Manu Baqueiro e Itziar Miranda destapan lo más duro de ‘Amar es para siempre’: «Fue un palo»

Hablamos con Manu Baqueiro e Itziar Miranda sobre el final de 'Amar es para siempre' esta noche, que supondrá la despedida a sus personajes Marcelino y Manolita, tras casi dos décadas en la mítica serie.

Manu Baqueiro e Itziar Miranda en 'Amar es para siempre'.
Manu Baqueiro e Itziar Miranda en 'Amar es para siempre'. | Antena 3

Llegó el día. Casi veinte años después, dos series, y 4.544 capítulos, Manu Baqueiro e Itziar Miranda dicen adiós a los personajes de sus vidas. Marcelino y Manolita, los dos protagonistas principales del serial que nos han acompañado en las tardes y en las sobremesas de TVE y Antena 3 desde el 2005, nos dejan, y se despiden para siempre de La Plaza de los Frutos y El Asturiano.

La historia que arrancó en TVE con ‘Amar en tiempos revueltos’ ha durado casi veinte años, lo últimos doce en Antena 3 con ‘Amar es para siempre’. Así, la ficción creada por Josep Maria Bener, Antonio Oretti y Rodolf Sirera se despedirá de todos sus fans este miércoles 6 de marzo a partir de las 22:45h en Antena 3 con su capítulo final y un programa muy especial en prime time que pondrán el broche a la longeva serie.

Un final que llega tras unos últimos episodios muy emocionantes en los que hemos asistido al reencuentro de Los Gómez, la familia que han formado Marcelino y Manolita con sus ocho hijos y sus respectivas parejas en estos 47 años en los que hemos visto evolucionar a los personajes interpretados por Manu Baqueiro e Itziar Miranda desde 1936 cuando arrancó la ficción en TVE hasta 1983, la fecha a la que ha llegado ‘Amar es para siempre‘.

De cara a este final definitivo de la serie diaria más longeva de nuestro país y una de las ficciones más emblemáticas de la televisión junto a ‘Cuéntame cómo pasó’, en El Televisero hemos podido hablar con Manu Baqueiro e Itziar Miranda sobre este final de la serie. Además, los actores hacen balance de lo que ha supuesto dar vida a estos personajes durante tanto tiempo y nos cuentan como han vivido su competencia en este último año con ‘La promesa’.

¿Qué pensasteis y sentisteis cuando os dijeron que ‘Amar’ se acababa para siempre?

Itziar Miranda: Bueno, pues fue muy emocionante con todo lo que la palabra conlleva. O sea, todo de repente, lloros de emoción, lloros de alegría, también de darnos cuenta de lo que habíamos hecho durante tantos años, no éramos conscientes. Luego pena por dejar de vernos y dejar de ver al equipo a diario, pero también muchas satisfacciones.

Manu Baqueiro: Pues la verdad que fue un poco de palo, ¿no? Porque no me lo esperaba, la verdad. Fue un poco de incredulidad. Luego lo vas entendiendo, te lo argumentan y entiendes que todo tiene un principio y un final. Y que hay que dejar paso a otras series como ‘Sueños de libertad’, que además están arrasando. Es ley de vida, todo lo que empieza, acaba.

Manu Baqueiro: Y hemos tenido el tiempo suficiente desde que nos enteramos hasta que terminamos el rodaje, de ir digiriéndolo, de ir haciendo un poco de terapia de grupo, de pasar este luto y y de disfrutar mucho el final. Yo creo que también cuando se acaba una serie que has estado 11 años, bueno, 19 entre TVE y Antena 3, no es como si haces una serie que lleva un año y dices vaya habría que hacer otra temporada, hay muchas cosas que contar. Sino que bueno que hemos pasado muchísimas cosas y nos han dejado desarrollar los personajes.

‘Amar’ se despedirá por todo lo alto en prime time como ya hizo en TVE. ¿Os gusta que pese a ser diaria se despida a lo grande en prime time?

M.B.: Bueno, no sé lo que es a lo grande.

I.M: Para nosotros a lo grande ya es estar por las tardes.

M.B.: Nuestro público siempre ha sido el de la tarde, y esperamos que el público de la tarde tenga la oportunidad de vernos a la noche, porque si no, me daría pena. Estoy seguro que sí. Y que será compatible. Y además, también era nuestra gente. Aunque sea de despedida. Pero ya te digo que para nosotros lo grande ha sido estar todas las tardes con tanta gente viéndonos durante tantos años.

I.M.: Y además, exactamente es que ahora la televisión ha cambiado mucho y antes es verdad que el prime time era muy especial. Pero ahora con tantas plataformas y todo y y tanta, tanta oferta, yo creo que la sobremesa es una franja magnífica porque es al final donde se deciden las audiencias. Es donde al final la audiencia es más fiel. El otro día leía que luego las series que más se ven en diferido y que más se descargan en las plataformas son las diarias que se ofrecen por la tarde. Entonces nosotros estamos tan felices del horario que hemos tenido, de la franja en la que hemos estado que como decía Manu, nosotros hemos hecho una serie grande y a lo grande.

