Joaquín Prat impugna esta polémica intervención de Paloma García-Pelayo y tiene que rectificar

Paloma García-Pelayo ha estallado ante el acto intimidatorio del escolta de Urdangarín a un equipo de Ana Rosa y Joaquín Prat le ha frenado por los términos empleados.

Este jueves, se ha abierto un encendido debate en el club social de ‘El programa de Ana Rosa‘ respecto a si debe o no tener un escolta Iñaki Urdangarín como así ocurre. Un escolta de asignación correspondiente a Casa Real y pagado con el dinero público de los españoles. Y todo, por el altercado que se producía hace unas horas entre este miembro de seguridad privada y un equipo del matinal de Telecinco. Unos hechos que, en plató, han propiciado también una disputa entre Joaquín Prat y Paloma García-Pelayo.

Al parecer, cuando Leticia Requejo y su cámara se encontraban en Vitoria-Gasteiz tratando de buscar una imagen cómplice del exduque de Palma y Ainhoa Armentia, el policía se acercó de malas formas, les retuvo y les exigió la documentación sin permitirles que se movieran de su lado. Una maniobra de distracción para evitar que grabaran a Iñaki con su nueva pareja. «Nos sentimos intimidados y lo peor es que no nos dejaron ejercer nuestro trabajo», ha lamentado la reportera, pues les demandó que no grabaran y que bajaran las cámaras. Incluso, según la periodista, llegó a recibir un empujón.

Tras narrar la anécdota, en plató las reacciones no se han hecho esperar. «Está en un sitio público y hay unos reporteros que se identifican, ¿por qué no puede hacerse una foto a Urdangarín en una calle pública? No lo entiendo», ha comenzado comentando Ana Rosa Quintana. «Son situaciones que se han vivido en otras ocasiones lamentablemente. Lo que hace el escolta es distraerte, ganar tiempo e intimidarte para que Iñaki pueda salir de otra parte. Independientemente del debate de si tiene que seguir llevando escolta o no o de si es ilegal o no, lo que hace es utilizar al escolta que tiene asignado para salir con su novia por otro lado», ha denunciado firme Paloma García-Pelayo.

«Esto que ha pasado es retención, retención relativa, intimidación»

Y ha añadido: «Llevan años actuando así. Estamos en la vía pública y es verdad que llevamos muchos años siguiendo a Iñaki y, cuando se ha trabajado a una distancia, no ha ocurrido nada, pero cuando necesitas abordar al personaje ahí es cuando se miden las fuerzas. En este caso, esto que ha pasado es retención, retención relativa, es intimidación».

Sin embargo, esos términos tan polémicos no han sido bien encajados por Joaquín Prat, que rápidamente le ha detenido en seco para evitar que se emplearan manifestaciones tan excesivamente grandilocuentes. «No hombre, no, no por favor, no, tampoco nos…», ha exclamado el presentador. «Perdona, he dicho relativa, lo he corregido enseguida», se ha excusado Paloma. «Es un funcionario público que te pide que te identifiques», ha justificado Prat poniéndose del lado del agente.

No obstante, el debate se ha enconado y la tertuliana no estaba dispuesta a pasar y aceptar ese argumento. «No, te retienen para que no te muevas; no Joaquín», le confrontaba Paloma García-Pelayo dejando palpable su absoluta discrepancia con su compañero de programa. Y ha desvelado: «Yo recuerdo a compañeros que los han retenido hasta en cuartos oscuros para ver qué es lo que tenían (grabado) en el caso de Letizia».

«Yo no entiendo por qué sigue llevando escolta, ya no es marido a efectos prácticos de la Infanta Cristina», ha apuntado por su lado Alessandro Lequio. «Independientemente de ese debate, es cómo actúa este policía, es su modus operandi, es la forma de intimidar a un equipo de reporteros que están haciendo su trabajo. Otros compañeros y yo misma hemos vivido situaciones intimidatorias por ejemplo en Washington, cuando le buscamos porque estaba recién imputado. Fue un momento complicado pese a que actuamos en la calle justo cuando no estaban los hijos. No te facilitan el trabajo porque somos incómodos», ha continuado sentenciando Paloma.

«Es que este es un señor particular en una acción particular y que ya no está relacionado con la Infanta aunque no haya firmado todavía los papeles (de divorcio)», ha apostillado Quintana. «Quien debe determinar eso es el Ministerio del Interior», ha aclarado Joaquín Prat acerca de cuándo debe dejar de asignársele esa seguridad privada. Y precisamente ahí ha entrado en escena también Cristina Tárrega con un alegato lógico.

«Lo que no entiendo es que siendo escoltas de Casa Real no tenga respeto y no den ejemplo. Y efectivamente es Marlaska el que deja que éste guardaespaldas siga ahí con Iñaki con el dinero público y ante la indefensión del ciudadano; que ahora mismo ve esto, ve que es ya exduque de Palma y que aún estamos pagando un escolta que además se comporta así con la prensa, y dice ‘pero esto qué es’. Es una tomadura de pelo».

Por último, para concluir y zanjar la agitada tertulia, Ana Rosa Quintana ha rematado con una pregunta muy rotunda: «El debate, independientemente de que deba hacer esto o no, porque este señor (el escolta) tendrá unas instrucciones y este señor está cumpliendo con las instrucciones que se le han dado, es más profundo. El debate es: ¿hasta cuándo vamos a tener a Urdangarín con escolta?».

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Colaboradores de 'Vamos a ver'
Joaquín Prat se moja ante la final de 'Supervivientes 2024'