«Entró con un hacha»: César Carballo conmueve en ‘Cuarto Milenio’ al relatar su intento de asesinato

César Carballo
César Carballo

El doctor César Carballo ha confesado a Iker Jiménez en ‘Cuarto milenio’ el día que estuvieron a punto de asesinarlo y como una compañera le salvó la vida

César Carballo ha vuelto a ‘Cuarto Milenio‘ con su sección «Urgencias, entre la vida y la muerte». En ella el doctor ha vuelto a contar, una semana más, vivencias que no le han dejado indiferente en los más de 18 años que lleva ejerciendo como médico en el hospital. Carballo cuanta frente a Iker Jiménez como, en ocasiones, ser personal sanitario puede llegar a ser un peligro extremo y algunas de las vivencias que le han puesto en riesgo.

Este domingo, César ha recordar como una noche un joven de 18 años llegó a urgencias tras sufrir un brote psicótico. Lo que no esperaba el personal que le atendía era que el joven estaba a punto de cometer una atrocidad. «Parecía una persona normal dentro de su patología pero la auxiliar de enfermería recogió su bolsa y se dio cuenta de que dentro había algo pesado, era un hacha«, explica.

«Si no hubiera sido por aquella auxiliar yo no estaría aquí sentado contigo»

Según cuenta el propio César Carballo, esa noche se libraron de morir, porque estaba seguro de que el joven de 18 años estaba decidido a usar el hacha dentro del hospital: «Ese hombre había escondido el hacha entre sus cosas y pensaba usarla en el hospital. Aquel paciente escuchaba voces y esa noche yo estoy seguro de que nos salvamos de morir, si no hubiera sido por aquella auxiliar yo no estaría aquí sentado contigo«.

«¿No dio ningún problema después?», se preguntaba Jiménez. «No, no. El decía que oía voces y cuando le preguntaron por qué llevaba ese hacha aseguró que «porque me lo decían las voces». Tu imagínate el peligro… «, explica el doctor, destacando la gran labor que hace el personal sanitario en urgencias.

No es el único intento de agresión que ha sufrido el doctor en sus años de experiencia. Frente a Iker Jiménez ha explicado que las agresiones por parte de pacientes son, por desgracia, algo más que común. «Me han dado una patada, puñetazos… Los escupitajos son algo frecuentesHay personas que no entienden que tengan que quedarse en el hospital en contra de su voluntad. Otros no son capaces de soportar las esperas hasta que se les atiende…», cuenta.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Iker Jiménez y Nemo
Angy Fernández e Iker Jiménez