Lydia Lozano admite cómo está siendo trabajar en TVE con Jaime Cantizano realmente

Lydia Lozano se muestra feliz con su salto de Telecinco a TVE como colaboradora de 'Mañaneros' con Jaime Cantizano.

Lydia Lozano en 'Mañaneros'.
Lydia Lozano en 'Mañaneros'. | TVE

Tras casi 30 años ligada a Telecinco, Lydia Lozano es uno de los rostros más reconocidos de ‘Sálvame’ que ha tenido que reinventarse y buscar cobijo fuera de la que ha sido su casa. Y lo ha hecho incorporándose a TVE como colaboradora de ‘Mañaneros’ y también de ‘Lazos de sangre’.

El debut de Lydia Lozano en TVE se produjo en el especial que emitió La 1 de ‘Lazos de sangre’ el pasado 2 de diciembre dedicado a Concha Velasco tras su fallecimiento. «Iba con mucho miedo. Cuando me llamaron para ‘Lazos de Sangre’ y ¡casi convulsiono!», confiesa a Europa Press en unas declaraciones exclusivas.

«Fue maravilloso porque conocía a Concha Velasco y porque me encantan los programas de noche y empezar en TVE en un programa tan importante como ‘Lazos de sangre’ me pareció genial», prosigue diciendo Lydia Lozano sobre su debut en TVE.

Pero si hay un trabajo que le está haciendo muy feliz a la colaboradora es su fichaje por ‘Mañaneros’, el programa que presenta Jaime Cantizano cada mañana en TVE junto a Miriam Moreno y Marc Santandreu. Con él, Lydia ha vuelto a una franja en la que ya trabajó hace años: la mañana.

«Desde que empecé en TVE con Cantizano lo estoy celebrando todos los días», asevera con una sonrisa en la cara. «Profesionalmente me parece un salto muy importante», recalca ante este cambio de Telecinco por la cadena pública. «Y el buen rollo y cómo me han recibido mis compañeros Jaime Cantizano, la psicóloga Ana Villarrubia, todos los de corazón y además tengo amigos en la redacción que antes estaban en Telecinco», concluye.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

La determinación de TVE sobre el futuro de ‘Mañaneros’ tras la traición de Jaime Cantizano
La puñalada de Cristina Tárrega a Lydia Lozano por rajar así de ella «delante de directivos»