El pronunciamiento de Josep Pedrerol por el racismo con Vinicious que está trayendo cola

Josep Pedrerol dejó un claro y rotundo alegato en ‘El Chiringuito de Jugones’ contra el racismo en el fútbol tras los insultos a Vinicious.

Josep Pedrerol
Josep Pedrerol en 'El Chiringuito de Jugones'. | Atresmedia

Este lunes no se habla de otra cosa: los insultos racistas que recibió Vinicious en Mestalla durante el partido entre el Real Madrid y el Valencia C.F.. Un encuentro que tuvo que ser interrumpido durante 10 minutos por los insultos que recibió el jugador madridista por parte de seguidores del Valencia. Un asunto sobre el que Josep Pedrerol se mostró muy claro en ‘El Chiringuito de Jugones’.

Y es que todo desembocó en la expulsión de Vinicious después de un fuerte enfrentamiento con Hugo Duro que acabó con el brasileño dándole un manotazo al valencianista.

Los insultos racistas a Vinicious no son nuevos. Se llevan produciendo toda la temporada y desde hace meses. Su forma de tomárselo tampoco ayuda. Y sobre eso quiso reflexionar Josep Pedrerol en ‘El chiringuito de Jugones’. «Desde que es un chaval, y sigue siendo un chaval, aguantar eso… Hay que meterse en el pellejo de Vinícius para saber lo que siente alguien escuchando ese tipo de cosas, de insultos permanentemente. ¡Cuidado!», empezaba a decir el presentador.

En ese sentido, Josep Pedrerol no dudó en dar la cara por Vinicious llegando a justificar sus actitudes que terminan sacándole del campo con tarjeta roja. «Cuando hablamos de que, a veces, Vinícius no sabe comportarse o de que le falta madurez, claro que le falta madurez. Nos pasaría a cualquiera de nosotros con 40, 50 o 60 años, que actuaríamos peor que él seguramente. Un chaval que con veintipocos años tener que aguantar eso en todos los campos es terrible«, defendía el periodista.

Así, Josep Pedrerol no duda en pedir que se condene que se pueda llamar «mono» a un jugador en un campo de fútbol. Pero también que se haga con expresiones como «que digan tonto, hijo de, muérete, o qué malo eres». «Hay que intentar no aceptar ningún tipo de insulto, no solo el racismo», recalcaba al respecto.

Y es que Josep Pedrerol fue claro al decir lo duro que debe ser para un jugador de fútbol salir al campo a hacer lo que mejor sabe y tener que soportar ataques e insultos. «Es un chaval que está sufriendo una persecución por parte del público en todos los estadios terrible. Meterse en el pellejo de este chaval y lo mal que lo está pasando. Es que da pena, es que es muy bueno», insistía el presentador de ‘El Chiringuito’.

La defensa de Josep Pedrerol a Vinicious: «No al racismo»

Tras ello, el presentador del programa de Mega quiso poner en valor cómo Vinicious se saca fotos y firma autógrafos tras salir de cada partido. «Esto es un ejemplo para los chavales. Le quieren, es el ídolo de los chavales. ¿Por qué consigue eso? Porque sonríe, porque se lo pasa bien jugando al fútbol, transmite alegría», defendía Pedrerol. Y precisamente por eso, considera que «no podemos acabar con la alegría en el fútbol«.

«Si censuramos a Vinícius, que tiene que madurar, claro que sí, y cualquiera de nosotros con más edad… Con esa presión, qué difícil es manejarse y qué bien lo está haciendo a pesar de todo», añadía Josep Pedrerol sobre la actitud del jugador brasileño.

Asimismo, Josep Pedrerol tiene claro que los rivales saben cuál es el punto débil de Vinicious y por eso le dan donde más duele para desestabilizarle. «El rival le busca. Saben que así le pueden desquiciar y quitar de en medio. Siendo el rival más peligroso, intentan desquiciarlo para que sea menos peligroso», remarcaba.

Justo antes de despedir el programa, Josep Pedrerol volvía a lanzar un mensaje a la audiencia y a los aficionados al fútbol. «Que sirva para algo lo ocurrido hoy, lo lamentable que ha ocurrido hoy y que poco a poco lo consigamos. No al racismo«, sentenciaba.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Josep Pedrerol en 'El Chiringuito de Jugones'.
Josep Pedrerol sentencia los últimos movimientos de Luis Rubiales.