Ni el propio Javier Ungría da crédito a su impresionante cambio físico tras ‘Supervivientes’

Javier Ungría, el último expulsado de 'Supervivientes 2024', se ha mostrado impactado al ver su increíble transformación física

La reacción de Javier Ungría al mirarse en el espejo. | Telecinco

Como cada lunes en el ‘Última Hora’ de ‘Supervivientes 2024’ pudimos ver la reacción del último expulsado, Javier Ungría, al verse por primera vez en el espejo y comprobar el cambio físico que ha experimentado. El exmarido de Elena Tablada se quedó impactado al ver lo mucho que ha adelgazado durante estas semanas de programa.

Pese a no ser uno de los concursantes más conocidos por el público, el empresario ha conseguido ganarse el cariño de la audiencia que le ha salvado en numerosas ocasiones de la expulsión. Del mismo modo, también se ganó el cariño de todos sus compañeros, quienes reconocieron que, con su marcha, se iba una de las mejores personas del concurso.

Sin embargo, Javier Ungría puso fin a su aventura en ‘Supervivientes 2024’ el pasado jueves. Precisamente tras una semana en la que él mismo había pedido ser el expulsado debido al conflicto que tiene en España con la madre de su hija. En estos momentos, el exconcursante se encuentra aislado en Honduras, en donde permanecerá hasta el próximo martes, cuando regrese a España.

Lo primero que ha hecho el empresario nada más salir expulsado, al igual que el resto de sus compañeros, ha sido disfrutar de una buena ducha y de una exquisita comida. Dos cosas de las que más se echan de menos en los Cayos Cochinos. Además, también ha podido verse en el espejo y comprobar, de primera mano, lo mucho que ha adelgazado.

La reación de Javier Ungría al verse en el espejo

«Increíble. Ay, mi madre», eran las primeras palabras de Javier Ungría tras apreciar su nueva imagen. Mientras se tocaba la barriga, repetía: «Madre mía». «Estoy alucinando», insistía al tiempo que se miraba la cara, muy sorprendido por la enorme barba que se le había quedado. «De piernas no he perdido tanto. Creo que hará perdido 8 o 10 kilos», vaticinaba. «De cara parezco un náufrago. Alucino», sentenciaba el exsuperviviente.

Tras este momento de rigor, llegaba el de la ducha, otro de los más esperados por todos los famosos que van saliendo expulsados. «Dios mío una ducha. No sé lo que va a salir de aquí. No me creo este momentazo», comentaba antes de meterse debajo del agua. Una vez dentro, se mostraba todavía más encantado: «Madre mía, por Dios, qué placer. Esto lo tenemos en el día a día y no lo apreciamos». «No sé cómo explicar la sensación de la ducha, mira el color de la espuma», indicaba.

El tercer momento más esperado por todos los expulsados es el de la comida. Los exconcursantes pueden disfrutar, sin límite de tiempo, de un gran banquete en el que no falta de nada. Javier Ungría no daba crédito a lo que veían sus ojos: «La madre que me parió, Dios. Madre mía. No sé ni qué decir con esto aquí ahora mismo. Dios mío, gracias».

Estos son los compañeros con los que no compartiría la comida

«Comiendo sin tiempo. Nunca pensé que esto podría ser tan increíble. Por mis compañeros, por vosotros que sois unos valientes. No sabéis lo duro que es esto», reconocía el empresario. Desde el programa han querido saber con qué compañeros compartiría ese banquete. A lo que él respondió: «Me encantaría compartirlo con Pedro que está bajo de energía pero, por otro lado, con Gorka, con Arkano y con Torres que son los amigos que me voy a llevar de aquí».

Respecto a los compañeros con los que no le gustaría compartir la comida, Javier Ungría dejó claro que «con Kiko pero Marieta y Miri se han quedado ahí en el borde. Es una pena pero dudo que tenga relación con ellas fuera», sentenció.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Kiko Matamoros en 'Ni que fuéramos Shhh'
César Muñoz en 'Así es la vida'.