Sandra Aladro da la estocada final a Marta Riesco en ‘El programa de AR’: «Nos está mintiendo»

Marta Riesco ha mostrado las pruebas de la llamada de Rocío Carrasco en ‘El programa de AR’ pero no termina de convencer.

Han pasado tres días desde que Marta Riesco rompiera la escaleta de ‘Ya son las ocho’ al asegurar que había recibido una llamada de Rocío Carrasco y que le había propuesto cenar juntas coincidiendo con su ruptura con Antonio David. Una llamada a través del director de la revista Lecturas y de la que cada día hay más indicios de que no se produjo como la reportera contó.

Ya el mismo viernes, la citada revista aseguró que en ningún momento Rocío Carrasco estaba presente en esa llamada del director Luis Pliego. Algo que durante el fin de semana han corroborado dos de las personas más allegadas a Rocío, Terelu Campos e Isabel Rábago en ‘Viva la vida’.

Este lunes, Marta Riesco ha decidido publicar alguna de las pruebas que decía tener. Algo que también ha hecho el propio Luis Pliego. Así, según el pantallazo compartido por el periodista se puede ver como la llamada fue entrante y duró tan solo un minuto.

«Es un delito»: Marta amenaza con demandar a Luis Pliego

Y como cabía esperar, la reacción de Marta Riesco no se ha hecho esperar. La reportera ha entrado desde la Feria de Sevilla en directo en ‘El programa de Ana Rosa’. Lo ha hecho para mostrar sus pruebas de que dicha llamada existió y que se trataba de algo laboral. Pese a que en el pantallazo de su conversación de WhatsApp con Pliego no se aprecia nada relacionado con Rocío Carrasco, Marta insiste en que todo era una trampa para que ambas se aliaran contra Antonio David aprovechando su ruptura.

«Sé que él ha colgado algo, como que dura un minuto la llamada. Por cierto, ha colgado mi número de teléfono en Twitter, quiero decir que eso es delito y, por supuesto, voy a tomar medidas por protección de datos», amenazaba Riesco en pleno directo antes de que el programa mostrara las pruebas que les había enviado. «Entiendo que te hayas sentido incómoda. Era por un tema musical», eran las palabras de Pliego a Riesco según dicho pantallazo. «No te preocupes, no me siento incomoda», le contestaba ella.

Asimismo, Marta ha vuelto a desafiar a todos asegurando que no entiende por qué tuvo que ser ella la que sacó la noticia. «La noticia la saca Marta Riesco, nunca la saca Luis Pliego, nunca la saca Rocío Carrasco y en el directo que es donde valen las cosas una fuente de total confianza de Sonsoles Ónega protagonista de esa comida le confirma que lo que estoy contando es cierto», incidía Riesco.

Sandra Aladro, clara y contundente: «El titular es que Marta nos está mintiendo»

Poco después, Patricia Pardo relata que durante la publicidad Luis Pliego se había puesto en contacto con ella para zanjar la polémica y dar su postura de los hechos. «Él dice que estaba comiendo con Rocío Carrasco, mientras él está comiendo empieza a recibir mensajes de WhatsApp de nuestra compañera Marta Riesco», comentaba la presentadora.

«Y él, que es periodista, evidentemente dice ‘oye, pues sería estupendo que se juntaran, que Rocío Carrasco y Marta Riesco se juntaran para un café», asegura entonces Patricia Pardo. «Él, con el permiso de Rocío Carrasco, llama a Marta Riesco«, termina aclarando dejando claro que Rocío Carrasco nunca habla con ella. «Nos empeñamos en si Rocío Carrasco habla con Marta. Probablemente no habla con Marta. Pero el titular para mí es que Rocío Carrasco accede a tomarse algo con Marta Riesco», apostilla entonces Patricia Pardo.

Al escucharla, Sandra Aladro corta a la presentadora para sentenciar a su compañera. «Si no habló con Marta, el titular es que Marta nos está engañando», decía la colaboradora. «Nos hagáis ningún tipo de paja mental, la incomodidad es porque escucho a Rocío Carrasco y por eso cuelgo y rechazo la oferta», insistía por su lado Marta.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Adrián Esperón y Elena Tablada
Marta Riesco revela lo que intentó hacer ‘Sálvame’ contra ella poco antes de su cancelación