María Patiño desvela la insólita oferta que recibió en ‘De Viernes’ y por qué dijo «no»

Hablamos en exclusiva con la presentadora María Patiño ante su estreno como presentadora de 'Ni que fuéramos Sálvame', y se sincera sobre su despido de Mediaset.

María Patiño, presentadora de 'Ni que fuéramos Sálvame'
María Patiño, presentadora de 'Ni que fuéramos Sálvame' | El Televisero

Un año después de que Mediaset tomase la polémica decisión de cancelar ‘Sálvame’, el programa que durante 14 años hizo liderar a Telecinco, los que fueran los auténticos protagonistas de aquel formato producido por La Fábrica de la Tele (reconvertida en Fabricantes TV), saltan al mundo streamer con el programa ‘Ni que fuéramos Sálvame‘, dentro del nuevo Canal Quickie.

De este modo, volveremos a ver a partir del 15 de mayo cada tarde de 16h a 19h a Belén Esteban, Kiko Matamoros, Lydia Lozano, Chelo García Cortés, Víctor Sandoval y María Patiño. La ex presentadora de ‘Socialité’ será además la encargada de conducir el programa. Un nuevo formato televisivo y social en el que los colaboradores hablarán de televisión, actualidad y corazón sin filtros.

Con María Patiño hemos podido hablar en exclusiva en EL TELEVISERO, quien hace balance del último año, confesando desde lo que ha sentido al ser despedida de Mediaset, la insólita oferta que le hicieron de ‘De Viernes’, pasando por su fichaje por Netflix, hasta su verdadera relación con Ana Rosa Quintana o si ha vuelto a ver ‘Socialité’ con María Verdoy.

ENTREVISTA A MARÍA PATIÑO (VÍDEO)

¿Eres fan de ‘Socialité’ a día de hoy? ¿Sigues viéndolo?

MARÍA PATIÑO – A ver, yo no lo veo, pero al principio no veía nada, pero no por rechazo, sino porque necesitaba desconectar. Además, me han dado esa posibilidad. Además, yo tengo la suerte de económicamente tener unos ahorros y quieras que no soy una afortunada, porque desconectar y pensar en llegar a final de mes no te permite desconectar y disfrutar. Y yo, la verdad, he podido hacerlo. Y eso no le ocurre a todo el mundo, porque lo que nos ha ocurrido a nosotros le pasa a muchos españoles que se quedan sin trabajo de manera justa o injusta. Y hay que tirar para adelante y eso no es algo que solo nos ha ocurrido a nosotros. Y yo desconecté. Y después, los fines de semana, no me preguntes cómo, me las arreglo, porque a mí no me gusta salir por la noche. Yo soy más del mediodía. Será que soy una mother (risas). Y entonces no lo he llegado a ver, pero sí que estoy pendiente de las noticias que generan o de los datos de audiencia. Eso sí que lo veo. La audiencia sí que la veo.

Ahora, hace un año, de todo este cambio, y entonces yo creo que en vuestra mente no cabía el término Quickie. Lo que sí, fueron nuevas experiencias en Netflix con ‘Sálvese de quién pueda’. ¿Cómo valoras tú todo este año desde la salida de Mediaset?

La decisión la toman quien la tiene que tomar y como trabajadora hay que aceptarla. Yo, por lo menos, veo la vida así, porque enfrentarte, si es justo o injusto, te quedas metida en un rollo de resentimiento y que se te queda aquí. A mí la gente que pasa factura al cabo de los años, porque me hiciste… Ay, chica, qué pereza me das. No, yo ya estoy aquí y deseando que sea el 15 de mayo. Sigo siendo la misma, pero sí que es cierto que ya sé a quién quiero tener a mi lado y a quién no. A nivel personal y profesional he despertado, porque yo siempre creo que he tenido una parte ingenua para protegerme. Y he sabido quién me ha mandado un mensaje, quién no, quién de repente el teléfono deja de sonar, porque deja. Y ahora tengo un radar espectacular. Yo tengo un instinto muy bueno, es una de mis virtudes. Después tengo 8.000 defectos, pero yo huelo muy bien y ahora mi olfato es estupendo.

¿Te ha sorprendido no recibir a lo mejor X llamada? Porque sí que hemos visto que muchos compis vuestros los hemos visto en La 1 o Antena 3 y, sin embargo, hay ciertos rostros que no os hemos visto todavía, salvo en Netflix, que al final ya quisieran muchos.

¿Sabes qué pasa? No me he puesto a pensar eso. Es cierto que conmigo no han contado, pero mira, yo es que no quiero que suene prepotente, porque además es que no lo soy. Pero yo me considero la misma persona con un 20% de audiencia que estando en mi casa. Yo creo que ya la gente de la profesión sabe lo que yo puedo ofrecer y no les ha interesado y hay que aceptarlo. Si esto no hubiese surgido, yo me había puesto de límite el mes de junio de este año.

Y tenía planes, pequeños planes, pero yo no me iba a quedar quieta. Iba a hacer un canal de Twitch. Y me iba a dedicar a buscar información y contarla. Lo tenía en mente y era un riesgo porque al final no me gusta ni quejarme ni lamentarme, lo odio porque creo que soy una afortunada y porque todavía tengo muchas cosas que contar. Otra cosa es que después las cosas funcionen o no y hay que aceptarlas.

Pero tus ganas están intactas y, de hecho, por eso llama la atención que no cuenten con vosotros. Al final, estamos con unas ganas tremendas de veros, pero, sobre todo, choca de cara a las empresas.

Es que no lo sé, ¿sabes? Es que no lo sé. Probablemente, yo esté muy vinculada a un grupo, porque además yo, cuando me meto en algo, lo hago mío y creo en ello. Y probablemente, no sé si eso me ha perjudicado, pero es que no hubiese podido hacerlo de otra manera. A mí eso de mantener distancias para que no me salpique nada… Es que yo era así también en Antena 3.

En ‘DEC’ no caías tan bien… Ahora eres un icono pop.

¿Un icono pop? Pues no sé si caía bien o no…

Yo recuerdo comentarios de «ahí está la de la vena»

Pero después me operé el cuello y entonces ya… Pero vamos, la vena está dentro (risas).

Se ha rumoreado en este año un posible fichaje tuyo para ‘De viernes’. ¿Esto era verdad o no?

A mí me llamaron para entrevistarme. Y, bueno, la verdad es que dije que no, di las gracias, pero no me apeteció, porque no tenía tampoco nada que contar. Pero sí, me llamaron al poco tiempo, creo que fue en septiembre o antes del verano. Es que no me acuerdo, pero fue hace ya un tiempo. Pero para contratarme no, me llamaron para entrevistarme y dije que muchísimas gracias, pero que no tenía nada que contar. Es verdad, no tenía ningún proyecto y te podrás imaginar que no hable de mi vida privada. Bueno, hablo de vez en cuando cuando me da la gana, pero desde luego no para vincularla a una entrevista concreta.

Pero sí que ha sido una de las grandes sorpresas en el documental de Netflix, porque ahí te soltaste. Ahí te conocimos más allá de tu faceta como periodista, te descubrimos también como personaje y fuiste increíble. No paras de llorar, eso sí.

¿Sabes que he pensado por qué no paraba de llorar? Porque estaba agotada. Estaba muy cansada, estaba muy sensible. Yo soy muy emocional, pero es verdad que Netflix, al estar más condensado, se vio algo de mí que mucha gente no vio. Pero en los últimos años de ‘Sálvame’, yo ya empecé a soltarme y a reírme. Incluso en ‘Socialité’ me puteaban cada dos por tres mi redacción. Y me hacían perrerías y más allá de la faceta informativa, entre comillas, y a mí todo eso me ha ayudado a crecer profesionalmente. No he tenido nunca reparos, no soy nada tiquismiquis ni clasista. Yo creo que he tenido la posibilidad, incluso, de presentar formatos más allá del corazón. Te hablo desde la ‘Fashion Week’ al ‘Mediafest’. He hecho muchas cosas y ostras, eso es la leche.

María, otro de los temas que se especulan es acerca de vuestro futuro en Netflix. Al estar dividido en los capítulos, eso no ha favorecido, porque la primera tanda fue muy buena. Y la segunda, sin embargo, no sé si por programación o por qué… ¿cómo habéis acabado con ellos?

A ver, yo soy una obrera. ¿Cómo han acabado mis jefes? La información que nos han transmitido es que continúan con conversaciones abiertas. Genial. Y te prometo que no sé nada más. Es que yo, en las altas instancias, no me suelo mover. Pero sí, es verdad, México no funcionó y me imagino que habrá influido la distancia que hubo, la falta de promoción. Es que no lo sé. Pero, de todas maneras, a mí esto de justificar las cosas, no funcionó. Total. Ya está. Muy bien. Se acabó. Muy bien. ¿Sabes? No hay que coger y buscar un responsable. No hay nada más. Yo es que eso es que lo odio además.

Kiko Matamoros dijo el otro día ‘primera y única vez que lamento haber estado vetado en Telecinco’. ¿Cómo habéis llevado vosotros ese tema de los vetos que nunca había pasado?

Te voy a volver a decir lo mismo. Para un periodista es fundamental la hemeroteca. Si tú no tienes en cuenta el pasado, no puedes analizar el presente. Lo descontextualizas. Cada uno elige la manera de trabajar. La mía es que mi hemeroteca va en mi cabeza y hay que tenerla en cuenta, porque es imposible dar una información si no te acuerdas de lo que ocurrió. Ellos toman una decisión, yo sé la que he tomado yo.

¿Cómo valoras las audiencias de Mediaset?

Mira, yo también te quiero decir algo. En Telecinco hay compañeros a los que admiro y que quiero y no es fácil sacar un programa adelante. Entonces, no es fácil. Hay gente que me gusta, otra que me gusta menos, pero en Telecinco hay mucha gente que incluso ha estado en ‘Sálvame’ y está trabajando. Yo es que ya te digo que esto de esta gente que escribe porque me hiciste tal…, no lo puedo soportar. Y vuelvo a decirte, que no tengo necesidad de pasar factura a nadie, te lo juro. Yo he protestado, he llorado, me he desahogado, y eso ya me sirve.

Sí, pero lo que sí que es cierto fue Gema, también muy visionaria aquel día en Sálvame en el que dijo: ‘quizás sin Sálvame van a tener que salvarse’.

Bueno, pero a lo mejor remontan y yo qué sé, es que yo ahora mismo… Si a ellos les va mal, ¿tú crees que yo sumo? Me sumo a algo. ¿Tú crees realmente que a mí me aporta algo?

No, porque yo creo que al final, incluso si algún día existiera una reconciliación, es que sería bueno para todos.

Si ‘Socialité’ ahora llega a petarlo, ¿tú crees que se olvida lo que yo he aportado? Es que no, es que es absurdo. Pero, además, es que es mi manera de ser, porque el resentimiento lo que te hace es estar apagada, negra y hasta fea.

¿Pero te sorprenden los datos que están teniendo? Los malos datos de por la noche

Yo lo único que te puedo decir es que si a mí esto no me funciona, yo lo cambio de lugar. O sea, a mí esto de ‘por cojones’. O sea, meter por calzador algo, no. Si tú ves que el público, porque nos puede pasar, a lo mejor no sé cómo van a medir ellos esta historia, pero a lo mejor tú ofreces algo y ves que el público no le tiene interés, pues al día siguiente tienes que ofrecer otro menú. Ahora poner arroz con pollo todos los días, si no lo quiero comer, es absurdo, ¿no? A mí el arroz con pollo además no me gusta.

¿Tú te verías, imagínate, presentando con Ana Rosa Quintana, las dos, mano a mano?

A mí me encanta esa idea. Tengo buen rollo. Creo que esta noche la voy a ver. Porque hay una cena, no sé si va, pero yo no tengo mal rollo con ella. Yo la vi la última en la cena de Navidad y ella conmigo, en mis inicios, se portó muy bien a nivel personal. Me habían dejado sentimentalmente y se portó muy bien conmigo.

¿Empezaste en la tele con una ruptura amorosa?

Sí, así empecé en la tele. Imagínate, con un drama.

¿En qué programa?

En ‘Sabor a ti’, con Ana Rosa.

Estabas llorando las penas

Sí, pero tenía que salir en pantalla sin llorar. Y ella me ayudó. Claro, no voy a llorar y contarle a la gente lo primero que me ha dejado mi novio (risas)

Hoy en día te hubieras hecho viral…

Pues me ayudó, la verdad, y eso, ostras, yo no lo olvido, porque no me conocía. Prácticamente, llevábamos una semana trabajando.

¿Y hablarás de ello en ‘Ni que fuéramos Sálvame’?

Ni que fuéramos novios. ¿Novios? Sí.

Oye, pero a lo mejor sacar cositas así del pasado es interesante

De todas maneras, tengo entendido que el público puede interactuar. Miedo me da.

Porque como te pidan cosas así…

Exacto, pero bueno, yo soy de las que digo pregunta lo que te da la gana, que ya veré yo lo que contesto.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

María Patiño y Olga Moreno
Ver en directo 'Ni que fuéramos' de hoy jueves en El Televisero