Anabel Alonso: «‘MasterChef’ en absoluto está preparado, no he visto nada de lo que dice Patricia Conde»

Hablamos en exclusiva con Anabel Alonso tras ganar ‘MasterChef Navidad’: le preguntamos qué tiene el programa para participar siempre que la llaman y sobre la polémica con Patricia Conde.

TVE apostó estas navidades por sustituir la edición de ‘MasterChef Junior’ por ‘MasterChef Especial Navidad‘, una serie de cinco especiales en el que exconcursantes del ‘Celebrity’ volvían a competir por la victoria. Tras cinco programas, Anabel Alonso consiguió por fin ganar el talent de cocina tras haberlo intentado ya en la segunda y en la cuarta edición del ‘Celebrity’.

Anabel Alonso consiguió la chaquetilla en la primera prueba de seguir al chef, un reto muy caótico con Carmina Barrios y Mario Vaquerizo volviendo locos a todos, llegando incluso a incendiar las cocinas. Tras ello, la actriz de ‘Amar es para siempre’ se enfrentó a la Terremoto de Alcorcón en el duelo final llevándose finalmente el triunfo.

Dos días después de la emisión de la final, en El Televisero hemos podido hablar en exclusiva con Anabel Alonso sobre su paso por esta edición de ‘MasterChef Navidad’, sobre cómo ha vivido su victoria en su tercer paso por el programa, sobre por qué dice siempre sí al talent culinario y sobre las polémicas acusaciones de Patricia Conde hacia el mismo.

A la tercera va la vencida, ¿cómo te sientes tras haber podido ganar por fin una edición de ‘MasterChef’? ¿Te has quitado una espina de encima?

Hombre es una maravilla ganarlo, pero tampoco tenía esa espinita. Yo cuando voy a ‘MasterChef’ voy sobre todo a aprender, a divertirme, a currar, a sufrir y a llegar lo más lejos posible. Ganar nunca fue mi objetivo, era más que nada irme superando, que eso sí lo he hecho. Y si que a la tercera ha ido la vencida pero quiero recalcar que Boris también ha ido tres veces como yo y los demás han ido dos. Es verdad que a la tercera ha ido la vencida, pero no soy la única. Y si soy sincera en mis quinielas no estaba yo como ganadora.

Tú no te veías ganadora, pero tus compañeros sí porque no paraban de decir «Anabel ganadora». ¿Te ponía más presión eso?

Sí, me metía mucha presión. Siempre estaba diciéndole a la Terre, «Terre por favor cállate». Algunas veces se oía el cállate y otras no (risas). Pero si que es como eso que vas en el coche y dices mira no hay tráfico y de repente hay un atasco. Y yo no quería que se gafara nada. Pero si me agobiaba bastante, pero ha sido un disfrute la edición. He disfrutado mucho con los compañeros y estoy muy contenta con los cocinados que he hecho, no ha sido fácil porque de las cuatro pruebas de eliminación he estado en tres y lo he tenido que sudar, pero muy satisfecha y muy sorprendida.

Era tu tercer paso por ‘MasterChef’, ¿qué tiene el programa para que siempre hayas dicho que sí a volver y a participar en él?

Pues lo que decía antes. Es un programa en el que haces algo que no es lo que haces siempre, no es tu punto fuerte y hay mucho que aprender y experimentar. No solo de la cocina, sino de la presión del trabajo, servir a 100 comensales, solucionar imprevistos. Es como un reto en el que además ves que los conocimientos son muchos a la vez y a veces te aturullas pero ves cómo se van quedando y vas poniendo cosas en práctica.

Apostaste por un menú en homenaje a tus orígenes, a tus padres y a tu mujer Heidi, ¿te costó elaborarlo?

El menú era complicado porque tenía muchas elaboraciones, pero todas las había trabajado y sabía como se hacían. Desde la baja temperatura, la emulsión. Yo cuando llegué a ‘MasterChef’ no sabía ni hacer una mahonesa, y ahora sé hacer todo. Aunque es complicado desde fuera, una vez lo aprendes es una maravilla.

