OpiniónPortadaSeries

Crítica ‘La Última’: Aitana afina con nota en una serie que funciona dando al público lo que quiere

Aitana en La última

Disney+ estrena este viernes 2 de diciembre ‘La Última’, su primera serie original en España. La ficción musical al más puro estilo ‘A tres metros sobre el cielo’ supone el debut de Aitana Ocaña (‘OT 2017’) como actriz, junto a su pareja Miguel Bernardeau.

Disney Plus lleva ya casi tres años entre nosotros, y se esperaba como agua de mayo su primer estreno original en nuestro país. Mucho se ha hecho esperar pero, tras muchas idas y venidas, ya está aquí ese primer proyecto:La Última‘, una serie que tiene como protagonista a quizá la mayor artista española actual (con permiso de Rosalía), y no es otra que Aitana Ocaña.

La concursante de ‘Operación Triunfo 2017‘ (y que a punto estuvo de ir a Eurovisión con ‘Lo malo’, su dueto con Ana Guerra) se ha convertido por méritos propios en una de las artistas más queridas del país. Su cercanía y sus éxitos en las listas la han encumbrado como una auténtica revelación. Y era cuestión de tiempo que la artista quisiera explorar otros retos. En este caso, el de la actuación, y Disney+ España, con su sello STAR+, le ha brindado una oportunidad perfecta.

Candela es una chica que trabaja en una empresa de logística mientras persigue su sueño de convertirse en cantante. Un día su vida cambia cuando un ejecutivo la oye cantando en un bar y se da cuenta de su potencial. Por su parte Diego es un antiguo compañero de Candela que quiere ser boxeador profesional y que se cruza en su camino la misma noche que su vida cambia.

Una serie cómoda que no engaña a nadie

Antes de comenzar la ficción, hay que dejar clara una cosa: ‘La Última’ no busca inventar la rueda. Y tampoco debemos exigírselo. El planteamiento es sencillo. Dos personas condenadas a encontrarse y enamorarse, con unas cuantas piedras por el camino. Es una historia que hemos visto decenas de veces. Pero eso es precisamente donde reside su encanto. Al final, ‘La Última’ no engaña a nadie. Ni lo pretende. Simplemente busca ofrecer una serie divertida, entrañable, y que se vea con una sonrisa en la cara.

Como buen primer episodio, pasa de todo. Candela, el personaje de Aitana, busca triunfar como cantante, y tras una noche en la que canta en el bar de sus amigos y consigue que la vea un productor, todo cambia. Mientras, Diego, que se mete en peleas de boxeo ilegales, llega también al bar y se enamora de su forma de cantar, para luego descubrir que se conocían el instituto, y él no era precisamente simpático con ella.

‘A tres metros sobre el cielo’ feat. ‘Ha nacido una estrella’

Desde el comienzo, la serie está repleta de tópicos y clichés. El mejor amigo gay, el productor obsesivo, from enemies to lovers… pero todo está bien unido, todo está bien hilado. Hemos visto muchas veces la historia, pero funciona igual de bien. Y ya se ve desde el comienzo del segundo episodio. La factura visual es muy buena, y se nota que Disney está detrás. Se cuidan todos los aspectos, y todo tiene un aspecto cinematográfico.

Así, la serie tiene toques de ‘A tres metros sobre el cielo’, sobre todo gracias al personaje de Miguel Bernardeau. Aunque gracias a Dios, no es lo tóxico que era el personaje de Mario Casas. También ecos de ‘Ha nacido una estrella’ o incluso ‘La La Land’. ‘La Última’ tiene una mezcla de muchas historias ya vistas. Pero destaca sobre todo gracias a su banda sonora, a sus números musicales. Aunque están rodados con piloto automático, Aitana lo da todo, y eleva el conjunto por encima de la media.

Eso sí, se nota la mano en la dirección de Eduard Cortés, que ya dirigió la brillante ‘Merlí’. Su buen hacer tras las cámaras se nota. No hay riesgo, sí. Pero es lo necesario. Todo funciona. No hay planos arriesgados, ni momentos esperados. Todo es correcto, y es lo que se busca con este producto.

Aitana, la gran sorpresa

Porque claramente, Aitana es una gran sorpresa. Había muchas dudas a su alrededor. No estaba claro si iba a estar a la altura o si iba a dar el pego como actriz. Pero tras ver esta serie, rompemos una lanza a su favor. Es verdad que el proyecto está hecho completamente a su medida. Todo está a su favor. Los planos, las canciones, los números musicales… y ayuda muy mucho la química brutal que tiene con Miguel Bernardeau, su actual pareja. Los dos mejoran la historia cuando están juntos en pantalla, y una muestra son los dos primeros episodios, con una tensión sexual palpable.

Miguel Bernardeau hace ese personaje que tan bien se le da. Canalla, con buen corazón, y que enamora poco a poco. Así que ambos trabajan haciendo que ‘La Última’ sea una serie que, pese a ser tópica, es diferente. Y claro, están apoyados en unos secundarios de lujo como Luis Zahera, como uno de los villanos de la serie, el promotor de boxeo. O Aitor Luna, como el productor musical celoso que busca torpedear la relación de los protagonistas.

Poco a poco va habiendo problemas para la pareja, discusiones, terceras personas. Diego está totalmente entregado y enamorado de Candela. Ella tiene las cosas claras, y continuamente le pone en su sitio. Y ese toma y daca favorece enormemente a la historia.

Así que, en definitiva, ‘La Última’ es un muy buen primer paso para Disney+ en nuestro país. Da al público lo que quiere. Y el fenómeno fan que levanta Aitana va a jugar muy a favor de la serie. Además, la artista nos entrega 8 nuevas canciones originales que conforman la banda sonora de la película y su nuevo disco.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *