¿Está ‘Sueños de libertad’ a la altura de las expectativas para sustituir a ‘Amar es para siempre’?

Este domingo 25 de febrero llega a Antena 3 'Sueños de libertad', su nueva apuesta diaria que tomará el relevo de 'Amar es para siempre'. Y os traemos la crítica del capítulo piloto.

Sueños de libertad
Imagen promocional de 'Sueños de libertad', la nueva serie de Antena 3 | ATRESMEDIA

Mucho ha llovido desde aquel lejano 2005 cuando en TVE se estrenó su nueva apuesta diaria, ‘Amar en tiempos revueltos’. Aquella serie de época fue ganándose a la audiencia poco a poco hasta convertirse en un estandarte de la cadena, estando en emisión a lo largo de 8 años. Tras ella, saltó a Antena 3 su serie derivada,Amar es para siempre, que se ha extendido cerca de 11 años, también convirtiéndose en una serie mítica de nuestro país. Es decir, 19 años que hacen de ‘Amar’ una de las series más longevas de nuestra televisión. Ahora, tras su anunciado final, Antena 3 estrena su heredera ‘Sueños de libertad‘ este 25 de febrero a las 22.00 horas, esperando poder rellenar el hueco y crear una nueva serie que dure muchos años. ¿Lo conseguirá?

Recurriendo de nuevo al formato de serie diaria, ‘Sueños de libertad’ se emitirá en Antena 3 de lunes a viernes a las 15:45 horas. Es decir, no tendrá competidor alguno, ya que ‘La Moderna’ no comienza su emisión hasta una hora después. ‘Amar es para siempre’ alargará sus capítulos finales hasta las primeras semanas de marzo, así que ‘Sueños de libertad’ pretende irse afianzando poco a poco para tomar el relevo en condiciones. La pregunta es: ¿es una buena sustituta? Porque la sombra de ‘Amar’ es muy alargada. Y la respuesta es: puede llegar a serlo.

Así, Atresmedia ha recurrido de nuevo a la productora de ‘Amar’, Diagonal TV, para producir esta nueva serie de época. Libre adaptación de la telenovela turca Fugitiva (‘Sen Anlat Karadeniz’), la ficción creada por Joan Noguera tiene un elenco protagonista de lujo y busca dramas cocidos a fuego lento.  

¿De qué va ‘Sueños de libertad’?

Es el año 1958 y Begoña Montes huye a través del bosque junto a la pequeña Julia, su hijastra. Begoña es la nueva esposa de Jesús de la Reina, el viudo de oro de la comarca, dueño de una importante empresa de productos de tocador: Perfumerías de la Reina. Begoña corre con la niña, cuando Jesús las alcanza y dispara a sangre fría. ¿Habrá herido a Begoña? ¿Qué ha ocurrido para que Jesús pierda la cabeza y dispare a su propia mujer?

Un inicio desgarrador

Como su propia sinopsis indica, ‘Sueños de libertad’ comienza con fuerza. Una huida desesperada de Begoña Montes, interpretada por Natalia Sánchez, abrazada a su hija, y escapando de una amenaza que aún no vemos. Tras atravesar un frondoso bosque, llegan a la carretera, pero alguien les detiene. Se trata de Jesús, su esposo, que las amenaza con una escopeta, preso de la furia y de la rabia. «¡Devuélveme a mi hija!», gritan fuera de sí un demasiado sobreactuado Alain Hernández (aunque luego hablaremos de eso). Hasta que un coche frena y de su interior aparece su hermano, Andrés, tratando de proteger a la madre y a la niña. Jesús no atiende a razones y acaba disparando la escopeta…

Tras ese inicio convulso, la serie nos lleva hacia atrás, hacia el comienzo de la historia, cuando el propio Andrés llega a Perfumerías La Reina dispuesto a reclamar su parte del negocio familiar. Esa llegada trastocará los planes de Jesús, que ansiaba ser el nuevo dueño elegido por su padre. Pero no todo va a salir como esperaba. Y eso le llevará a tomar decisiones demasiado arriesgadas.

