‘Cuéntame’ nos preparó así para la muerte de Herminia y su fin con el 11-S y rompe al público

'Cuéntame' ha emitido este miércoles su penúltimo capítulo como antesala a su final, dedicado a Herminia, la abuela de España.

Herminia en 'Cuéntame cómo pasó'.
Herminia en 'Cuéntame cómo pasó'. | RTVE

Ya solo queda una parada. Ha comenzado la cuenta atrás para decir adiós para siempre a ‘Cuéntame cómo pasó’. Será el próximo miércoles 29 de noviembre cuando TVE emita el último capítulo de la serie más longeva de nuestra televisión. Y una vez más, con el episodio de este miércoles dedicado a Herminia ‘Cuéntame’ ha vuelto a dar una lección de por qué es la serie de nuestras vidas.

El penúltimo episodio de ‘Cuéntame’ nos ha dejado una escena preciosa en la que Herminia en el balcón empieza a ver y a escuchar a personajes míticos de la serie que ya no están con nosotros. La abuela recuerda a Cervan (Tony Leblanc), Desi (Roberto Cairo) o Valentina (Alicia Hermida). Todos ellos actores que murieron y que ha sido un hermoso homenaje de ‘Cuéntame’ hacia ellos.

Herminia ha empezado en este capítulo su despedida. La abuela de ‘Cuéntame’ está cansada y decide por iniciativa propia no tomarse más pastillas. Prefiere disfrutar de lo que le queda de vida mirando al pasado y cumpliendo sus últimos sueños. Antonio está muy preocupado por si a su suegra se le va la cabeza y se olvida de tomarse las pastillas. Pero ella lo tiene muy claro.

«Que no se me olvida concho. No me tomo las pastillas porque no me da la gana», le asegura. «Pero las pastillas son medicina», le defiende Antonio. «No, son ataduras. Yo ya estoy muy vieja para estar atada. ¿Tú cómo me ves? A que me ves bien. Estoy estupendamente, de ahora en adelante lo que tenga que pasar que pase», asevera. «¿Pero usted que quiere morirse?», le pregunta su yerno. «Cuando tengas mi edad lo entenderás», sentencia ella.

El telón de fondo del penúltimo episodio de la serie ha sido la boda de María y Jorge, y todos tienen que irse a Sagrillas, pero para ella no es un viaje más. Es el último viaje. Pero solo ella lo sabe. Por eso, Herminia no duda en despedirse de San Genaro. «Has visto que bonito está el barrio. Estaba pensando que creo que he vivido más aquí que en Sagrillas», le confiesa Herminia a Antonio, en la que ya será su última escena en el mítico barrio ficticio que ha acogido a los Alcántara durante 22 años.

Antes de coger el coche, Herminia le pide a Antonio que antes de llegar al pueblo le deje en la era de Plácido. Pero ante la negativa de su yerno, ella opta por ir caminando sola hasta allí. Es entonces cuando el personaje de María Galiana nos deja una de las grandes metáforas de este último viaje de Herminia y que ha sido el tema principal de esta temporada de ‘Cuéntame’ como se puede ver en la cabecera: el árbol de la vida. Así, Herminia se sitúa debajo del árbol que plantó su padre. Y bajo la sombra del mismo y el ocaso de su vida, la abuela, comienza a recordar parte de su vida. Poco después llega Mercedes, y Herminia le pide a su hija que mantenga unida a la familia y no duda en decirle que ella lamentablemente ya no lo verá.

Poco después, es Antonio el que hace referencia al árbol durante el brindis de la noche anterior a la boda de María y Jorge durante una barbacoa familiar. «Ella es el origen, de donde provenís, es la raíz de ese árbol que tiene cuatro generaciones. No hay madre, ni hay abuela, ni hay bisabuela, ni hay suegra como tú. Muchísimas gracias. ¡Por la abuela Herminia!”, clama el patriarca.

