ActualidadViral

La consternadora publicación de Marisa Martín-Blázquez sobre Ana Rosa: «Por muy difícil…»

Marisa Martín-Blázquez Ana Rosa

La colaboradora de ‘El programa de AR’, Marisa Martín-Blázquez, ha escrito una carta a Ana Rosa Quintana en la semana clave de su operación

Ana Rosa Quintana se somete esta semana a una operación por su cáncer de mama y Marisa Martín-Blázquez ha querido enviarle una carta. La colaboradora de ‘El programa de Ana Rosa‘ ha querido compartir con todos sus seguidores el emotivo mensaje que le ha dedicado a su compañera. Lo hace en una semana clave para la presentadora, por la que ha recibido muestras de apoyo de casi todos sus compañeros de programa.

«Querida Ana, te conozco desde hace muchos años y no eres de las que se rinde; todo lo contrario.
Tú, Ana, siempre fuiste de las valientes, de las que planta cara a los problemas y, además, con la sonrisa puesta», empieza diciendo la carta de Marisa, que define a la presentadora: «También de las que no se quejan, por muy difícil que se ponga el camino y por muchas piedras que echen en él».

«Siempre has demostrado tus ganas de vivir, –eres una vividora cum laude– una disfrutona de la vida, una apasionada de ella y una ‘feliciana'», empieza diciendo a la vez que le da ánimos ante la situación que se le presenta: «Y, por ese motivo, sé que no vas a dejar de batir el cobre y ganar la batalla; no es la primera a la que te enfrentas, y saliste ganadora. No eres de las que se amilanan. Tú eres una Atenea moderna, una diosa de la estrategia, de la sabiduría y de la guerra justa, y por eso saldrás vencedora».

«Vamos a seguir aunando fuerzas para que, este tramo final, se convierta en la definitiva victoria y que seas tú misma la que nos la cuentes»

Marisa Martín Blázquez escribe una carta a Ana Rosa Quintana antes de su operación de cáncer

Además, Marisa Martín-Blázquez le ha dicho a Ana Rosa lo mucho que se la echa de menos: «Durante este tiempo que llevas retirada, para luchar y curarte, te estamos echando mucho de menos y no te hemos olvidado ni un segundo. Que sepas que cada «frame» de tu programa, tu equipo lo hace, y sigue haciéndolo, por y para ti, y para seguir dejando el listón muy alto. Tan alto como tú nos has enseñado, y también tan alto como la cima que estás escalando».

Como no, le muestra todo su apoyo y el de su gente: «Pero no te apures, además de tus fuerzas, cuentas con todas las de tantos que te quieren –aunque alguno, ni te conozca– y con todas las de tu equipo que, como siempre, iremos detrás –en la retaguardia– por y para que, si acaso tropiezas, levantarte y darte un empujoncito. Como dice una de las leyendas de mis camisetas: «MUJERES AL PODER». Tu poder ahora está, más que nunca, en ti y en todos los que te queremos y vamos a seguir aunando fuerzas para que, este tramo final, se convierta en la definitiva victoria y que seas tú misma la que nos la cuentes, como tú sólo sabes hacerlo: con tu fortaleza, tu entereza y tu alegría de vivir».

Además, le dedica un poema que dice lo siguiente: «Ser feliz no es tener una vida perfecta. Ser feliz es reconocer que la vida, vale la pena vivirla, a pesar de todas las dificultades». Tras esto, la Marisa Martín-Blázquez acaba añadiendo: «Y yo sé, querida Ana Rosa, que tú eres feliz en toda la extensión y significado de la palabra. Y que sabes que la vida, a pesar de sus dificultades, vale la dicha vivirla. Todos contigo y tus ángeles también. ¡Te queremos!».

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *