Crítica de ‘Falso Amor’, el nuevo intento de reality de Netflix que nos deja fuera de juego

Netflix sigue con su particular apuesta por el mundo del reality con la llegada de 'Falso Amor' este jueves 6 de julio.

Falso Amor
Concursantes del reality Falso Amor | NETFLIX

«Ellos vienen buscando la verdad. Olvidándose de que, a veces, la única manera de encontrarla, es enfrentarse a la mentira». Ese es el alegato primordial de ‘Falso Amor‘, el nuevo reality de Netflix. Esas son las palabras que pronuncia Raquel Sánchez Silva al comienzo de este nuevo formato para dejar claras las intenciones. «La tecnología deep fake es casi invencible». Y esa sería la otra máxima de ‘Falso Amor’.

Porque la tecnología deep fake consigue copiar a la perfección las expresiones, la cara, el físico de otra persona. Esas son las cartas que juega el reality para crear incertidumbre y, por qué no decirlo, momentos de tensión entre los concursantes. El premio es muy jugoso: 100.000 euros a la pareja que coincida más en sus intentos de adivinar si las imágenes que ven son realidad o ficción. 100.000 euros, sí, pero quizá el final de la pareja. ¿O eso es algo secundario?

Netflix estrena este 6 de julio los 7 primeros episodios, de los que hemos podido ver 4, para el 13 de julio estrenar en directo la gran final. Una apuesta arriesgada y compleja, ya que la última vez que Netflix quiso emitir algo en directo, salió tirando a fatal. Quitando eso de la ecuación, lo importante es: ¿qué tal es ‘Falso Amor’ y funciona bien? La respuesta rápida es ‘sí’. La respuesta larga es un ‘sí’ con muchos peros.

‘Falso Amor’ sí funciona en Netflix, con muchos ‘peros’

«Desde Netflix, seguimos apostando por los realities y por llevar la innovación en formatos españoles a todo el mundo. En ‘Falso Amor’, ponemos el deepfake al servicio del entretenimiento para cambiar las reglas del juego y convertir un concurso de parejas en un dilema al que también se enfrentará el espectador». Así explica Álvaro Díaz, director de no ficción, series documentales y programas de entretenimiento de Netflix en España, cómo será el nuevo reality de la plataforma.

Concursantes vs. Tentadores

Las bases son claras. Entran varias parejas, que son divididas en dos casas (llamadas Solteros de Marte y Solteros de Venus) con 5 tentadores en cada una. Las parejas son: Manuel y Aida (1 año y medio de relación); Javi y Paula (nueve años); Ángel y Gabriela (cinco años); Rubén e Isa (8 meses de relación); Ramón y Alejandro (5 años de relación).

No vamos a incidir mucho en lo tóxico que nos parece este tipo de formato, que juega continuamente con las inseguridades y los celos entre las personas. Y es verdad que, en ‘Falso Amor’, esto llega a unos límites insospechados. La introducción de la Inteligencia Artificial es algo curioso de ver, pero es cierto que, en otros programas como ‘Confianza Ciega‘, era mucho más divertido tratar de descubrir si lo que veías era real o no. Aquí no tienes datos suficientes para poder descubrirlo. Porque de eso trata el programa, de una recreación tan perfecta que solo su propia pareja puede descubrir si es mentira o no. Así que el espectador se queda fuera del juego.

Raquel Sánchez Silva en 'Falso Amor'
Raquel Sánchez Silva en ‘Falso Amor’

Otro punto que podría ser negativo para el reality, es la poca presencia de Raquel Sánchez Silva en los 4 primeros episodios. Hay demasiado relleno de lo que ocurre en las casas. Por momentos, parece que estuviéramos más ante un nuevo ‘Gran Hermano’ que ante ‘Falso Amor’. Lo que más interesa es ver las recreaciones, las reacciones de los afectados y su decisión final de, si lo que están viendo es ficción o realidad. Pero en los 4 primeros episodios, el juego tiene demasiada poca presencia.

¿Ficción o realidad?

«Tu momento ha terminado». Raquel Sánchez Silva toma el relevo de Francine Gálvez o Mónica Naranjo para mostrar a las parejas la realidad de su relación. Todos dudan, todos se vienen abajo desde el comienzo. Ninguno piensa en que se pueda estar usando la tecnología deep fake de la que tanto nos han hablado al comienzo del reality. Poco a poco van entrando en razón. Pero el mar de lágrimas del inicio es brutal.

El espectador sí que puede ir reconociendo conductas tóxicas en los concursantes. Incluso contradicciones, traiciones y engaños a plena luz del día. Pero, como hemos dicho antes, nos quedamos un poco fuera del juego, y eso es precisamente lo que lastra al reality.

De todos modos, serán un total de 8 capítulos, con una gran final el día 13 de julio. Es decir, las cosas pueden cambiar ya que solo hemos podido visionar los 4 primeros. ‘Falso Amor’ va a ser un reality que genere conversación en redes. Pero a diferencia de otros, en este ya tenemos todos los capítulos, todas las cartas sobre la mesa. Así que el juego de conectar con los concursantes semana tras semana se pierde, y eso podría jugar en su contra. Aún así, estaremos atentos al desenlace, porque esto podría ser un verdadero filón para Netflix. Y la plataforma está muy necesitada de este tipo de cosas.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

estrenos febrero reina roja en prime video
Warrior