Cuando quedábamos seis o así nos plantearon que teníamos que ir pensando en un menú para la final porque iba todo muy rápido, fueron cinco programas en cuatro semanas. Y yo al principio pensaba para qué me voy a meter en este fregao si no voy a llegar. Y luego me puse en contacto con Toño, de Atrio. No con mucha esperanza de que me echara una mano porque es un chef de éxito, está muy solicitado y este año ha ganado la tercera estrella Michelín pero me dijo que sí.

Y yo quería que el menú me representara y hacer una especie de biografía aprovechando que tengo una vida muy variada. Yo le plantee la idea a Toño y con los datos de que mi familia venía de Salamanca pues los ibéricos, el guijuelo, el cerdo y como vasca la merluza y de postre pues se lo quería dedicar a las mujeres de mi vida, que por cosas de la vida tanto mi madre como mi mujer son argentinas. Y el trabajo que hizo Toño fue maravilloso y tuvo mucha paciencia conmigo porque era muy complejo organizarlo todo. Sin él y sin su compañero Montes no habría podido hacer nada.

Anabel Alonso: «Quería que el menú me representara y hacer una especie de biografía aprovechando que tengo una vida muy variada»

Anabel Alonso en la final de ‘MasterChef Navidad’

Muchos han aplaudido el momento en el que entraron en las cocinas tu mujer Heidi y tu hijo Ígor, y que se visibilizara así a una familia formada por dos mujeres en el prime time de la cadena pública. ¿Crees que este tipo de gestos puede ayudar a la gente del colectivo y a normalizar lo que debería ser normal?

Yo creo que sí, las reacciones y los mensajes que he tenido han sido de aplausos a ese paso, y yo lo que digo es que esta es mi familia. Mi familia es mi mujer y mi hijo, mi madre por su edad no podía estar allí. Y realmente no pensé en la trascendencia y es maravilloso porque es verdad que mucha gente lo ha aplaudido y otra gente directamente me felicita por la mujer y por el hijo que tengo. Es decir unos recalcan el bravo, que no lo considero ni valentía ni un gesto, es mi familia, y luego que mucha gente me de la enhorabuena me hace feliz.

El hecho de que eso se visibilice en la cadena pública en un momento en el que queda mucho por avanzar con los ataques al colectivo por parte de partidos de ultraderecha como Vox si puede ayudar, ¿no?

Sí, si totalmente. Los derechos cuesta mucho ganarlos y se pierden muy fácilmente. Me parece un gesto muy importante para ponerlo ahí y que se vea la realidad de las diversas familias y la mía es una de ellas. Porque es verdad que están sufriendo, estamos sufriendo muchos ataques. Hay mucha gente que le gustaría quitarnos los derechos ya adquiridos y eso no se puede permitir.

¿Qué se aprende en ‘MasterChef’ más allá de lo gastronómico? ¿Te has visto sobrepasada alguna vez por la tensión y la presión dentro del programa?

‘MasterChef’ es las dos cosas, aprendizaje y mucha tensión por otro. Yo echo la vista atrás y he aprendido muchísimo. Me acuerdo que la primera prueba que me tocó hacer era hacer una papilla a un niño y yo no sabía que la parte blanca no se le echaba porque amarga. Así empecé y mira como acabé el lunes. Y luego a nivel personal he aprendido que hay que perseverar, como en el mundo del deporte y en la vida. Si no te sale algo a la primera, no hay que desistir, hay que probar, aprender y lo puedes conseguir y a la vista está. No hay que tirar nunca la toalla.

Y si que es verdad que me he visto sobrepasada por las tensiones de los cocinados en exteriores o cuando tienes que tener unos tiempos, unos resultados y hay gente esperando. O que te daban unas materias primas y no sabías que hacer con ellas. Yo en un escenario si me quedo en blanco tengo recursos pero en una cocina no los tenía pero al tirar para adelante te va generando autoestima en ti mismo.

