Crítica ‘La Caza. Guadiana’: una serie a reivindicar con una Megan Montaner en plena forma

La Caza Guadiana
RTVE

TVE estrena su nueva ficción, ‘La Caza. Guadiana’, este 16 de marzo, como tercera parte de sus thrillers detectivescos que se iniciaron con La Caza. Monteperdido’.

Televisión Española apuesta por un tipo de producción más adulta en casi todas sus últimas producciones. Y una de las que mejores críticas tuvo es precisamente esta serie antológica con el sobrenombre de ‘La Caza’. Empezó en 2019 con la primera entrega, ‘La Caza. Monterperdido’. Tras esta, llegó la segunda temporada, ‘La Caza. Tramuntana’. Y ahora en 2023 llega a RTVE una nueva entrega, llamada ‘La Caza Guadiana’, que traslada la acción a las orillas del río Guadiana.

Esta nueva temporada vuelve a estar dirigida por Agustín Martínez y Luís Moya. Y, además también repiten como protagonistas los intérpretes Megan Montaner y Alain Hernández. Pero con algunos añadidos, como Pepe Viyuela, Pepa Aniorte, Kevin Medina, Claudia Galán, Juanlu González o Helena Kaittani. Una vez más, la serie contará con Beatriz Carvajal en el papel de Caridad.

Y la sorpresa llega con el regreso de Francis Lorenzo. El veterano actor ya estuvo presente en la primera de las temporadas, pero su personaje no aparecía en la segunda, ‘La Caza. Tramuntana’. Aquí, como la historia va a caballo entre dos años diferentes (2010 y 2022), podemos reencontrarnos con su Santiago Baín, uno de los personajes más queridos de la serie.

¿De qué va ‘La Caza. Guadiana’?

La vida de un pequeño pueblo dividido por el cauce del Guadiana se ve dramáticamente alterada un domingo de mercado. Mario, un chaval de 19 años, presa de una crisis maníaca, lleva a cabo una matanza y acaba con la vida de tres personas. Un caso del que se encargan el teniente Baín y la joven cabo Sara Campos. Declarado inimputable, Mario va a parar al psiquiátrico penitenciario de Sevilla. Doce años después, un nuevo suceso reabre las viejas heridas del pueblo. Los sargentos Selva y Gamero dirigen la investigación de la desaparición de Alicia, y que marcara al pueblo de Frontera. 

Un inicio prometedor

La serie comienza fuerte, con potencia. La llamada de un hijo, Mario, a su padre, repitiéndole una y otra vez que no es malo, que él no es una persona mala. ¿Por qué insiste tanto en ello? Un poco más tarde lo descubrimos: ha sufrido una crisis y ha matado a tres personas a escopetazos. El padre, que no puede creer nada de lo que ha ocurrido, asiste, afligido y en shock, a un escenario dantesco en el pueblo de Frontera, viendo el crimen que ha cometido su hijo.

Esa es la base para el inicio de una serie que tiene todos los elementos de otras ficciones similares de países vecinos, como por ejemplo las francesas, con múltiples entregas llamadas ‘Crimen en…’. Aquí nos reencontramos una vez más con los policías Alain Hernández y Megan Montaner, cuyo personaje, Sara Campos, está embarazada.

El primer capítulo sirve para desgranar poco a poco lo que nos espera con esta nueva entrega de ‘La Caza’. Cómo va a afectar ese acto al pueblo a lo largo de los diez años posteriores. Y como, varios elementos de dicho crimen tendrán repercusión una década después. Aunque el primer capítulo es demasiado largo y podría condensarse en un episodio mucho más corto y con más ritmo, la investigación funciona bien y genera interés cuando da el salto a la actualidad.

El principal problema radica en el sonido y en la vocalización de la gran mayoría de los actores. No se escucha bien y eso provoca que haya escenas en las que es difícil entender lo que están diciendo. Por ejemplo, en una escena crucial como es llamada de Mario a su padre, prácticamente no se escucha nada de lo que dice el chico presuntamente culpable de los asesinatos. ¿Cómo se ha podido pasar por alto en postproducción algo tan importante como un sonido de calidad?

Otro de sus problemas es la iluminación de las secuencias del pasado. Todo demasiado oscuro y nublado, cuando debería ser todo lo contrario, tratándose de un pueblo a las orillas del Guadiana. Entendemos la lógica artística detrás de esa decisión, pero juega en su contra. Sobre todo cuando la actualidad es mucho más luminosa y bien iluminada, valga la redundancia.

Pese a ello, la historia promete una investigación con giros inesperados. Aunque ‘La Caza. Tramuntana’ fue ligeramente peor a la primera temporada, ambas coinciden en el tono y en una historia sosegada pero con suficientes pistas para ir deshilvanando el caso principal. ‘La Caza Guadiana’ sigue el mismo estilo, continuista, sin ningún toque rompedor o que busque diferenciarse. Tampoco le hace falta.

Pero es verdad que, por momentos, peca de un ritmo demasiado pausado, y para un primer episodio, eso puede lastrar el resto del conjunto. Hay una máxima en las series de investigación y asesinatos: hay que atrapar desde el primer minuto. ‘La Caza. Guadiana’ lo consigue, pero luego se desinfla con un bache importante en la mitad del episodio. Insistimos en que, quizá, la duración sea excesiva.

Megan Montaner vuelve a ser lo mejor de la serie, con una actuación contenida, pero repleta de matices. Y, obviamente, Francis Lorenzo siempre es un buen nombre que tener en tu proyecto. El actor cumple con creces, y demuestra por qué es el personaje más querido de la serie. El que más sorprende es Pepe Viyuela, que nos tiene acostumbrados a papeles mucho más cómicos, y aquí se descubre como ese gran actor que es, con un giro muy pocas veces visto en su carrera.

‘La Caza Guadiana’ es una buena serie, que sigue el estilo de sus dos anteriores temporadas, y que promete emociones fuertes. Pero que debe corregir algunos problemas para convertirse en una serie importante. Ojalá TVE confíe un poco más en ella, porque la promoción está siendo nula.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Tatuaje de 'Sol negro' mostrado en 'Supernanny'
Lara Siscar junto a los protagonistas de 'En Primicia'.

Archivado en

· ·