Paz Padilla sorprende al señalar ahora lo que hay detrás de su verdadero nombre

Los padres de Paz Padilla no se ponían de acuerdo con el nombre que le iban a poner.

Paz Padilla ha regresado a Telecinco como presentadora de ‘Déjate querer’, el programa que antes conducía Toñi Moreno antes de dar su salto a TVE. Este sábado, 25 de febrero, la humorista ha recibido a Nacho Palau, exmarido de Miguel Bosé y a Manuel Cortés, hijo de Raquel Bollo.

El joven reveló que tan solo su madre lo llama Manuel, ya que todo el mundo se refiere a él como Álvaro, pues su nombre completo es Álvaro Manuel. Al hilo de esta revelación, Paz Padilla desveló una anécdota hasta la fecha desconocida sobre su nombre de pila.

Según contó la presentadora, sus padres estuvieron peleando hasta el último día sobre cómo se llamaría. «Mi madre quería Mari Paz y mi padre, Pilar», explicó la gaditana. Así es que tomaron una decisión: «Al final, me pusieron Mari Paz, pero mi padre me llamó toda la vida Pilar o Pili». Hasta tal punto que si alguien le llama por ese nombre, ella responde.

Paz tiene 6 hermanos a los que está muy unida

Paz Padilla tiene seis hermanos, a los que está muy unida, especialmente a Soledad, pues la tiene muy cerca pues también trabaja en Telecinco como peluquera y maquilladora. Otro de sus hermanos también trabaja en Madrid. A la mayor de los siete hermanos, Lola, es a la que echa más de menos. Aunque siempre ha dicho estar muy unida a todos ellos, su mayor apoyo cuando en el 2020 murió su marido víctima de un cáncer.

El padre de la presentadora, Luis Padilla, era cristalero, así como tramoyista del Gran Teatro Falla de Cádiz. Por su parte, de su madre, fallecida en 2020 a los 91 años, ha heredado Paz su sentido del humor. Pese a que tuvo una infancia marcada por la falta de recursos, debido a que eran muchos hermanos, ella la recuerda como una etapa muy feliz.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Raquel Bollo.
Alicia Senovilla es implacable y no perdona a Paz Padilla por un suceso del pasado que no olvida