La barbaridad que se oye decir a Sonsoles Ónega sobre Daniel Sancho trae gran cola

'Y ahora Sonsoles' obtuvo el testimonio de una expareja de Edwin Arrieta y la reacción de Sonsoles Ónega es polémica

Sonsoles Ónega habla del caso Daniel Sancho
Sonsoles Ónega habla del caso Daniel Sancho | Antena 3

Sonsoles Ónega ha levantado grandes ampollas por unas palabras sobre el caso Daniel Sancho en su programa de Antena 3. Esta semana, ‘Y ahora Sonsoles’ se ha volcando con ello y ha conseguido en exclusiva un testimonio muy impactante que da un giro más al suceso del momento. Se trata de una antigua expareja de Edwin Arrieta.

Su participación ha sido la gran baza con la que ha contado el magacín vespertino para retener a la audiencia y competir contra la llegada de ‘TardeAR’, la nueva apuesta de Ana Rosa Quintana. El lunes 18 emitieron algunas de las demoledoras declaraciones de este testimonio y el martes 19 le llevaron hasta plató para seguir ahondando en ello.

En ‘Y ahora Sonsoles‘ le definieron como «el hombre que pudo ser Daniel Sancho». Destapó las amenazas, extorsiones e incluso agresiones físicas que recibió durante mucho tiempo por parte del cirujano colombiano. «Me chantajeaba. Chantajeaba con hablar con mi familia, con que me iban a pasar cosas, con que me iba a mandar a personas y que tenía personas siguiéndome», reveló.

Pero la confesión verdaderamente impactante vino después. «En mi mano tengo una cicatriz de una mordedura que él me hizo en una de sus agresiones. Realmente, yo me sentí identificado con Daniel Sancho cuando vi la noticia. O él me hubiese matado o yo le hubiese matado», llegó a declarar ante una Sonsoles Ónega atónita.

Precisamente la reacción de la presentadora a este escalofriante relato ha sido muy sonada (y criticada). Aparte del blanqueamiento que se ha advertido sobre la imagen del hijo de Rodolfo Sancho, la periodista verbalizó una frase muy polémica: «La desgracia de Daniel Sancho es dar con un tipo como este», soltó en referencia a Arrieta y tras oír a esa antigua expareja.

Eso sí, consciente de su barbaridad y de que con su desatinada frase se podía interpretar que estaba justificando de alguna manera el crimen, Sonsoles Ónega se apresuró en matizar lo que acababa de decir: «pero es verdad que lo acaba matando y eso es indudable».

No obstante, el momento en cuestión se ha viralizado en redes y las críticas le han llovido por doquier. Son lapidarias:

https://twitter.com/fernandasr40/status/1704564085726052720?s=46&t=JlFYLjnCA7ldF57J-fWsRA

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Sonsoles Ónega y Miguel Lago
Sonsoles Ónega en 'Y ahora Sonsoles'.