Actualidad

Rocío Carrasco causa profunda sensación por cómo califica a Antonio David Flores ahora

Sin querer mirar la pantalla, Rocío Carrasco enfurece en el nuevo episodio en de ‘En el nombre de Rocío’ ante lo que llega a oír de Antonio David Flores sobre ella y Fidel Albiac

«¡Qué poca vergüenza! No puedo decir otra cosa, nada más que me da mucho asco». Con estas palabras se refiere Rocío Carrasco en el nuevo episodio de ‘En el nombre de Rocío’ a unas imágenes de Antonio David Flores en el desaparecido ‘Salsa Rosa’ charlando telefónicamente con Amador Mohedano, en la que ambos se daban las gracias mutuamente por estar siempre tan pendiente de Rocío Jurado durante la estancia de ésta en Houston.

Muy enfadada al ver a su tío dando las gracias al ‘ser’ que a ella tanto daño le hizo, la hija de ‘la más grande’ dice no entender «la poca lealtad. No concibo la vida de las veletas. Sabiendo lo que le ha hecho a su hermana, sabiendo lo que su hermana sufría en esa cama de Houston con muchas de las cosas que tenían que ver con esa cosa tan asquerosa que está ahí. No tienen vergüenza ni perdón de Dios».

Y, señalando directamente a su tío Amador, Rocío Carrasco añade: «Esas declaraciones las hace este, porque mi madre no sabía que las iba a decir, sin no, no tenía pantalones de hacer eso».

En otra de las intervenciones de Antonio David Flores en televisión en aquella época tan crítica para la familia de Rocío Jurado, éste aseguró que en una de las visitas de Fidel Albiac a Miami, tuvo una gran bronca con Rocío Carrasco y que hasta la prensa capturó en imágenes lo que estaba sucediendo entre la pareja. Al recordar esta intervención del padre de sus hijos, del ‘ser’, como ella le llama, Rocío Carrasco ha terminado de explotar.

Rocío, sobre el ‘ser’: «Hay que ser energúmeno. Escoria»

«Hay que ser energúmeno y tener poca vergüenza, pero qué más calificativos le voy a dar a semejante escoria. A ver si nos enteramos de que Fidel no ha pisado Miami conmigo ni ha ido a ningún piso de Miami», asegura la protagonista de la docuserie.

A lo que añade: «Dijo que en una de esas visitas Ortega Cano le puso (a Fidel) los puntos sobre las íes. Yo no he vivido con Fidel en casa de mi madre. A quién le pone ya al final los puntos es a él, cuando no quiere irse de la casa de mi madre», sentencia Rocío Carrasco.

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *