menos mal que no tenía el chat». No me mola Marta.

María ha abierto un melón estos días, que me parece súper interesante, que Belén te lleva a sus guerras y luego ella sella la paz y tú te quedas en la guerra.

LYDIA – A mí también me pasa con amigos porque das la cara y luego… A lo mejor María considera que es mejor seguir siendo amiga de Belén y no le da tanta importancia. «Oye, pues esta tía ha dado mucho la cara por Belén y te quedas tú ahí tirada».

¿Te ha pasado con Belén alguna vez?

LYDIA – ¿Sabes quién es experto en esto? Kiko Hernández. Kiko Hernández se tiraba toda la semana poniendo verde a fulanito. Y luego fulanito llegaba al ‘Deluxe’ y al primero que le daba dos besos era a Kiko: «Hombre, Kiko, qué guapo estás». Y yo decía «No me lo puedo creer». Yo creo que ahí está la astucia de que al final le caigas tan bien al personaje que casi se olvide de lo que le has dicho en un programa cuando tú no estabas.

Pero en el caso de Kiko, yo lo veo distinto, porque él creo que va provocando. Lo va provocando, es listo, como dices. En el caso de Belén, la veo más emocional. ¿Te ha pasado con ella?

LYDIA – Bueno, a mí me ha pasado con todo el mundo en ‘Sálvame’. Hombre, era tardes de pum, pum, pum, pum, pum. Y luego Jorge Javier venía y me decía «Venga, dale un besito a Lydia». Y yo: «No quiero, Jorge, no quiero, Jorge. Es que no le voy a dar un beso». «Venga, hombre, Lydia. ¿A que tú la quieres? ¿A que tú la quieres?», me decía Jorge. Y terminaba dando un beso porque realmente pensaba en qué iba a pensar la gente si no le daba un beso. ¿»Qué chunga es» o «Qué rencorosa»? Y luego yo llegaba a casa y pensaba: «¿Y por qué coño le he dado el beso?».

¿Vas a seguir en TVE la temporada que viene?

LYDIA – Llama al director. No lo sé.

Digo si tú tienes contrato de seguir.

LYDIA – Te voy a ser sincera. Cuando me llamaron, como yo soy muy fiel a Fabricantes, pensaba que a lo mejor íbamos a hacer otro programa, entonces dije que no quería un contrato, que mejor ir día a día. Por si surgía algo con ellos, poder compatibilizarlo y no dejarles tirados tampoco a ellos. Pero yo creo que soy muy clara. Soy muy clara a la hora de firmar un contrato.

Ya, pero digo, ¿por ti seguirías?

LYDIA – Yo sé que están muy contentos conmigo. Y yo con ellos.

¿Con Terelu también?

LYDIA – Bueno, es que voy un día con ella y es que con Terelu, la conozco tanto, que ya sé cuando se sube al palo o cuando me dice: «No te voy a contestar a eso». Pues ya está.

Lydia, muchísimas gracias por esta entrevista.

LYDIA – Ha sido un placer conocerte.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Belén Esteban subraya la contradicción de Olga Moreno tras su feo a Jorge Javier en ‘Supervivientes’
Víctor Sandoval en la rueda de prensa de Nacho Cano

Archivado en

·