La lección de Herminia y la dignidad de morir como uno quiere

Justo antes de empezar la boda, llega la que es posiblemente la mayor lección de este capítulo: el momento en el que Herminia se sienta junto a su hija para pedirle que le deje morirse dignamente. «Mercedes yo tengo ya muchos años y he vivido todo lo que tenía que vivir. Yo creo que ya va siendo el momento de marcharse, a mí el cuerpo me pide tierra», le dice a su hija. «¿Qué quieres decir? ¿Te quieres morir?», le pregunta incrédula Mercedes.

«Yo quiero decidir cuando me voy y no que lo decida el médico. A mi edad lo normal es morirse en un hospital rodeada de cables y con la cabeza ida. Yo no quiero eso, ni para mí ni para los míos», prosigue explicándole Herminia a su hija. «Las verdades hay que decirlas aunque duelan y sobre todo hay que decírsela a la gente que se quiere y yo a ti te quiero más que a nadie en este mundo», concluye. «Y yo te quiero a ti y no te lo voy a permitir», le ruega Mercedes a su madre.

Aprovechando la boda de su nieta María, Herminia no duda en ir despidiéndose uno a uno de cada miembro de su familia pues sabe que le queda poco y quizás a algunos de ellos no los volverá a ver porque su deseo es quedarse en Sagrillas. Así es como a cada uno de ellos les da un consejo a modo de legado. A María y Jorge les pide que vivan su amor con respeto y libertad; a Inés que sea menos exigente consigo misma pero siga siendo igual de especial y de independiente que siempre sin atarse a ninguna pareja; a Toni que anteponga su familia al trabajo. Y a ambos hermanos que se arreglen. Pero es con sus bisnietos cuando Herminia da otra lección al pedirle con absoluta naturalidad a Santi que sea feliz con su novio.

El guiño de ‘Cuéntame’ al 11-S

Durante la boda le hace dos peticiones a su hija. Por un lado, que le permita quedarse en Sagrillas hasta el fin de sus días. Y por otro, que consiga que Carlos vaya a verle. «El tiempo que me quede quiero estar en Sagrillas. Y que venga mi niño. Por favor, decirle a Carlos que venga», le pide ella. Y Mercedes se compromete. Y parece que la abuela se sale con la suya. Dos meses después, el 11-S, mientras Herminia vuelve a estar debajo del árbol de su vida, su hija le cuenta que Carlos está de camino. «Al final te has salido con la tuya y Carlos está viniendo», le dice. «Qué alegría más grande, él y yo tenemos que hablar», reacciona Herminia.

Es entonces cuando ‘Cuéntame’ lanza un guiño a uno de los acontecimientos que cambió el mundo y que también es el origen de la serie de TVE. Y es que ‘Cuéntame’ se estrenó el 13 de septiembre, tan solo dos días después del atentado que acabó con las Torres Gemelas de Nueva York. Antonio pone la tele y es entonces cuando los Alcántara descubren la barbarie que está sucediendo y a ellos les entran los nervios al pensar que Carlos tenía que coger un avión. Es el segundo guiño a Nueva York y lo vivido en el 11-S después del que ya lanzó la serie en el capítulo de la despedida de Ricardo Gómez (Carlos).

«El 11 de septiembre supuso el fin del mundo como lo habíamos conocido hasta entonces. Fue el terrible ocaso del siglo XX. 100 años con sus luces y sus sombras, su optimismo y su confianza en el futuro. Un ocaso que en mi familia tendría su propio reflejo», termina diciendo la voz de Carlos Hipólito, el Carlos adulto. Justo entonces vemos imágenes de Herminia a lo largo de estas 23 temporadas como broche de esta antesala al capítulo final, que cerrará el telón para siempre.

Aplausos al capítulo de Herminia

https://twitter.com/gazquez95/status/1727472153354752112?s=46&t=OAJ91T_Kd0DmURPNjeAGHA
https://twitter.com/adrigtf/status/1727463538157924416?s=46&t=OAJ91T_Kd0DmURPNjeAGHA

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

María Galiana en 'Espejo Público'
María Galiana en 'Plano General'.