Ramón García, ante el reto de Cristina Pedroche: «TVE siempre era lo mismo en las Campanadas»

Entrevistamos a Ramón García, a unas horas de presentar sus vigésimas Campanadas con Ana Mena y Jenni Hermoso para TVE.

Ramón García, presentador de las Campanadas 2023-2024 en TVE
Ramón García, presentador de las Campanadas 2023-2024 en TVE | RTVE

Cuando pensamos en una retransmisión de las Campanadas de fin de año, es inevitable que no venga a nuestra mente un nombre: el de Ramón García. El presentador bilbaíno, y su icónica capa, volverá a ponerse al frente del evento para TVE por decimoquinta vez, y su vigésima vez si contamos dos años más en Antena 3, otros dos en Twitch y uno para Estrella Galicia.

El veterano comunicador despedirá el año este 31 de diciembre desde la Puerta del Sol con dos populares mujeres que son dos números 1 en sus ámbitos, Ana Mena y Jenni Hermoso. Una potente elección con la que la cadena pública se moderniza en su clásica cobertura y busca con la artista malagueña y la campeona del mundo ser un reclamo en un público más transversal y joven, que ha ido perdiendo progresivamente.

Charlamos con Ramón García sobre cómo afronta estas Campanadas 2023-2024 y cómo valora el fenómeno de Cristina Pedroche en Antena 3, que ha arrebatado el liderazgo histórico a TVE los últimos dos años. También desgrana cuál es su receta para mejorar la audiencia o incluso recuperar el trono perdido para la cadena pública. Ramonchu dice adiós a un año que ha sido muy positivo en su carrera profesional, con la vuelta del mítico ‘Grand Prix’ 18 años después, que se convirtió en el estreno más visto de todo el 2023, y cuyo éxito, en una televisión cada vez más fragmentada, «ha tapado muchas bocas».

¿Qué pensaste cuando te dijeron que darías las Campanadas con Ana Mena y Jenni Hermoso?

Ramón García: Esta conversación no fue repentina, se va hablando y se van viendo las posibilidades y se van hablando de personas. Finalmente, es un acuerdo entre todos para que sea así. Yo estoy muy feliz de estar acompañado de dos exponentes femeninos maravillosos, y dos números 1 en el mundo de la música y del deporte. Una campeona del mundo de fútbol y una cantante como Ana Mena, que la conozco desde que empezó, y que triunfa en España y todo el mundo.

¿Cómo fue esa llamada de TVE?

R. G.: Todo arrancó cuando ‘El Grand Prix’, y ya me empezaron a preguntar si estaría libre y si podría dar las Campanadas este año. Al final se fue acercando la fecha, hasta que lo cerramos. Son negociaciones típicas de televisión.

¿Cómo valoras a tus dos compañeras de la retransmisión?

R. G.: La suerte que tengo es poder darlas con una campeona de fútbol del mundo, que no lo tiene cualquiera, y contar con una de las cantantes españolas con mayor proyección nacional e internacional.

La polémica de la futbolista y Luis Rubiales puede generar críticas.

R. G.: Creo que eso es precisamente lo que hay que dejar aparte. Ella está ahí porque es campeona del mundo de fútbol femenino de nuestro país. Ella dirá lo que quiera y será su momento, es lo que tiene el poder y el derecho a hacerlo como cualquier otra mujer u hombre en España.

Ramón García valora la elección de Jenni Hermoso: «La polémica de Rubiales hay que dejarla aparte»

Ramón García y Jenni Hermoso, en las Campanadas de TVE
Ramón García y Jenni Hermoso, en las Campanadas de TVE

¿Te habría gustado darlas con Anne Igartiburu o Ana Obregón?

R. G.: Esto es cíclico. El año pasado Ana Obregón estuvo con los Morancos, y anteriormente Ana con Anne Igartiburu. Y todo va cambiando. Yo también he estado con las dos, y este año toca así y punto. Ellas siguieron dando Campanadas con otros compañeros, y yo no. Y no pasa nada, esto forma parte del oficio de la televisión.

¿Qué mensaje te gustaría mandar a tus dos eternas compañeras de las Campanadas?

