Explosivo estreno de ‘GH VIP 7’: Una Mila desquiciada, un perfecto Antonio David y un Dinio estreñido

‘El ojo de Alejandra Castelló’: Crónica del estreno de ‘GH VIP 7’.

Una vez más Gran Hermano a la altura de nuestras expectativas, al menos de las mías. Una vez más, esa sintonía, ese plató, un magnífico Jorge Javier y unos concursantes que no decepcionan (menos un italiano que no conozco de nada, pero que tampoco es grave) que te devuelven la emoción de esas noches frente al televisor llenas de momentazos.

El primer concursante en pisar la casa de ‘GH VIP 7’ ha sido Antonio David Flores, una sorpresa, aunque estaba medio confirmado. Es un personaje que me llama mucho la atención, a algunos les parecerá que es un personaje pasado, con cero interés. Para mí lo tiene todo. Tengo muchas ganas de escuchar su versión, los detalles de esos juicios de los que tanto hemos oído hablar, que se abra con la gente de la casa y conocerlo más. Su hija en plató, otra maravilla, un puntazo. No esperaba que lo fuera a hacer, siempre tan alejada de los medios, y en todas las intervenciones que ha hecho Rocio, ha estado estupenda. Estupenda. Me recuerda a ISA PI, cuando era solo Chabelita, tan natural, tan de verdad… que gracias a Jorge Javier nos cuenta con total naturalidad los secretos de esas grandes familias que nunca nos han revelado. Las nuevas generaciones vienen pisando fuerte. Porque Antonio, ya se ha presentado como uno de los grandes fichajes.

Y Alba Carrillo… ella, siempre tan Alba. No sé si me gustaría convivir con ella, seguramente no, pero como concursante de reality, ha estado y está estupenda. Tiene unas salidas maravillosas y nos ha dejado dos titulares para la posterioridad: “no estoy mal dentro de la gravedad de ser Alba Carrillo”; y “Cuando mis ex se casan, yo entro en un reality”. Y gracias a ella, se ha producido el primer encontronazo de la gala, junto a Antonio David, que ha salido victorioso y muy elegante. Es muy difícil poder rebatir la frase: “Yo duermo tranquilo porque mis hijos duermen conmigo en casa”. Y su hija aplaudiendo y asintiendo desde el plató. No habrá sido una buena noche para Roció Carrasco, desde Luego.

Por otro lado, Mila Ximénez y el Cejas, entrando juntos, combinación perfecta. El Cejas con una presentación donde nos ha dejado claro, que el Cejas es un personaje y Diego la persona. Y Mila, uno de los fichajes estrella, como no, de esta edición. Mila es de los típicos fichajes que vienen con el listón muy alto por parte de los espectadores, que se espera mucho de ellos, y que pueden decepcionar fácilmente. Pero aún es una incógnita como será dentro de la casa. Es una mujer tan inteligente, que creo que es capaz de saber qué hacer en todo momento, aunque nos haga creer que está perdiendo los papeles.

Mila Ximénez juega con algo muy a su favor en este reality, y es su presentador. Su gran amigo Jorge. Juntos hacer un dúo cómico inteligente, maravilloso. Siempre, en cualquier plató. Y lo saben, se conocen, y se juegan. Y nos dan momentazos. Su primera rabieta por no querer entrar por la gatera de la puerta ha sido uno de los mejores momentos. Y lo saben, ambos. Si juegan así en cada gala, podemos reírnos muchísimo. E insisto, lo saben.

Noemí Salazar, de momento, divertida, lo que esperamos de ella, con su espontaneidad. Un enfrentamiento del maestro Joao y Adara, que, por cierto, va guapísima, previsible, esperable, pero no por ello, menos interesante. Un italiano desconocido, que tampoco molesta en exceso, un Dinio preocupado por hacer “caca” con catorce personas alrededor, y un Kiko, que de momento despierta poco interés. Un reality sin Sofia por los alrededores alguna vez también podría ser, ¿no?

¿Y a todo eso donde estaba Anabel Pantoja? Realmente me sorprende que hayan tardado tanto en hacerla entrar, me la he imaginado con un ataque de ansiedad en el coche, como mínimo. Donde hay que firmar para que Anabel coja el puntillo como cuando entro en la casa con Sálvame y nos cante en el confesionario desafinando, hable a las cámaras, y al día siguiente no se acuerde. ¿Dónde?

Y cuando ya pensábamos que estaba todo hecho, Irene Junquera, me había olvidado completamente de ella con tanta gente. Se hace extraño verla así, que perfil tan diferente, la veo muy blanca, y no me la imagino en un enfrentamiento, pero tendremos que esperar. No dejo de pensar que le habrá hecho entrar, como lo habrá negociado, ojalá alguna noche se abra con algún compañero/a y nos lo explique. Tal vez es ella la mayor incógnita de esta edición, pero me parece muy interesante conocerla y ver a alguien tan poco esperado en GH VIP, ahí dentro.

Y aquí los tenemos, empieza la aventura, unos en una casa lujosa, un italiano desconocido con un poco de claustrofobia en el confesionario con Hugo Castejón, otros en una celda, y lo mejor de todo sin duda, es oír de fondo, continuamente a Mila Ximénez decir: «Esto es una mierda, yo me voy a mi casa».

Promete, como siempre. Enganchada, supongo como vosotros, desde el minuto uno, un casting maravilloso, un plató genial, casa con sorpresas, momentazos… no puedo esperar para volver a escuchar: CONECTAMOS CON LA CASA.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Emma García en 'Fiesta'.
Beatriz Archidona y Santi Acosta en 'De viernes'