EspecialPortadaSeries

Telecinco sienta un esperanzador precedente con ‘Café con aroma de mujer’ no tirando la toalla

La cadena de Mediaset no se rinde con ‘Café con aroma de mujer’ y se arma de la paciencia de la que casi siempre han adolecido.

No vamos a negar la evidencia: ‘Café con aroma de mujer‘ no está obteniendo ni de lejos los resultados esperados y, además, está lastrando aún más una franja maldita para Telecinco desde que ‘Pasapalabra’ se encuentra en Antena 3. La telenovela protagonizada por William Levy y Laura Londoño ha aterrizado en la parrilla por debajo del doble dígito y, en los ocho días de emisión que acumula, ya ha experimentado varios cambios en lo que a su franja de emisión respecta.

El serial colombiano estaba preconcebido para competir contra ‘Y ahora Sonsoles’ y, por continuidad, con el todopoderoso concurso que presenta Roberto Leal. Sin embargo, dado su discreto arranque, se optó por ir retrasando la hora de inicio para encomendarse de nuevo a ‘Sálvame’ e impedir que el magacín de Ónega aumentara adeptos y se estabilizara. De manera que, si el culebrón empezó programándose a las 19:00-19:15 horas, esta semana ha acabado relegado a la franja de 20 a 21h compitiendo exclusivamente contra ‘Pasapalabra’.

Con una oferta tan titánica e imbatible como esta, que se ha asentado en el 25% de share en la mayoría de sus entregas, se antojaba mucho más difícil -si no remota- la opción de que ‘Café con aroma de mujer’ pudiera tener alguna posibilidad de abrirse un hueco. Y efectivamente, a simple vista, los datos son malos, poco asumibles para una cadena comercial, pero -ojo- con matices. Su primera emisión en esta citada franja anotó un 6,9% de share el martes; su suelo lo alcanzó el miércoles con un 6,6%; y, a partir de ahí, ha acusado una ligera y esperanzadora subida con un 7,3% el jueves y un 7,7% este viernes.

Cada décima cuenta y se pelea. Y que, en solo una semana, pase de un 6% a acercarse poco a poco al 8% es probablemente alentador. Pero es aún más alentador lo que está haciendo Telecinco y que es algo a lo que no nos tiene acostumbrados. Los espectadores saben de sobra que la paciencia nunca ha sido su fuerte y que, en cuanto una apuesta ha pinchado, ha sido postergada, marginada e incluso condenada al ostracismo. Es así y asistimos a ello recientemente con ‘Pasión de Gavilanes 2’.

No obstante, parece que las cosas están cambiando positivamente y esto debe ser ensalzado al tratarse de una muy buena noticia para el público. La cadena está sentando el precedente de no rendirse y apostar con convicción por un producto que actualmente no funciona como debería pero que podría acabar dando la sorpresa… o no. Y eso tan solo se podrá saber a base de perseverancia, insistencia y resiliencia en una banda de emisión muy compleja de batir.

Hay antecedentes. La versión original de ‘Pasión de Gavilanes’ llegó a Antena 3 con una acogida fría (10,9%) y acabó siendo una epopeya en el género de las telenovelas, firmando cuotas por encima del 30%. En TVE, una de sus novelas más destacadas, ‘Amarte así frijolito’, pasó del 19% en su estreno a acabar con marcas cercanas también al 30%. Más actualmente, en 2021, ‘Tierra Amarga’ desembarcó sin hacer ruido en las tardes (en torno al 11%) y, pasadas las semanas, se convirtió en la pesadilla de ‘Sálvame’. Y como estos, varios casos en la historia de la televisión.

En cambio, son numerosas las voces que claman al cielo por mantener ‘Café con aroma de mujer’ ante tales cifras y ante el perjuicio que provoca por ende en la segunda edición de ‘Informativos Telecinco’. Pero, desde otro prisma, es realmente encomiable esa paciencia de la que normalmente han carecido. Aunque exigua, los seguidores de la ficción americana merecen ser respetados -como así está sucediendo- en unos tiempos de crisis en los que Mediaset no se puede permitir bajo ningún concepto que el público se sienta vapuleado ni maltratado. Y todo hace indicar que han tomado buena nota de ello.

A veces, no consiste en encontrar resultados inmediatos y cortoplacistas y, con esta aparente nueva forma de entender la televisión y los consumos, no hacen más que cambiar la escéptica y crítica visión que los telespectadores tienen de Telecinco en lo que a las series se refiere. Es su gran talón de Aquiles. Y, recelosos con engancharse a una historia que puede acabar desapareciendo, la ignoran. Una lucha por vencer unos prejuicios que se han ganado a pulso, que están librando por fin y que, indudablemente, sienta las bases para que la audiencia sea más proclive a dar oportunidades a ofertas futuras como ‘Mía es la venganza‘; una serie española diaria que prepara el canal para sus tardes.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *