El palo de Elena Furiase a Mediaset por cómo fue el abrupto final de ‘Mía es la venganza’

Elena Furiase habla de la falta de cariño de Mediaset con 'Mía es la venganza' tras su polémico y precipitado final

Elena Furiase en 'Mía es la venganza'
Elena Furiase en 'Mía es la venganza' | Divinity

Mía es la venganza‘ se ha despedido con un final medianamente digno para los espectadores que la han seguido durante estos cinco meses, pero notablemente forzado. Es la queja más repetida. Las tramas principales se cerraron más o menos en condiciones, pero quedaron muchos cabos sueltos y varios personajes con un devenir inconcluso. 

Alejandro se marchó del club a las bravas, Fernando rompió su relación con Orson por Andrés y tras descubrir su verdadera cara, Lola perdió la vida por una sobredosis, Sonia mató a Jaime y Mario se acercó nuevamente a Olivia. Sin embargo, quedaron muchas cosas en el limbo tras una escena final un tanto desconcertante.

Qué va a pasar con la boda de Bosco y Olivia tras besar a Mario. Qué sucede con Montes tras traicionar a Sonia. Qué ocurrirá con Diego y Abir o con Blanca y Lucía. O cuál será el futuro de Fernando con Andrés y cómo actuará Orson a partir de ahora. En fin, muchos interrogantes que fueron ignorados y que daban para varios capítulos más de ‘Mía es la venganza’. 

No obstante, este modo de acabar tan abrupto responde a la orden de Mediaset de paralizar el rodaje y precipitar el desenlace de la serie por los datos de audiencia de las primeras emisiones. Los directivos adolecieron de paciencia y acabaron con todo de forma fulminante, provocando un malestar en todo el equipo; tanto actores como directores y creadores de la ficción.

Elena Furiase, sobre el final de ‘Mía es la venganza’: «Se hizo lo que se pudo o lo que nos dejaron»

Un malestar del que ha vuelto a dar cuenta ahora Elena Furiase, Lucía en ‘Mía es la venganza’, con su mensaje de despedida en Instagram. «Hoy se termina de cerrar el círculo, la serie Mía es la venganza llega a su fin. Una serie que empezó en el caos y continuó en él hasta el fin de sus días«, ha empezado escribiendo. 

Y es que hay que recordar que el serial sufrió varios problemas al principio por desavenencias en el equipo. De hecho, Aurora Guerra, creadora de la historia, fue apartada del proyectó misteriosamente y se cambiaron a algunos de los actores protagonistas porque no convencían con sus interpretaciones. 

«Una serie a la que le faltó cariño y paciencia por parte de algunos«, ha añadido Furiase en referencia a los directivos de Mediaset que decidieron cortar la grabación en el capítulo 110 -pese a que había firmadas tres temporadas- y relegar la emisión a Divinity. «Sobró dedicación y esfuerzo por parte de otros. Se hizo lo que se pudo, o lo que nos dejaron, mejor dicho…», ha proseguido Elena Furiase, volviendo a mostrar la decepción que hay con la cadena. 

Por último, la actriz ha agradecido la oportunidad a los directores de ‘Mía es la venganza’. «Pisar aquel plató cada día era un gusto, uno de los buenos. Fuimos una familia en la que podíamos andar descalzos por casa, y todos los días en vez de “holas” había abrazos. Sin duda de los mejores equipos con los que he trabajado y que, tened por seguro, os llevaré en mi corazón. Por la jefa, Lydia Bosch, por toda esa gente que ha estado tarde tras tarde dándonos su audiencia y su apoyo, por mí, y por supuesto por todos mis compañer@s, os quiero», ha rematado.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Reparto de 'Salón de té La Moderna'
William Levy vuelve a Divinity.