La principal diferencia de ‘Sueños de libertad’ con otras series similares, es que no basa toda su premisa en un romance entre sus protagonistas. Sabemos que lo habrá (nos hemos visto demasiadas series similares), pero la ficción de Antena 3 prefiere cocinarlo a fuego lento, consciente de que una historia así funciona si se convierte en largo recorrido. Los guionistas entonces tienen otra tarea diferente, y la cumplen con creces: presentar diferentes personajes y tramas para hacer una serie más coral.

El triángulo amoroso más esperado. / ATRESMEDIA

Drama coral de personajes

Así, tras ese inicio tormentoso, vamos conociendo poco a poco a los diferentes protagonistas de la serie… cuando todos eran felices. Porque sabemos que llega el drama, y no hay mejor drama que el que se anticipa correctamente. ‘Sueños de libertad’ sabe hacerlo, aunque muchos de sus intérpretes no estén a la altura, y el primer episodio resulte aburrido hasta sus últimos compases.

Conocemos a la familia De la Reina, comandadas por el patriarca Damián, dueño de las perfumerías, e interpretado por el siempre solvente Nancho Novo. Aunque somos de los que consideramos que merecía más su personaje, desde el primer momento que aparece en pantalla sabemos que su destino está sellado. También descubrimos a las mujeres y hombres que trabajan en la fábrica, los que serán verdaderos protagonistas de la historia. Porque unos buenos secundarios siempre son fundamentales para una serie de estas características. Sus guiones están coordinados por Eulalia Carrillo y están firmados por Roberto Goñi, Almudena Vázquez, Julia Altares, Ignacio Pérez de la Paz, Antonio Hernández, Fede Muñoz, Bárbara Alpuente y Ana Muñiz, con Guillermo Escobedo como guionista en plató.

Así, conoceremos también a Carmen, una de las dependientas, interpretada por Candela Cruz; o a Claudia, una vendedora recién llegada a la fábrica, que soñaba con trabajar en Perfumerías de la Reina desde que era pequeña, encarnada por una Isabel Moreno que es de lo más destacable de la serie.

Menudo trío de ases para ‘Sueños de libertad’. / ATRESMEDIA

Pero no solo vivirá de esas tramas secundarias, sino de un romance tóxico a tres bandas que ya empieza a vislumbrarse desde los primeros compases de la serie. Natalia Sánchez será el centro de las miradas, y buscará dar a su personaje un empoderamiento necesario ante ciertos comportamientos demasiado machistas de los hermanos De la Reina.

Un reparto variado y un acabado visual increíble

‘Sueños de libertad’ tiene un reparto muy completo, destacando nombres como los mencionados Natalia Sánchez, Alain Hernández, Nancho Novo y Dani Tatay. A ellos se suman Marta Belmonte, Javier Beltrán, Ana Fernández, Daniel Albadalejo, Guillermo Barrientos o Juan Gea. Pero son las mujeres las que destacan. No solo por tener personajes más interesantes, sino por sus intérpretes, mucho más naturales.

Natalia Sánchez se come a Alain Hernández en todas las escenas. Sobre todo por la tendencia de este último a sobreactuar. Al igual que a Dani Tatay, que aún no acaba de pillar el punto a su personaje. También destacar el trabajo de Ana Fernández como Digna Vázquez, ya que tiene un papel bastante complicado de defender, pero que nos dará grandes tramas en el futuro.

Y en el apartado visual, recuerda en muchos momentos a otras series diarias como ‘Gran Reserva’ o ‘Velvet’. En este caso, con escenarios naturales envidiables y unos platós (la fábrica de la perfumería) que otorga a la serie un toque diferente a otras ficciones parecidas. Hay buen presupuesto o, al menos, se gasta bien. Lástima que el ritmo del primer episodio se resienta y sea bastante atropellado, aunque con un buen cliffhanger para conseguir que los espectadores se queden.

Ahora solo le queda buscar su propia voz, desmarcarse de otras series de época y conseguir asentar a sus personajes. Porque la base para una gran serie está ahí. Ahora solo tiene que creérselo.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Jesús y Begoña en 'Sueños de libertad'.
Itziar Miranda en el especial del fin de 'Amar es para siempre'