Así ha contado ‘Cuéntame’ la victoria de Aznar en 1996 para visibilizar la salud mental

TVE ha emitido el tercer capítulo de la última temporada de 'Cuéntame' centrado en Toni, al que un susto le hace dar un giro de 180 grados.

Toni y Aznar en 'Cuéntame'
Toni y Aznar en 'Cuéntame'. | TVE

El viaje hacia el final de ‘Cuéntame cómo pasó’ sigue en TVE. Tras un primer capítulo dedicado a Mercedes en el que asistimos al funeral de Herminia y el episodio de la semana pasada centrado en Inés; este miércoles hemos podido ver el tercer capítulo. Un episodio que nos ha introducido de lleno en los problemas de Toni. El primer Alcántara en pisar la universidad aceptaba volver a Moncloa en el episodio anterior. Lo hacía para tratar de ayudar a Felipe González a ganar las elecciones de 1996.

Pero pese a su esfuerzo, el PSOE de Felipe González perdió las elecciones. Y justo cuando se conoce la victoria de José María Aznar, Toni sufre una angina de pecho tras todo el estrés acumulado en los últimos meses. De este modo, Toni revivía lo que ya pasó su padre en ‘Cuéntame’.

Tras ese susto, Toni da un giro de 180 grados a su vida. Pasados dos meses desde que sufrió la angina de pecho, el hijo abogado y periodista de los Alcántara parece que ha tirado la toalla y no tiene ganas de vivir. Empezamos a ver a un Toni hipocondríaco como el que nos mostraron en la temporada 21 en la que pudimos ver a los Alcántara en el 2020 sobreviviendo al covid.

Toni no quiere hacer ningún tipo de esfuerzo y se preocupa por las palpitaciones que le da tomar té. Mientras su amigo Samuel le propone montar un periódico digital pues considera que la prensa escrita terminará muriendo y el futuro estará en internet. Pero Toni parece que no tiene ganas de luchar. Todo hasta que su padre le convence para que le acompañe a Sagrillas.

La lección magistral de Antonio a Toni sobre la tierra

Y allí en las viñas es donde se produce el renacer de Toni. Si la semana pasada fue Herminia la que dio una lección magistral a Inés, en este capítulo de ‘Cuéntame’ hemos podido asistir a una escena muy emotiva entre padre e hijo que ha visibilizado la salud mental y ha servido para mostrar a todos aquellos que están perdidos y que no quieren seguir luchando en su vida. Una escena en la que hemos podido disfrutar del trabajo ejemplar de Imanol Arias y Pablo Rivero, al que hemos visto crecer como actor en estos 22 años.

Así, Antonio no duda en decirle a su hijo Toni que se descalce y que toque la tierra. «¿Sabes lo que tienes que hacer, hijo? Deberías descalzarte y pisar la tierra. Hazle caso a tu padre. Pisa la tierra. ¡Písala bien!», le aconsejaba el patriarca a su hijo. «Nosotros venimos de aquí, pero no porque hayamos nacido en Sagrillas, no. Es porque todo lo que tenemos dentro nos lo ha dado ella», le sigue diciendo Antonio a su hijo.

«Y luego, algún día, acuérdate. Cuando tengamos que decir chao, pescao, el cuerpo nos pedirá tierra. Volveremos a la tierra», añade el «parriba» para convencer a su hijo de que se descalce y pise la tierra. Una escena que en el fondo ya vivimos en el pasado con Carlos cuando el heredero también estaba perdido y sobrevivió a todos sus problemas tras salir de la cárcel gracias a las viñas y a vivir un tiempo en Sagrillas.

Poco después, padre e hijo tienen problemas porque el coche se ha quedado atascado en el barro. Ambos optan por pasar el tiempo en una caseta que tiene Antonio cerca de las viñas. Allí, Antonio vuelve a dar una lección a su hijo y trata de sacarle del pozo en el que está inmerso animándole a brindar por la vida.

Pero Toni se niega a beber alcohol pues desde que le dio la angina de pecho ni bebe, ni fuma ni tiene sexo ni hace ningún tipo de esfuerzo. «¿Por qué voy a brindar?», le pregunta Toni a su padre. «Porque tienes una mujer estupenda, unos hijos maravillosos; tienes un trabajo que te gusta, te apasiona, y encima tienes amigos. Y la vida te ha dado una última oportunidad y tú eres muy joven, demasiado joven para pensar que todo está en el final. ¿Te parece poco para brindar?», le decía Antonio consiguiendo por fin que su hijo beba de su vino.

Es entonces cuando padre e hijo tienen la conversación que hará que Toni salga de ese pozo y luche por salir adelante. Cuando Antonio le pregunta a su hijo que es lo que le hace feliz, Toni no lo duda: «Mi trabajo, ser periodista», asevera él. Y es que si hay algo que hemos podido ver a lo largo de estas 23 temporadas de ‘Cuéntame’ es que Toni ama su profesión y ha arriesgado incluso su vida por conseguir estar al pie de la noticia y por conseguir la mejor exclusiva.

Finalmente, Toni le cuenta a su padre la idea de Samuel de montar un periódico digital. Y es ahora cuando el hijo mediano se arrepiente de no haber aceptado la herencia en vida de sus padres para no enfadar a su hermana Inés. Pero Antonio y Mercedes deciden ayudar a su hijo y le ceden el dinero de su herencia para montar el periódico junto a Samuel. Es así como se vuelve a abrir el melón de la herencia en vida y que tantos disgustos traerá a los Alcántara tal y como Herminia pronosticaba y pudimos ver en el primer capítulo.

El homenaje de ‘Cuéntame’ a las víctimas del terrorismo

Más allá de la trama de Toni, en este tercer episodio de ‘Cuéntame cómo pasó’ hemos visto un gran homenaje a las víctimas del terrorismo con María como protagonista. La benjamina de la familia se convierte en una de las artífices del movimiento Manos Blancas tras asistir al asesinato en la universidad del profesor Francisco Tomás y Valiente. Así, María es una de las que promueve la manifestación en contra de ETA que cambió la forma de luchar contra el terrorismo a mediados de los 90.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Iñaki López e Imanol Arias
María Galiana en 'Espejo Público'