Crítica de la semana: ‘Pesadilla en el paraíso’, la manzana podrida de Telecinco

ANÁLISIS | Semana del 17 al 23 de octubre de 2022

Dicen que una manzana podrida estropea todo el cesto. La verdad es que el cesto, si nos referimos a Telecinco, ya lleva unos meses mermado. La cadena no vive sus mejores horas, y en vez de darle más protagonismo a lo que funciona, apuestan por resucitar un formato que ya nació muerto como ‘Pesadilla en El Paraíso’, a costa de lastimar el resto de su oferta frutícola nocturna.

‘Pesadilla en el paraíso’’ no le apetecía a nadie. O al menos eso es lo que consiguieron con la promoción del producto. Un reality en una granja sin ningún atractivo estético, famosos de medio pelo y lo peor de todo… ¡grabado! A no sé a qué cabeza pensante de Mediaset se le ocurrió que en los tiempos en que el contenido en diferido se consume a mansalva por de las plataformas, alguien iba a encontrar alguna motivación en ver un formato de convivencia enlatado en la tele en abierto. 

Principalmente, la única ventaja que conservan  los canales tradicionales frente a los HBO y compañía es la emisión en directo. Algo que, si bien es verdad que puede ser secundario en un concurso de media tarde, es esencial para un programa de convivencia. La magia de un reality también reside en darle al espectador la sensación que el devenir de los concursantes todavía está por escribir. Las galas semanales sirven para eso, para dinamizar las tramas y provocar giros de guión con los que le explote la cabeza al público.

Parece que de la necesidad del directo ya se han dado cuenta en ‘Pesadilla en el paraíso’, cambiando  a mitad de edición su sistema de emisión. Alguien debió pensar que se repetiría el éxito de ‘La isla de las tentaciones’, un reality que siendo grabado consigue buenas audiencias gracias a una edición endiablada. Nada que ver con la granja, con unos videos soporíferos que invitaban a cambiar de canal. Lentos y aburridos, el ritmo ni está ni se le espera.

El programa tiene tan poca personalidad que nadie lo llama por su nombre. Si es que hay alguien que lo nombra. Pero lejos de matar el formato, Telecinco ahí sigue, metiéndoselo hasta con calzador. Sí, es verdad que a veces el espectador se engancha a algo que de primeras no quería ver. Pero ‘Pesadilla en el paraíso’ ya está visto que no funciona ni a base de insistir.

Lo peor del caso es que su presencia empachosa en la parrilla está provocando que nos abstengamos de consumir otros productos de la cadena. Ya sabemos que ‘El Hormiguero’ tiene una audiencia muy fidelizada y enfrentarse a él no es fácil, pero antes de tirar esa franja ofreciendo algo que nadie ve es mejor apostar fuerte por los contenidos más potentes de la cadena.

Emitir ‘Pesadilla en el paraíso’ es como un fundido a negro. Rara vez supera el 10% de share su resumen diario. Y somos muchos los que desistimos de ver lo que viene después. De verdad, por mucho que quieras presentar buenos resultados con los programas que se emiten a continuación, siempre es mejor afrontar la batalla que perder 50 minutos cada día con algo que no funciona.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Isabel Jiménez, presentadora del especial 'Felipe y Letizia, 20 años'.
Ion Aramendi en 'Factor X'