Crítica ‘Succession’: un emocionante regreso de los Roy que se preparan la batalla final

La temporada final de 'Succession' llega este lunes, 27 de marzo a HBO Max y la expectación por saber el destino de los Roy es enorme.

Succession Temporada 4
La familia Roy al completo en la temporada 4 de 'Succession'. | HBO

Pensábamos que nunca iba a llegar… pero ha llegado. La temporada 4 de ‘Succession‘ se estrena en HBO Max o, lo que es lo mismo, la temporada final. Nos vamos a tener que despedir de los Roy con amargura, pero no piensan irse sin guerrear un poco más. Una de las mejores series de la actualidad (y quizá de las últimas dos décadas) vuelve con fuerza, y así lo demuestra claramente en el primer episodio de esta nueva temporada. Porque los Roy no pueden dejar de ser los Roy.

Creada por Jesse Armstrong, responsable de ‘Babylon’ o guionista de ‘Veep’, también tiene como productores ejecutivos a Adam McKay (‘No Mires Arriba’) y Will Ferrel (‘Alf’, ‘La historia de Fire Saga’). Y durante las cuatro temporadas, ha mantenido a su cast principal, siendo nominados en varias ocasiones a los grandes premios de la industria: Brian Cox, Kieran Culkin, Jeremy Strong, Sarah Snook, Alan Rick, Matthew McFayden y Nicholas Braun.

¿De qué va a temporada 4 de ‘Succession’?

La venta del conglomerado de medios Waystar Royco al visionario tecnológico Lukas Matsson se acerca cada vez más. La perspectiva de esta negociación provoca angustia existencial y división familiar entre los Roy, mientras anticipan cómo serán sus vidas una vez que se complete el trato. Además, se produce una lucha de poder cuando la dinastía sopesa un futuro en el que su peso cultural y político se ve severamente reducido.

Un regreso feroz

La temporada 3 de ‘Succession’ nos dejó un panorama totalmente diferente, al que no estábamos acostumbrados los fans de la serie: los tres hijos menores de Logan Roy, unidos al fin contra su propio padre. Después de «superar» (muy entre comillas) sus diferencias, Kendall, Siobhan y Roman quieren ir por libre, y eso supone enfrentarse a la figura de su padre en todas sus vertientes. Logan Roy es una de esas figuras que tanto proliferan en el panorama empresarial norteamericano.

Su sombra es muy alargada, y Brian Cox asusta, impone. Con una sola mirada, desmonta a cualquiera. Con un par de palabras, te hace disculparte y que te unas a su equipo sin miramientos. Porque, después de tres temporadas, seguimos viéndole como un auténtico dios, y a sus hijos como meros peones en su tablero de juego. Y eso no cambia en la temporada 4. Kendall, Siobhan y Roman siguen tratando de derrotarlo. La empresa familiar va a culminar su venta y quieren saber cuál va a ser su posición en el mundo tras esa operación empresarial.

Los Roy tienen un nombre en Estados Unidos. Es una familia que ha moldeado el país en las últimas décadas. Su patriarca podía asustar hasta al mismísimo Presidente con una simple llamada. Y ese miedo sigue intacto gracias a la brillante interpretación de Brian Cox, que se ha mimetizado de una forma magistral con el personaje de Logan Roy. El papel de una vida.

Dos bandos no tan diferentes

En el primer episodio de la temporada 4 de ‘Succession’, que hemos podido ver para elaborar esta crítica, la mordacidad de la serie sigue intacta. Los tres hijos principales de Logan Roy siguen en plena forma, siendo Kendall, el interpretado por Jeremy Strong, el que más evolución ha tenido. El actor está totalmente metido en el personaje (algo que le ha traído la animadversión de su padre en la ficción) y, en cada temporada, ha ido mejorando más y más. Su mirada apesadumbrada y dolida le da un toque increíble a su Kendall. No en vano, ganó tanto el Emmy como el Globo de Oro por su interpretación.

Pero si hay que hablar de evolución, esa es la de Tom, marido de Siobhan, interpretado brillantemente por Matthew McFayden. Su relación el primero Greg dan los puntos de humor más interesantes de la serie, que sigue teniendo un equilibrio perfecto entre humor negro y thriller empresarial. Tom ha pasado de ser un cero a la izquierda, un prometido (y luego marido) florero, a estar en el que parece el equipo ganador, ganándose la simpatía, por fin, del patriarca de los Roy.

Las maquinaciones de los personajes siguen a la orden del día. Todos parecen tener su propio mapa para conseguir lo que quieren. Y la mosca detrás de la oreja, esperando siempre una traición, una puñalada que puede llegar en cualquier momento. Literalmente. Aunque Connor, el hijo mayor de Logan, aún no tiene protagonismo, nos atrevemos a aventurar a que será una pieza clave en esta última temporada.

Porque sí, porque la temporada 4 de ‘Succession’ es la última, y aún hay muchos cabos sueltos por cerrar. ¿Quién va a salir victorioso de la brutal pelea familiar que están librando entre todos? ¿Kendall conseguirá vencer a su padre… y demostrarle que es alguien, que puede valerse por sí mismo? ¿Volverá Roman al abrigo de Logan, siendo una especie de agente doble? ¿Qué pasara con Greg?

En definitiva, ‘Succession’ ha vuelto con las pilas cargadas, con su ferocidad habitual, y sus diálogos punzantes y muy actuales. Durante esta última temporada, muchas cosas pueden pasar todavía. Y claramente va a ser una de las series clave en la temporada de premios del año que viene. Brian Cox ha afirmado que se alegra de llegar al final. La pregunta es: ¿estará ese final a la altura del legado de ‘Succession’?

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

El caso Sancho
Max