ActualidadRealitys y programas

La ida de lengua de Jorge Javier en ‘Sálvame’ que compromete a Kiko Hernández seriamente

Kiko Hernández Jorge Javier

Jorge Javier Vázquez ha contado en ‘Sálvame’ como se preparó la portada de Kiko Hernández acompañado de Fran Antón

Desde que Kiko Hernández protagonizara una portada con otro hombre, en ‘Sálvame‘ no se habla de otra cosa. El colaborador aparecía acompañado de Fran Antón. Aunque él insiste en que solo es su amigo, desde el programa aseguran tener las pruebas de que son algo más que eso. Ahora, Jorge Javier Vázquez explica cómo se gestó la portada que tanto está incomodando al colaborador.

El presentador no se cortaba la lengua y explicaba que, cuando Kiko llevaba tiempo sin pisar ‘Sálvame’, volvió a las instalaciones de Telecinco pero con el aspecto muy cambiado facialmente. El colaborador se cruzó con una compañero que estaba escandalizado por cómo había visto a Kiko. A raíz de esto, se corrió la voz de que el colaborador se había hecho un lifting y por ello los paparazzis hicieron guardia en su casa.

«Al hacerte la guardia para pillarte con la cara nueva se encuentran con tu cara nueva y con la cara del otro», explicaba Jorge Javier. De esta manera, las agencias no sabían que Kiko Hernández se estaba viendo con un hombre, sino que se había hecho un retoque estético. «La agencia no te sigue porque creen que tienes novio sino para pillarte con la cara nueva», insistía el catalán.

Tras esto, el programa hacía un informe sobre el pasado de Kiko Hernández, y destacaba cuando posó en una portada con sus hijas, algo que indignaba al colaborador, que acababa abandonando ‘Sálvame’. «Hasta aquí, se acabó», decía cuando Jorge Javier Vázquez y Kiko Matamoros acudían en su búsqueda. Y recordaba que él mandó un comunicado para proteger a sus hijas: «No se pueden emitir ni pixeladas. Lo sabe la dirección y no hay nada más que decir. Creo que he sido generoso con el programa pero si se toca un tema que me duele digo hasta aquí».

Después de un alto fuera del plató, Kiko Hernández acababa volviendo: «Hay errores que se cometen en la vida, una de ellas fue la portada de mis hijas, creo que estaba tan contento que quería enseñárselas a todo el mundo. Al cabo de unos meses, me decía todos los días que me había equivocado y no quiero que aquí, donde me cuidan, ver ese error».

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *