La polémica en la serie ‘Desaparecidos’ de Telecinco que forzó a Maxi Iglesias a abandonar

La segunda temporada de ‘Desaparecidos’ llega a Telecinco con Edgar Vittorino como gran novedad en sustitución de Maxi Iglesias y un cambio de productora.

Tras poder disfrutarse durante meses en Amazon Prime Video, Telecinco estrena este miércoles la segunda temporada de ‘Desaparecidos‘. El Grupo 2 se pone de nuevo en marcha para seguir buscando a quienes se esfumaron repentinamente sin dejar pista alguna. Los ocho nuevos capítulos aterrizan en la televisión en abierto con grandes cambios: como la baja de Maxi Iglesias de su elenco protagonista y el cambio de productora de Plano a Plano (‘El Príncipe’) a Unicorn Content, la compañía que preside Ana Rosa Quintana.

Un cambio en la estructura de producción que traerá variaciones notables en la narrativa, en los enfoques de los guiones y que cuenta con la incorporación del actor colombiano Edgar Vittorino, al que conocimos especialmente por ‘Vivir sin permiso’, también en Telecinco. En el papel de Rubén Ramallo, un misterioso personaje que guarda relación con una banda de narcotraficantes que opera en Madrid, suplirá la marcha de Maxi, que interpretaba al subinspector Rodrigo Medina en la primera temporada.

Pero la gran pregunta es por qué Maxi Iglesias no ha continuado en esta nueva tanda de episodios como sí han hecho el resto de intérpretes. Hay que destacar que Juan Echanove y Michelle Calvó se mantienen a la cabeza del reparto, en el que también siguen Elvira Mínguez, Chani Martín, Amanda Ríos, Lucía Barrado, Diana Palazón, Elisa Lledó y Javier Morgade.

Esa incógnita fue resuelta por él mismo hace un tiempo en VerTele y señaló el cambio de productora que consumó Mediaset como detonante de su drástica decisión: «No estoy en la segunda temporada de ‘Desaparecidos’ porque yo no quise. Soy muy leal a la gente que confía en mí y, en este caso, quien me dio la oportunidad de hacer Desaparecidos fue Plano a Plano. Luego Telecinco decidió cambiar su estructura de producción».

Reconoció que le mantenían todo tal y como estaba tipificado por contrato, «pero dije que esa serie la hacía si era con la productora y el equipo con el que había trabajado». «Es la serie de la que estoy más orgulloso. Es preciosa y aprendí muchísimo con ella. Tenía muchísimas ganas de hacer la segunda temporada, pero este giro en el último momento por un tema de presupuesto que a mí no me afectaba hizo que yo dijera ‘no'», profundizó el intérprete.

Con ese pronunciamiento, Maxi dejó entrever también que la política de ahorro de costes del grupo de comunicación estuvo detrás de ese traspaso a una factoría participada por la propia Mediaset como es Unicorn Content. «Tengo unos valores bastante férreos para decir ‘no’, porque quiero y puedo», sentenció al citado medio sin importarle que eso le pudiera acarrear enemigos o eventuales vetos.

Así es el papel de Edgar Vittorino, relevo de Maxi Iglesias

De madre española y padre colombiano, Rubén Ramallo (Edgar Vittorino) ha vivido a caballo entre ambos países. A los 10 años perdió a su madre y tras pasar varios años en un orfanato colombiano fue enviado por su padre a España, donde fue criado por sus abuelos maternos en un humilde barrio del extrarradio madrileño.

Tras pasar una dura infancia, vivió una adolescencia conflictiva y problemática, marcada por pequeños robos y actos de vandalismo. Carismático, sarcástico y seductor, el enigmático joven mantendrá diversos encontronazos con la inspectora Sonia Ledesma. Además, guarda una estrecha relación con una banda de narcotraficantes.

Además, siete nuevos personajes se suman a las tramas de la ficción: la jueza Gálvez, interpretada por María Morales; el nuevo informático y la policía científica del Grupo 2 (Andreas Muñoz y Gloria Albalate); dos jóvenes que echan una mano en Ayuda Desaparecidos (Abril Montilla y Matías Janick); la nuera de Santiago Abad (Cinta Ramírez); y un antiguo novio de Carmen Fuentes (Alfred Pico).

Sinopsis del arranque de temporada

En una gasolinera aparece Berta Márquez, una joven que desapareció hace un año junto a su amiga Lidia, un suceso que reactiva la investigación del caso. Mientras el inspector jefe Santiago Abad prefiere ser cauto, Sonia Ledesma se salta el protocolo y decide ir a Villa Paradís, el lugar donde cree que Berta y Lidia han estado retenidas. A medida que avanzan las pesquisas, los miembros del Grupo 2 descubren que el caso podría estar relacionado con una investigación de la Unidad de Estupefacientes y un clan de narcotraficantes. Entretanto, Sebas discute con su mujer, Mercedes, cuando esta le informa de su deseo de mudarse a Santander y llevarse consigo a las niñas.

Mientras la inspectora Ledesma investiga una casa que se alquila para fiestas privadas, mantiene un desafortunado encuentro con Spider, sicario del clan, en el que pierde su arma reglamentaria y que posteriormente le será devuelta misteriosamente. Además, un nuevo caso llega a la Brigada Central de Investigación de Delitos contra las Personas: la desaparición de Cornelia, una joven que vivía con su padre y su madrastra. Las primeras indagaciones llevan al Grupo 2 a investigar a un joven de origen árabe. Por otra parte, Carmen busca nuevas vías para recuperar a su hijo Pablo y Santiago se encuentra en su casa con una inesperada situación que trastocará su vida.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

'El Marqués', nueva serie de Telecinco
Sofía Suescun en 'Supervivientes'