ActualidadPortada

«¿Estás bien?»: Máximo Huerta, estupefacto ante la desgarradora confesión de Risto en ‘Chester’

Risto Mejide se ha abierto con Máximo Huerta en ‘Viajando con Chester’ y ha confesado el gran problema que arrastra con su madre desde hace cuatro años.

«Tengo muchas expectativas con esta conversación. Tenía muchas ganas de charlar contigo porque creo que los dos nos encontramos en un momento muy adecuado para tener esta conversación». Con estas emotivas y contundentes palabras ha empezado la entrevista de Risto Mejide a Máximo Huerta en la nueva entrega de ‘Viajando con Chester‘. Un arranque que ha dejado descolocado al escritor: «¿Estás bien?». «Estoy en ello», ha reconocido el publicista mientras añadía que «somos dos almas heridas».

Unas declaraciones duras que, después, han cobrado todo el sentido cuando Máximo ha hablado de sus padres. «Mi padre y yo no hablábamos. Yo he tenido que entender después que los ‘te quiero’ eran ‘¿has cambiado el aceite al coche?’, ‘¿has cambiando las bujías?’. Todo esto con otro tono, con un tono grave, severo, de hombre del 1937», se ha sincerado. «Era un hombre muy complicado, seguramente porque es una generación que no ha recibido cariño», ha lamentado.

Contrapuestas han sido las cosas en el caso de su relación con su madre. Una mujer que define como «abnegada», en la que se refugió siempre y a la que protegió de su padre cuando era tan solo un niño y no le tocaba hacerlo. Eso -asegura- le «mató» la infancia. Unos recuerdos que ha revivido en esa entrevista y sobre los que también habla en ‘Adiós, pequeño’, su último libro. Un libro sobre el que Risto ha compartido sus sensaciones.

«No hablo con mi madre desde hace cuatro años. Nos peleamos, tuvimos una bronca muy gorda y hasta hoy»

«A mí me ha costado leerlo y te digo por qué», ha revelado el presentador que, con la atmósfera que se había creado, ha decidido abrirse sobre un tema delicado. «Me ha costado porque estás hablando todo el rato de tu madre y de lo que tú sientes hacia ella y hacia su vida. Y claro, para los que estamos todavía arreglando las cosas con nuestros padres, como es mi caso, con una madre con la que hace 4 años que no me hablo… uf, ha sido una hostia importante. Me costaba avanzar. Hace cuatro años que no hablo con ella, no sabe que estoy aquí; ella no sabe nada de mi agenda de grabación ni nada», ha destapado.

«¿No le cuentas nada?», ha reaccionado en primer lugar un Máximo Huerta realmente estupefacto. «No hablo con ella desde hace cuatro años. Nos peleamos, tuvimos una bronca muy gorda y hasta hoy. Porque hoy por la mañana me ha escrito, justo hoy que venía a hablar contigo. ¿Es fuerte o no?», ha continuado relatando. «Qué casualidad, cómo es el destino. ¿Pero vais a seguir hablando? ¿Te gustaría?», se ha interesado el valenciano.

«No lo sé, pero yo creo que se lo debo a mi hija, porque ella aún no conoce a mi hija. Entonces, por mucho que yo tenga diferencias con mi madre, mi hija no tiene la culpa; tiene una abuela. Estoy en conflicto y más hoy que he recibido ese mensaje», ha reflexionado. Una realidad que contrasta con la que ha reflejado Máximo, cuyo apego hacia su madre ha tildado de «feroz» y le hace no estar preparado para una despedida. «Lo de madre no hay más que una se dice por algo. Es una figura que no se puede reemplazar», ha sentenciado un Risto Mejide muy tocado.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *