Actualidad

La «brutal» agresión física de Rocío Flores a Rocío Carrasco: «la tiró al suelo y le propinó golpes y patadas»

A solo unas horas del debut de Rocío Flores en ‘Supervivientes 2020’, sale a luz el violento episodio que se produjo con su madre Rocío Carrasco en el año 2012: motivo del distanciamiento.

Rocío Flores es uno de los personajes revelación de la temporada y por esta razón la expectación por verla lanzándose del helicóptero en ‘Supervivientes 2020‘ ya es bastante alta. Pero la publicación con la abría este jueves le sitúa aún más en el ojo del huracán. Una sentencia judicial, que recoge Vanitatis, da un vuelco a la historia con su madre Rocío Carrasco. Así como a los verdaderos orígenes del conflicto maternofilial.

Hace unos meses, el programa ‘Sálvame’ ya destapó en uno de sus informes un «episodio violento» entre madre e hija en el año 2012. Precisamente fue cuando su padre, Antonio David, se encontraba encerrado en la casa de ‘Gran Hermano’ concursando.

En aquel entonces, apenas se abordó de soslayo y no tuvo mucha más repercusión. Sí se aseguró que existía una sentencia, pero, después, como si de un pacto de silencio se tratara, no se ahondó en este espinoso asunto. No obstante, meses después, y tras una ardua investigación del citado medio, todo salta por los aires.

La sentencia que lo cambia todo

“Sobre las 8:00 h del día 27 de julio de 2012, encontrándose la menor en el domicilio familiar junto a su madre, la pareja de esta y su hermano, inició una disputa con aquella en el transcurso de la cual le propinó varios golpes, llegando incluso a tirarla al suelo, para posteriormente seguir golpeándola, dándole varias patadas«, recogen los hechos probados.

Unas «brutales agresiones» que provocaron evidentes daños en Rocío Carrasco. «Como consecuencia de los hechos, sufrió policontusiones con equimosis en la región frontal derecha, con edema en ambas muñecas, en muslo derecho, en el antepié derecho y un hematoma en el segundo dedo del pie derecho. Para cuya curación, únicamente precisó de una primera asistencia facultativa y de las que tardó en sanar ocho días«, señala el auto.

Por aquel entonces, Rocío Flores tenía tan solo 15 años y la brutal discusión con su madre tuvo lugar en la cocina de la vivienda. Tras los hechos, la niña intentó escapar, tal y como recoge la sentencia. Rocío Carrasco trató de impedirlo, pero volvió a caer al suelo fruto de los golpes propinados.

Con todo, esto explicaría los verdaderos orígenes del conflicto entre madre e hija en el que, por supuesto, también ha estado de por medio Antonio David Flores. Un Antonio David que el mismo día de la agresión llevó a su hija a un cuartel de la Guardia Civil para declarar en contra de su madre, como así recoge también la sentencia.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *