Jaime Cantizano tiene que cortar una conexión de ‘Mañaneros’ por la acusación que se oye

Jaime Cantizano se ha visto obligado este lunes a cortar una llamada de 'Mañaneros' por el tono empleado por su invitado.

Jaime Cantizano en 'Mañaneros'.
Jaime Cantizano en 'Mañaneros'. | TVE

‘Mañaneros’, el programa que presentan Jaime Cantizano, Marc Santandreu y Miriam Moreno en las mañanas de TVE ha vivido este lunes un momento muy tenso con el presentador teniendo que corregir a un invitado que les acusaba de manipulación. Todo ha sido a raíz de que ‘Mañaneros’ se hacía eco de las denuncias a un taller mecánico después de que una mujer asegure que llevó su coche al taller, pagó 1.000 euros como adelanto y tras seis meses sigue sin recuperar el vehículo. «Ella dice que tiene su coche secuestrLa situaciado», aseguraba Jaime Cantizano.

«Yo lo entregué a finales de marzo, hasta primeros de abril no tuve respuesta de ellos. Cambió la avería, cambiaron los presupuestos y cuando me harté en Junio y les dije que me quería llevar el coche me dijeron que estaba misteriosamente reparado ese día y que tenía que abonar la reparación para podérmelo llevar. Pero cuando llegamos el coche seguía sin tener el motor puesto», explicaba Pía en conexión con Jaime Cantizano.

Después, ‘Mañaneros’ hacía un repaso a las continuas denuncias que había por internet de personas afectadas por ese taller y como algunos de esos comentarios habían sido eliminados. Pero para ser fieles a todo el asunto, el programa de Jaime Cantizano se desplazaba hasta el taller y su dueño entraba por teléfono en directo.

Javier Robles, el propietario del taller empezaba a dar su versión de los hechos. «Seguramente la situación de esta clienta se ha alargado en el tiempo porque llevo de baja desde el mes de marzo. Esta señora contrató unos servicios que era para cambiar la regeneración de su propio motor y el presupuesto se ve incrementado por la sustitución de diferentes piezas. El presupuesto se acepta vía email por la clienta, se acaba el motor y a partir de ahí se contrata un servicio de montaje en el vehículo», explicaba el dueño.

«La semana pasada intenté yo llegar a un acuerdo con ella y ella se sentó delante de mí y lo único que me dijo fue que me iba a denunciar por estafa. Ella se enrocó en eso y que lo iba a hacer público. Quiero decirles que que ustedes den voz en un medio tan importante como es un medio público, como es TVE, a comentarios y reseñas que son absolutamente anónimas y que ustedes estén hablando de estafas o dando voz a esas reseñas no es de recibo», espetaba el propietario.

Gran tensión entre Patricia Suárez y el propietario del taller

En ese momento, Jaime Cantizano le cortaba para corregirle y decirle que «nosotros no acusamos». «Pero se hacen eco de ello. Esta empresa lleva más de 15 años haciendo motores. Intentamos hacer las cosas lo mejor posible. Desgraciadamente no todo sale como a nosotros nos gustaría», le replicaba Javier Robles.

Tras ello, les instaba a informarse bien del real decreto que dice como tienen que actuar en los talleres. «Yo entiendo que el titular que ustedes ponen ahora mismo de esta pobre señora da 1.000 euros. Desde marzo tenemos una cadena de emails con esta señora», trataba de decir el propietario cuando Ángel Moya, colaborador de ‘Mañaneros’ tomaba la palabra para defender al programa. «Le damos voz para que se defienda pero hay más denuncias físicas», le decía.

«Pero los juzgados están abiertos a toda la gente y son denuncias del consumidor», trataba de defender Javier Robles. La cosa se iba tensando cuando Patricia Suárez, abogada se encaraba con él al decirle que parecía que no se preocupaba mucho de todas las denuncias que tenía su negocio. «¿Quién ha dicho usted que no nos preocupamos? Eso es muy gratuito y está poniendo palabras en mi boca que no he dicho señorita«, soltaba el propietario ante la colaboradora de Jaime Cantizano.

Jaime Cantizano corta al invitado: «Es imposible tener un debate sereno»

La situación se iba tensando cada vez más. «Patricia discúlpeme», le decía muy nervioso Javier. «Déjeme terminar», le pedía ella. Pero él se calentaba y volvía a cargar duramente contra TVE y el programa de Jaime Cantizano. «Les pido que se lean y empapen la 14.86 de la ley decreto talleres antes de causar el daño que están causando en una televisión pública que están preocupándose a esta hora de si un taller pone o no pone un motor», se quejaba.

Era entonces cuando Jaime Cantizano tenía que intervenir. «Javier te agradezco que hayas querido intervenir, pero insisto no hemos señalado, solo contamos una historia como contamos miles«, defendía el presentador. «Hay muchas maneras de contar historias», le recriminaba el propietario. «Yo entiendo que el consumidor pasa por delante y que al empresario pequeño o mediano se le persigue», soltaba Javier. «Esto no es perseguir ni pretendo hacer un debate contigo», aseveraba el presentador a lo que el invitado le respondía que él estaría encantado. «No, porque yo no estoy aquí para debatir», insistía Cantizano.

Mientras el presentador trataba de zanjar el tema, Javier Robles se ponía aun más nervioso. «Déjeme acabar por favor», le pedía. «Javier en este tono no es posible mantener una conversación. Hemos contado una historia, te hemos dado voz, pero en este tono es imposible que se mantenga un debate sereno en un programa como este«, concluía Jaime Cantizano.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Lydia Lozano y Terelu Campos
Terelu Campos en 'Mañaneros'

Archivado en

·