El gran engaño de Mediaset con ‘TardeAR’: La politización de Ana Rosa invade su segundo día

Ana Rosa Quintana no ha dudado este martes en atizar al Gobierno durante su primera mesa de debate en 'TardeAR'.

Ana Rosa Quintana en 'TardeAR'.
Ana Rosa Quintana en 'TardeAR'. | Telecinco

Un día es lo que ha tardado Ana Rosa Quintana en meter política en ‘TardeAR’. La presentadora ya dejó claro que aunque no tendría una mesa política como tal en las tardes si que hablaría de algunos temas relacionados con la actualidad. Y eso es lo que ha hecho este martes al abordar varios temas desde el punto de vista político.

Algo con lo que se ha saltado el veto que le impuso Alessandro Salem en su primera entrevista tras la cancelación de ‘Sálvame’. «Un programa de tarde en una televisión en abierto como Telecinco no tiene que tener connotaciones políticas, tiene que entretener«, sostenía el consejero delegado de Mediaset.

Sin embargo, esa declaración de intenciones ha durado un día. Y es que en su segundo día, Ana Rosa Quintana no se ha contenido al lanzar varios dardos al Gobierno. Lo hacía nada más empezar la primera tertulia con Xavier Sardá, Carolina Ferre, Cristina Cifuentes, Marina Rivers y Manu Carreño al criticar al Gobierno por tardar tanto en actuar con respecto a la última polémica generada por la Real Federación Española de Fútbol. «Ya están tardando», sentenciaba la presentadora.

Pero después, Ana Rosa Quintana daba un paso más allá al llevar a la mesa de ‘TardeAR‘ uno de los temas más controvertidos del día: la llegada del catalán, el euskera y el gallego al Congreso de los Diputados y que obligará al uso de pinganillos para escuchar la traducción.

Ana Rosa Quintana politiza ‘TardeAR’ y atiza al Gobierno: «Si no lo saco, reviento»

Un tema que ha levantado mucha polémica pues casi todos estaban en contra salvo Carolina Ferre. «¿De verdad no os parece bien que las lenguas cooficiales tengan cabida en el Congreso?», se quejaba la colaboradora. «Son lenguas maravillosas que se pueden utilizar libremente en nuestro país. Lo que pasa es que hay una lengua que tenemos en común con la que todos nos entendemos. Para qué poner aparatos, pinganillos y traductores cuando podemos entendernos», defendía Quintana.

«Cuando salen al patio allí en el Congreso, que uno habla en euskera, el otro en catalán, el otro en bable, ¿o hablan todos para entenderse? De verdad, esto es utilitarismo en un momento determinado«, insistía Ana Rosa Quintana después de que Cristina Cifuentes pusiera sobre la mesa como todo esto se producía porque era una de las peticiones de los independentistas para apoyar la legislatura de Pedro Sánchez.

Tras ver que se estaba caldeando la mesa, Ana Rosa Quintana optaba por zanjar el tema y pasar a otros asuntos. Eso sí, no tenía reparos en decir que era ella quién había querido hablar de este controvertido tema. «Tampoco me quiero enredar como si fuera esto la tertulia, pero vamos… Si no lo saco, reviento«, concluía la presentadora.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Vicky Martín Berrocal y Xavier Sardá
Yulen Pereira se pronuncia así ante la impactante noticia que filtró sobre él ‘TardeAR’

Archivado en

·