OPINIÓN | Telecinco «pisotea» a la favorita de la audiencia en un triple duelo

“Quiero cerrar esta caja de Gran Hermano VIP, irme a mi casa y a un psicólogo por qué no estoy bien. He sido una pedazo de mierda todo el concurso, estoy mal de la cabeza. Está bien cagado todo, cuando salga de aquí no voy a tener amigos”, decía Alyson Eckman tras conocer su salvación en la nominación de concurso.

Anoche fuimos partícipes de la gala más dura de la edición. Telecinco lo ha vuelto a hacer. Destrozar su mejor concursante días antes de la final empieza a ser una tradición del programa. Perfectamente imperfecta, Aly lo ha dado todo por este concurso. La americana ha sido pura naturalidad, espontaneidad y autenticidad, ¿no es eso lo que se pide a los concursantes? Ha estado llenando de contenido debates, galas y resúmenes, y tenía más que merecido un puesto en la final.  Alyson no merecía el circo romano de anoche.

No es de extrañar que la cadena tenga sus propios favoritismos, y más cuando nos encontramos en una edición VIP donde hay representantes e intereses por medio, pero la gala de noache puso en evidencia la profesionalidad del programa . Alyson sufrió los azotes de una realización de videos de bastante dudosa objetividad, contando mentiras camufladas de verdades en el objetivo de dejarla mal parada frente a la audiencia galera y así conseguir más votos que se traducen en ganancias.

Desconozco las razones de la cadena para tapar los deslices de Daniela, pero puedo asegurar que no ha sido la víctima que se nos vendía anoche. Si bien es cierto que Aly es una kamikaze que no mide sus palabras y comete errores continuamente, Daniela es la macarra disfrazada de perfeccionismo y palabrería.

“Si hubieran comentarios negativos de Daniela a Alyson los hubiéramos visto”, decía el presentador.  Pues debo decirte, querido Jordi, que ha habido múltiples descalificativos que jamás hemos visto editados en vuestros videos. ‘Falsa, sucia, podrida, interesada, mentirosa’ son algunos de los muchos piropos que Daniela ha dedicado a Aly por la espalda. También ha sido muy mezquino escucharla reiteradas veces vanagloriándose de haberle dado un puesto de trabajo a la americana.

Que Aly y Daniela no se tragan es una realidad, pero no del concurso, sino de hace varios años. A pesar de ser vecinas y haber compartido trabajo en la radio, nunca tuvieron contacto más allá de los estudios de grabación. Ambas se caen igual de mal, la diferencia es que una lo expresa y la otra se lo calla para luego hacerse la ofendida.

A esta recta final ya no le queda mucho recorrido, solamente queda esperar el milagro por parte de la audiencia. God Bless America!

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, Twitter o Instagram

Más Información

Paolo Vasile e Isabel Pantoja.
Paz Padilla, en 'Sálvame'