R. G.: Con Anne Igartiburu ya he hablado. Esto al final es trabajo. El que estemos un año sí y otro no al frente de la retransmisión forma parte de este oficio, no hay que dar importancia a cosas que no la tienen. Y Ana Obregón y yo somos amigos y seremos amigos siempre. Pero yo estas conversaciones las mantengo en el ámbito de lo privado.

¿Cuál va a ser vuestra receta para conquistar al público y competir contra Cristina Pedroche?

R. G.: Lo primero, no vamos a competir ni se va a intentar recuperar nada. Lo que vamos a hacer es una retransmisión de las Campanadas de Fin de Año sin ninguna presión de nada. Lo que Televisión Española ha intentado este año ha sido cambiar también un poco el contenido, que va a arrancar de una manera diferente, con dos mujeres que lo van a hacer por primera vez, y que vienen de ámbitos no habituales a lo que se ha hecho siempre. La veteranía la marcará un señor que se llama Ramón García, que va a darlas por vigésima vez, y quince en esta casa.

¿Qué vais a hacer para recuperar el liderazgo de audiencia?

R. G.: A nivel personal y profesional, el único reto que yo tengo es el de mejorar la audiencia del año pasado, que es el más cercano. Igual que se ha hecho con ‘El Grand Prix’, lo que se va a pretender es modernizar la imagen de las Campanadas y va a haber cosas diferentes. Aunque el momento clave va a ser el clásico de toda la vida para que nadie se pierda como es la transición de un año a otro. Yo he tenido la suerte de lograr las mayores audiencias en las Campanadas de la historia, desde 1990. Y nadie va a llegar a esas audiencias, porque se han ido fragmentando lógicamente con los años. Y otros han ido ganando su sitio, que es lo natural. Mi expectativa es hacerlo bien, y que la gente que elija TVE diga ‘mira, le han pegado un toquecito con los cambios, Ramontxu sigue estando en forma o qué bien han estado caras nuevas como Ana Mena y Jenni Hermoso’. Y que al día siguiente veamos las audiencias y hayan mejorado. Eso será ya un éxito.

¿Qué crees que tiene Cristina Pedroche para ser la ‘reina de las Campanadas’?

R. G.: Cristina Pedroche lo que ha hecho es un éxito, y yo lo he hablado con ella y le he felicitado desde el primer año que ganó el liderazgo. Ha ido creando un personaje a través de ese vestido que ella muestra durante 10 años. Eso tiene un mérito increíble. Por eso Cristina Pedroche y Atresmedia llevan dos años siendo líderes. RTVE fue muy clásica en los últimos años y no hizo nada, era siempre lo mismo con las mismas caras. ¿Qué ha pasado? Que su audiencia iba disminuyendo. Mi reconocimiento, cariño y la enhorabuena a Cristina Pedroche, porque lo que ha hecho es súper difícil.

¿Qué tiene Ramón García para seguir siendo un reclamo de las Campanadas?

R. G.: Este año pienso que la televisión pública ha reaccionado y ha querido modernizarse, y eso hay que agradecérselo. Mantiene a un veterano que soy yo, y me han elegido a mí como podían haber elegido a Anne o Ana, y voy a defender esa plaza e intentar mejorar los datos de los últimos años que no han sido buenos.

¿Cómo alguien cómo tú, que ‘odia la Navidad’, se convierte en el mito de la Navidad?

R. G.: Yo no dije exactamente eso, yo expresé en unas declaraciones que no me gusta la Navidad. Nunca me ha gustado. El motivo es que cuando yo era pequeño, mis padres trabajaban en la hostelería, y nosotros trabajábamos todos los días de Nochebuena, Navidad, Nochevieja, Año Nuevo, el día de Reyes… Desde niño, con 8 y 10 años yo hacía las bolsas de cotillón, y con 12 años tenía que trabajar en las salas de fiestas de mi familia. Mi madre me daba las 12 campanadas con una cazuela a las 9 de la noche, y después se iban a trabajar. En ese ambiente he trabajado toda mi vida, y de repente empalmo en un oficio donde hago Telepasión 14 años, 16 años la gala de Fin de Año de TVE, y luego las Campanadas. ¡Cómo para odiarlas! Es gracioso porque Ramonchu siempre ha estado unido a las retransmisiones más queridas de la Navidad (risas) Lo que yo no hago es amargar a la gente, intento que mi trabajo sea divertido y ameno. Y si no tuviese que trabajar en televisión en todos estos años, yo jamás hubiese celebrado la Navidad en ningún sitio. Me habría gustado irme de España, al otro lado de América donde es verano, puedes estar en la playa y rompes con todos los estereotipos navideños.

