Cómo ha cambiado Benigna, el personaje de Anabel Alonso en ‘Amar es para siempre’

Llega el final de 'Amar es para siempre' este 6 de marzo, y nos despedimos de personajes como Benigna, interpretada por Anabel Alonso durante 10 años.

Anabel Alonso es Benigna en 'Amar es para siempre'
¿Cómo ha cambiado Benigna a lo largo de la serie? | ANTENA 3

Lo hemos dicho muchas veces, pero nunca está de más insistir. ‘Amar es para siempre‘ es una de las series más importantes de la historia reciente de nuestra televisión. No solo por su longevidad, ya que uniendo los años que estuvo en TVE bajo el nombre ‘Amar en tiempos revueltos’ lleva casi 20 años en antena, sino por la cantidad de intérpretes y famosos que han pasado por sus tramas. Contándolos todos, cerca de 1.500. Una auténtica barbaridad. Pero es que más de 4.500 episodios dan para mucho, y si no que se lo pregunten a Itziar Miranda, Manu Baqueiro o a Anabel Alonso, que llegó en la tercera temporada y, lejos de despedirse, se ha quedado hasta el final interpretando a Benigna.

La mítica actriz tiene un currículum envidiable y quizá sea una de las actrices más conocidas de nuestro país. Trabajó con Pedro Almodóvar en los inicios de su carrera, puso voz a Dory en las películas de Pixar ‘Buscando a Nemo’ y ‘Buscando a Dori’. Y cómo olvidar su mítica Diana en la serie de ‘7 vidas’. Pero si hay un proyecto que ha marcado a la intérprete en los últimos años, ese ha sido ‘Amar es para siempre’. Llegó en 2014 y al final se ha comprometido con su personaje, Benigna, durante diez años.

Anabel Alonso es Benigna
Benigna, antes y después en ‘Amar es para siempre’. / ANTENA 3

Así ha cambiado Benigna (Anabel Alonso) tras 10 años

«Esta mujer no es lo que aparenta. Es muy católica, muy creyente, pero no actúa según sus convicciones». Así hablaba la actriz sobre su personaje cuando llegó a la serie de Antena 3. «Es una mujer resentida, amargada». Y sí, en un principio se planteó su personaje como una villana metomentodo de manual. Llegó a la ficción de la mano de su hermano, Fortunato (interpretado por Pepón Nieto) pero tanto el personaje como la actuación de Anabel Alonso gustaron entre el público y los guionistas decidieron seguir dándole continuidad. Hasta hoy.

Benigna Castro es amante de los cotilleos y de los chismorreos en la Plaza de los Frutos. A lo largo de las temporadas, ha tenido varios romances que han marcado al personaje. Pero, sobre todo, lo que más le ha marcado ha sido un relación de amistad con Visitación (Visi), interpretada por Ángeles Martín. Incluso ambas montaron un negocio juntas, el videoclub ‘BeniVision’. La despedida del personaje fue uno de los momentos más duros para Benigna, y para la propia Anabel Alonso.

Benigna y Peñalara en 'Amar es para siempre'.
Benigna y Peñalara en ‘Amar es para siempre’.

Casi al comienzo de su participación, Benigna conoce a Benito, interpretado por Antonio Molero. Ambos se enamoran y se casan en 2016, pero es oro todo lo que reluce. Benito se marcha ya que el matrimonio no acaba de funcionar, y deja sola a Benigna, desconsolada y sola. Pero no ha sido el único hombre que ha pasado por la vida de Benigna desde que llegara a ‘Amar es para siempre. Ahí está Quintero, interpretado por Iñaki Miramón, aunque no acabó de cuajar la historia. Al igual que la de Eduardo Pérez. “Ese hombre está loco por mí”, fueron las palabras de Benigna, confiando ciegamente en que sería el hombre de su vida.

También lo ha pensado recientemente de Lorenzo (interpretado por Andoni Herreño), un actor que la cameló y le dio su ansiado beso de película. Hasta llegó a pedirle matrimonio, pero Benigna descubrió que todo era una farsa y acabó anulándolo.

¿Qué pasará en el final de ‘Amar es para siempre’?

Después del regreso de los hijos de Manolita y Marcelino, de la reboda y de la llegada del bebé de Silvia, cuyo nombre sorprende a todos, a los vecinos de La Plaza de los Frutos aún les espera una llegada sorpresa y cambios en sus vidas. 

Esa es la sinopsis que desvelado Antena 3 para su final este 6 de marzo a partir de las 22.45 horas. Nadie está realmente preparado para la gran despedida. Son unos personajes que nos han acompañado mucho tiempo, y que ya forman parte de nuestra familia, casi como si les conociéramos, como si fueran nuestros amigos.

En esta última temporada, Visitación regresó de Londres para malmeter, como siempre, aunque al final todo lo acaba haciendo porque es una buena amiga de Benigna. Esta parece haber encontrado por fin el amor que tanto ansiaba en Peñalara, el dueño de los supermercados, interpretado por Juanjo Cucalón. Pero este se resiste a pedirle a Benigna que se vayan a vivir juntos. ¿Acabará la pareja viviendo felices y comiendo perdices?

Además, ha habido polémica por el cambio de programación del último episodio. Anabel Alonso así lo dejó caer en sus redes. Porque debido al estreno de ‘Sueños de libertad’, Antena 3 decidió retrasar ‘Amar es para siempre’ a la franja de las 17.00 horas, donde hay más competencia. Decisiones que Anabel Alonso no entiende, pero claramente responden a un intento de la cadena para relanzar su estreno más potente, y con el que pretenden suplir el gran vacío que va a dejar una serie que lleva más de diez años en el canal.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Anabel Alonso firma la mejor réplica a Iker Jiménez tras mofarse del ganador de Eurovisión
Itziar Miranda en el especial del fin de 'Amar es para siempre'