«Invitar a Ayuso fue polémico, pero también es un programa que ha invitado a todos los políticos»

Anabel Alonso gana ‘MasterChef Navidad’

Una de las acusaciones que se han hecho en los últimos tiempos y que expuso Patricia Conde fue que en ‘MasterChef’ es todo mentira, que se apagan hornos para generar tensión entre los concursantes. ¿Qué opinas de eso?

Yo he estado en tres ediciones y no he visto nada de eso. No he visto que se apaguen hornos, ni que se escondan cosas ni he visto absolutamente nada. Y no puede estar nada preparado. Ganar este premio me ha costado sangre, sudor y lágrimas. No necesariamente en ese orden, pero están los tres ingredientes y a mi nadie me ha regalado nada. En absoluto está preparado.

Tras la final de la última edición de ‘MasterChef Celebrity’ se levantó mucha polémica con Patricia Conde. Tú no dudaste en cuestionar sus palabras sobre las drogas, ¿has podido hablar con ella? ¿Qué le dirías ahora?

No. Yo creo que el tema ya está. Ella dijo lo que dijo. Yo puse los tuits que puse, ya te digo que yo jamás he visto nada de eso. Y ya está, no tengo nada más que añadir.

Otro de los momentos que se ha comentado mucho de la final es el cocinado tan caótico que se vivió en la prueba de seguir al chef en la que ganaste la chaquetilla. ¿Cómo viviste esa prueba con Carmina Barrios y Mario Vaquerizo sin parar de hablar y que casi queman la cocina?

Era muy divertido y era un caos todo. Es que tu sabes lo que era intentar seguir aquello, que las dos chefs iban a su ritmo con sus polvos y con todo y no había manera de que yo me enterara de nada. Porque Carmina mucho decir «ay yo no sé por donde ando, yo me quiero ir a mi casa», pero luego ha llegado hasta Disneyland. Te juro que el caos era ese, quemando las cocinas, echaba todo a ojo. Y la verdad es que estar al lado me costó mucho. Yo quería sacar esa prueba adelante primero porque suponía pasar al duelo final y quedarme tranquila. Para mí estar entre los cuatro finalistas ya había superado mis expectativas pero una vez estaba allí quería llegar hasta el final. Tanto Mario como Carmina son más caóticos. Yo viéndolo me ahogaba de risa y cuando todo salió ardiendo, ella sin despeinarse.

En esta edición pudimos ver a Isabel Díaz Ayuso en una de las pruebas, pero no se vio mucha interacción contigo, ¿coincidisteis fuera de cámaras? ¿Qué le hubieras dicho a la cara si hubieras tenido oportunidad?

Es verdad que fue polémico, pero también te digo que es un programa que ha invitado a todos los políticos. Han estado Ada Colau o Ximo Puig. Y en ese sentido creo que se saca punta. Pero no, no coincidí con Ayuso porque estábamos en la prueba todo el rato. Yo estaba en la parte del fondo con los chocolates y yo no me enteré ni de cuando entró en las cocinas, me enteré a toro pasado porque yo estaba con lo mío. Yo cuando me pongo a cocinar me pongo las orejeras y estoy a lo mío. Entonces no me enteré ni coincidí con ella. Tampoco nos dejan salir a alternar así que no la vi.

Tú eres de los rostros que menos miedo tienen a expresar lo que piensas en Twitter. ¿Te ha llegado a perjudicar? ¿Qué les dirías a todos los que te critican?

Tampoco hay que mezclar las cosas. Yo puedo entender que haya alguien a quien no le guste como actriz porque tampoco podemos gustar a todo el mundo. Pero que descalifiques mi trabajo porque no compartas mis opiniones, me parece que eso no va a ningún lado. Yo cuando voy al carnicero me da igual cuál sea su ideología, quiero que tenga buena carne. Entonces que se junte todo y me descalifiquen como actriz por eso me parece absurdo. Pero bueno es verdad que eso lo hacen los haters a los que no les hago mucho caso ni me hace mella. Yo les contesto para reírme.

¿Cómo te definirías en tres palabras?

Una mujer echada para adelante.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Patricia Conde en 'Invictus ¿Te atreves?'
Patricia Conde y Pepe Reina en 'Invictus'.