Marcelino y Manolita se casan en 'Amar es para siempre'.
Marcelino y Manolita se casan en ‘Amar es para siempre’.

No sabemos mucho sobre el final pero si hemos podido ver que Marcelino y Manolita se casan otra vez. ¿Os gusta el cierre que se le va a dar a vuestros personajes y a la serie? ¿Es el desenlace que habríais deseado?

I.M.: Bueno, no nos esperábamos para nada. Y fue muy emocionante, pero muy emocionante. De hecho, nos lo mantuvieron en secreto hasta el día en que me dijeron que tenía una prueba de vestuario. Y esa prueba era un vestido de novia, y ahí nos enteramos de cómo íbamos a acabar. Es hermoso. Es hermoso. Yo creo que nuestros guionistas, que han luchado durante tantos años por mantener al público tan fiel y por contar historias tan bonitas, han puesto el broche de oro en el final y nosotros nos emocionamos mucho leyéndolo y haciéndolo. Y estoy segura de que el miércoles por la noche vamos a volver a llorar.

En estos últimos capítulos se ha producido además el regreso de muchos personajes, muchos de ellos los hijos de Marcelino y Manolita. ¿Habéis echado en falta algún otro regreso?

I.M.: Han podido volver todos. Yo creo que lo podemos decir porque han salido todos.

M.B.: Es verdad que han sido muchos personajes, que a lo largo del tiempo los han encarnado diferentes actores y actrices. Y hay personas a las que hemos echado de menos, pero los personajes están. No ha faltado nadie de nuestra familia.

I.M.: Si de la familia han estado todos y ha sido muy bonito. Nos hubiera gustado que estuvieran más días, pero estar, han estado todos y vamos a estar todos hasta el final.

Haciendo balance de todos estos años tanto los de ‘Amar es para siempre’ como los de ‘Amar en tiempos revueltos’ en TVE. ¿Qué ha sido lo mejor y lo peor de ‘Amar’?

M.B.: Hombre, lo mejor es que son muchas cosas. Lo mejor es que nos ha regalado a Manolita, Marcelino y a Pelayo, que son personajes que nos llevaremos con nosotros allá donde estemos. Y que siempre nos van a acompañar. Y luego que hemos creado una segunda familia, tanto la del Asturiano como la del equipo técnico y directores y demás. Y luego, no vamos a negar que nos ha dado estabilidad y tranquilidad en el trabajo. No veo muchas cosas malas. Estaría intentando buscar algo de que bueno que hemos madrugado mucho y estudiado mucho.

I.M.: Ha sido de mucho disfrute. La verdad es que nos ponemos a pensar en cosas malas y no se me ocurre. Quizás el momento más duro, tampoco es malo, es el día que nos dijeron hasta aquí. Pero luego lo pensamos y decimos bueno, perdón hasta aquí, que han sido casi 20 años. Ha sido una maravilla, es que esto ha sido un regalo de vida.

¿Han sido casi 20 años trabajando a diario, en algún momento pensasteis en abandonar la serie?

I.M.: Todo lo que sucede conviene. Es una frase un poco así, pero es verdad. Y creo que ‘Amar’ ha durado lo que tenía que durar. Y que nos vayamos porque sea una decisión de cadena, porque las cosas tienen que acabar en un momento, y no porque no se haya dejado de ver y el público nos haya abandonado es un regalo. O sea, es una suerte y creo que no podíamos pedirle más a esta serie, lo que ya lo que nos faltaba, acabar con estas audiencias que nunca nos haya bajado la audiencia es un lujo.

M.B.: Y con un final tan bonito. La verdad es que estamos agradecidos. Si yo me pongo a pensar podría haber durado un año más, dos, tres, no lo sé. Pero desde luego tal como ha venido está muy bien y estamos contentos del final que se le está dando.

I.M.: Si tanto el trato por parte de los periodistas, de la cadena, de la productora. Nos sentimos tan queridos y tan cuidados, que estamos felices y emocionados.

¿Cómo ha sido trabajar tantos años juntos y con José Antonio Sayagués?

M.B.: Muy bien la verdad, salvo algún roce que hayamos podido tener, ha sido un lujo.

I.M.: Roces de hermanos. Eso es lo que te permites tener con la gente a la que quieres mucho y que yo creo que me lo he permitido con mi hermano y con Manu. Y con nadie más. Porque es verdad que al final nos conocemos mucho, hemos vivido mucho, muchas horas, muchas horas juntos, pasando momentos vitales muy felices y muy duros, muy cansados. Yo creo que hemos tenido la suerte increíble porque no sé, somos tres personas muy diferentes y que nos hemos llevado muy bien y hemos congeniado increíble y complementado.

M.B.: Bueno a ver, el día que se enteró que yo había cobrado el doble que ella se enfadó un poco (risas).