¿Qué noticia te gustaría desear a todos los españoles para 2024 en la retransmisión?

R. G.: Lo tengo bastante claro y creo que todo el mundo igual. Creo que es un momento en el que el mundo necesita paz. Tengo la sensación de que en vez de avanzar vamos hacia atrás con el paso del tiempo. Han vuelto conflictos internacionales al mundo que tendrían que estar olvidados y obsoletos y en vía de solución. Y ha pasado lo contrario, volviendo a recrudecerse como nunca. La paz en Oriente Medio y en Ucrania es el objetivo que todos debemos tener en mente, aunque nos pille lejos, no nos pilla tan lejos porque la economía ya marca todo. Es un buen deseo con el que todo el mundo estará de acuerdo.

Y en España, rebajar la crispación política, porque eso nos afecta a todos. Pido que tengamos una clase política amable, que intente solucionar las cosas, que se lleven bien dentro de la confrontación que tienen que tener ideológica. Porque a veces estamos viendo unos espectáculos un poco lamentables, y eso marca bastante como es un país. Y pienso que somos bastante mejores que nuestros políticos.

«He hablado con Anne Igartiburu y Ana Obregón, este año toca así y punto»

Ramón García y Ana Mena, en las Campanadas de TVE
Ramón García y Ana Mena, en las Campanadas de TVE

¿Cómo fue tu experiencia de darlas con Ibai Llanos en una plataforma distinta como Twitch?

R. G.: Es lo mismo, yo lo hablé con Ibai, porque él tenía más problema al estar acostumbrado a mirar sólo a una cámara, pero para las dos retransmisiones pusimos varias cámaras, y ellos no saben manejar eso.

Se os vio más distendidos y relajados que en La 1, como cuando Anne te lanzó una uva en plena emisión. ¿Igual deberías introducir ese estilo de retransmisión para recuperar al público joven?

R. G.: Sí, quizás la televisión generalista te encorseta más, y lógicamente hacerlo en Twitch es otro estilo y otra forma de comunicar, que hace que te relajes más, y que el discurso sea diferente. No hay que marcar ni cumplir tantas cosas, y no hay guion. Y yo como tampoco necesito guion, pues encajamos muy bien. Ha sido una experiencia muy bonita, fue a mí a quien se le ocurrió la idea dar las Campanadas con Ibai Llanos, y le llamé y él fue generoso y me dijo lo vamos a hacer. También fue mía la idea de que fuese Anne quien nos acompañara al año siguiente.

TVE vive un momento de crecimiento de audiencias, ¿cómo ves brevemente el panorama televisivo actual?

R. G.: Desde hace muchos años está cada vez más fragmentado. Mi madre decía una cosa que se puede aplicar aquí: ‘hijo, al lado de un negocio de hostelería como el nuestro, una fuente de agua quita clientes’. Y es verdad, porque ahora cualquier plataforma o televisión pequeña ya te va restando espectadores. Estamos en una época que sigue siendo muy buena para el espectador. Podemos elegir lo que queramos, donde queramos, para verlo a la hora que queramos, y eso es un lujo. Lógicamente para las empresas de televisión es más complicado, sobre todo para las que viven de la publicidad y tienen que generar contenido para sobrevivir con los anunciantes. Y para una televisión pública, pues lo mismo, porque debe cumplir con los estatutos que se le exigen, y al mismo tiempo que sea interesante, entretenida e informe bien. Esa es una pelea continua y el lujo de este oficio, en el que siempre estás en movimiento.

¿Cómo has vivido el éxito del ‘Grand Prix’, que se ha coronado como el mejor estreno televisivo de todo el 2023? ¿Lo esperabas?

Con mucha alegría, ha sido una de las mayores emociones de mi vida profesional. Yo esperaba el éxito, pero no tanto, y nos ha desbordado a todos. Volvió el espíritu del Grand Prix, y pasabas por una comunidad de vecinos y oías la televisión y sonaba su sintonía, y eso nos retrotraía a los noventa, pero lo hemos conseguido también en el 2023. Estoy muy orgulloso, porque mucha gente nos dijo que no, no confió en que el Grand Prix se podía renovar y decía esto ‘está acabado’. Hemos tapado muchas bocas con un éxito indiscutible, que ha sido el programa más visto de 2023, que se dice pronto, con un formato de hace casi treinta años. Hemos sabido adaptarlo y modernizarlo, y que la gente joven vuelva a TVE. Lo que más me gusta es cuando un padre me para por la calle y me dice ‘Ramón, gracias. Es la primera vez que veo con mi hijo pequeño la televisión’.

¿Qué novedades tendrá la segunda temporada?

R. G.: Serán más entregas, 10 programas. Hay ganas de meternos ya en el lío. La suerte es que vamos a poder producirla con más tiempo de anticipación. Porque íbamos muy pillados y nos faltó tiempo para rematar alguna cosa del decorado o vestuario, pero este año podremos hacerlo con más tranquilidad y cariño.

Ya hemos visto lo que ha funcionado. Intentaremos mejorar los juegos nuevos que nos han funcionado este año. Habrá más juegos nuevos, y por supuesto, potenciaremos y enriqueceremos los juegos veteranos, que son santo y seña del Grand Prix.

«Hemos tapado muchas bocas con el éxito indiscutible del ‘Grand Prix’, muchos decían que estaba acabado»

Ramón García en 'El Grand Prix'.
Ramón García en ‘El Grand Prix’.

Se ha publicado que podría volver ‘El qué apostamos’.

R. G.: Sé toda la historia, porque el presentador iba a ser yo. Lo que pasa es que no puede ser a fecha de hoy. No era el momento para hacerlo. El Grand Prix lo que ha hecho ha sido remover los formatos del pasado, pero como dije en su rueda de prensa, no todo puede volver. El mayor problema es que es un formato caro, entonces lo que hay que intentar es que vuelva igual o mejor, lo que no puede ser es peor, porque entonces sería fallar a la memoria histórica de un programa que forma parte de mi vida y sería sobre todo faltar al respeto de los espectadores. Si algún día vuelve, tiene que volver bien y cuando sea el momento, yo encantado de la vida.

También sigues triunfando en Castilla-La Mancha Media con ‘En compañía’.

R. G.: Aquí estoy feliz, vamos a renovar otro año más ‘En compañía’. Renovar un año un programa diario es un lujo y un milagro, y eso es porque funciona bien. Y además ayudamos a la gente, que eso es lo importante. A mi para el 2024 ‘virgencita que me dejen como estoy, que ya bastante lío tengo’ (risas). Iré haciendo todas las cosas a las que yo llegue bien, con capacidad para poder hacerlo, y yo crea y confíe en el proyecto, porque a lo que no ya tengo los años y la experiencia para poder decir que no, además de para razonarlo y saber gestionarlo bien.

La pasada semana vivimos la despedida del gran Pedro Piqueras, ¿cuándo llegará la jubilación de Ramón García?

R. G.: Todavía no, tengo cuerda para rato, a los hechos me remito (risas). La despedida de Piqueras fue muy emocionante, y ya vas viendo pues a compañeros que han estado contigo como, poco a poco, pues se van quitando. Yo mientras esté bien, el que se va a quitar seré yo, a mi nadie me va a quitar. Cuando vea que no esté bien diré ‘señores, hasta aquí’. Mientras haya quién me contrate, gente que confíe en mí y yo tenga la capacidad física y mental de poder estar, Ramonchu estará. Si algún día fallo y no puedo estar al 100% yo me quitaré de en medio, porque sabré que no estaré dando lo que el espectador se merece.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Ángela, ganadora de 'MasterChef 12'.
Manuel Torreiglesias en 'Saber vivir'.