Marcelino, Manolita y Pelayo en 'Amar es para siempre'
Marcelino, Manolita y Pelayo en ‘Amar es para siempre’

A lo largo de estos años habéis sido la serie líder de las tardes pero es verdad que en el último año la llegada de ‘La promesa’ os hizo daño. ¿Cómo habéis vivido esta guerra entre series diarias?

M.B.: Bueno yo creo que ha habido y hay espacio para todos. Llegó el momento más álgido de ‘La Promesa’ y un día nos ganaban, al día siguiente ganábamos nosotros. Ahora mismo estamos arrasando a la competencia, bueno no sé si arrasando pero si estamos por encima. Yo creo que no se trata de machacar al contrario, si no que cada uno tenga lo suyo. Nosotros hemos tenido nuestro público y felices de que ‘La moderna’ y ‘La promesa’ o lo que sea de otra cadena, siempre que sea ficción, le vaya bien. Creo que tiene que haber espacio para todos, y tiene que haber mercado para todos porque eso sería una gran noticia para la industria de este país que haya tantas ficciones que funcionen.

M.B.: Es un orgullo ver que la ficción diaria funciona tan bien en estos últimos meses, es un orgullo que a ‘La promesa’ le vaya tan bien, ojalá que a ‘La moderna’ le vaya un poquito mejor también.

I.M.: Es verdad que tampoco hemos sido mucho la competencia de ‘La promesa’, porque a nosotros nos adelantaron, luego a ellos les cambiaron de horario. Y no competimos mucho, pero si que nos ganaban a veces. Pero como dice Manu es un orgullo que a todos nos vaya bien y que les vaya bien. Larga vida a las series diarias que dan trabajo a muchísima gente.

Ahora que se acaba ‘Amar’ habréis podido hacer balance de toda la etapa de ‘Amar en tiempos revueltos’. ¿Cómo recordáis la etapa de TVE? ¿Creéis que ‘Amar es para siempre’ ha estado a la altura de lo que fue esa primera etapa?

I.M.: Bueno han sido dos series que para nosotros al final ha sido la misma porque nosotros seguíamos con el mismo plató, el mismo equipo técnico, la misma productora y lo único que cambió fue la cadena. Nos hemos sentido muy cuidados por las dos cadenas tanto por TVE como por Atresmedia. Y si, han sido dos series que han hecho historia, que son míticas y que hemos tenido la suerte de que sean tan seguidas y tan queridas por la audiencia.

M. B.: Yo siempre recuerdo con mucho cariño todas nuestras raíces en TVE. Esa época fue muy bonita. Era otra época en la que hacíamos cuatro millones de espectadores cada tarde. Ahora es otra época donde hay plataformas y muchos más canales. Y es verdad que en la etapa de ‘Amar en tiempos revueltos’ hubo momentos e historias muy potentes. Pero sobre todo yo creo que hemos tenido la inmensa suerte de que en los dos sitios nos han cuidado muchísimo y siempre nos hemos sentido que eraos como la joyita que han cuidado con mucho mimo y con mucho cariño. Siempre recordaremos ‘Aar en tiempos revueltos’ y ‘Amar es para siempre’.

¿Tras el final de ‘Amar’ qué tenéis pensado hacer con vuestra carrera… Volveríais a hacer una serie diaria? ¿Aceptaríais un papel en ‘La Promesa’ o en ‘Sueños de libertad’?

I.M.: Si, claro, nosotros allá donde nos llamen ahí iremos siempre que sea un personaje interesante. Da igual si es en otra serie diaria o no.

Manu Baqueiro e Itziar Miranda se despiden de Marcelino y Manolita

¿Tenéis algún proyecto ya entre manos?

I.M.: La verdad es que hemos tenido mucha suerte porque se acabó ‘Amar’ y enseguida nos llamaron para varios proyectos. Yo en mi caso tengo dos películas por estrenar «Tierra baja» y «Cariñena» y empiezo ahora un programa que se llama «Tenía que ser de aquí» para Aragón TV, que es muy bonito y vamos a recorrer la vida de personajes nacidos en Aragón, personajes muy relevantes de la cultura, de la sociedad, del deporte, de la política. Así que vamos a recorrer la vida de gente impresionante y estoy muy emocionada porque al final yo creo que estar tanto tiempo en una serie como ‘Amar’ ha hecho que que yo también tenga una nostalgia de mis raíces, del sitio de donde vengo y es la primera vez en mi vida que voy a trabajar en Aragón TV y estoy muy contenta.

M. B.: Yo también estoy muy contento. Ahora en marzo comienzo el rodaje de ‘¿A qué estás esperando?’, que es la adaptación de una novela de Megan Maxwell que es también para Atresmedia. Luego sigo con la gira de teatro de «Una semana nada más» con Marina San José y Javier Pereira y luego tengo otro proyecto que aún no puedo decir porque no está cerrado. Y nada con ganas de seguir aportando a la ficción de este país, al cine, al teatro o a lo que salga.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Itziar Miranda tiene nueva serie en Atresmedia.
Manu Baqueiro se suma a 'Tu cara me suena 11'.