La revolución en ‘Sálvame’ no cumple su objetivo y evidencia que la crisis no es coyuntural

‘Sálvame’ no satisface las expectativas pese a sus grandes cambios y la nueva era apenas mejora sus resultados ni la media de Telecinco.

Con una renovada dirección al timón para salvar de un naufragio anunciado, ‘Sálvame‘ ha arrancado una nueva era este lunes, 28 de marzo, después de esa especie de punto de inflexión que pudimos ver el pasado viernes con la repentina despedida de Carlota Corredera y de los históricos directores del programa de Telecinco: David Valldeperas y Alberto Díaz.

Una profunda remodelación a base de cambios drásticos -por supuesto vitales para que no peligre aún más su subsistencia en la parrilla- y un lavado de cara absoluto con el que resurgir de la crisis más grave a la que se enfrenta el formato de las tardes de Telecinco. Cambios que se han traducido en la fulminación de la versión ‘Lemon Tea’ que durante semanas nos ha permitido contar en pantalla con el tándem Terelu Campos y María Patiño.

De esta forma, ha vuelto a la programación ‘Sálvame Limón‘. Lo ha hecho siguiendo en mayor o menor medida la estela de lo anterior, sí, pero esta vez con Jorge Javier Vázquez y Adela González, la reciente incorporación al equipo, como pareja. Ambos con un estilo más gamberro que al espectador le ha evocado a la época de ‘Aquí hay tomate’ o a ‘Cazamariposas’.

Más tarde, también el ‘Naranja’ se veía sometido a una auténtica revolución con el estreno de una docuserie sobre Isabel Pantoja llamada ‘Sin perdón’; en la que el programa consumaba un giro radical en su narrativa para dulcificar ahora la imagen de la tonadillera y dejar en evidencia las vergüenzas de la sociedad y la prensa en su trato deshumanizado en estos años. Paradójico cuando ha sido ‘Sálvame’ el promotor de un escarnio cruel y depravado contra Isabel. La mayor hipocresía hecha documental.

En cualquier caso, todo un golpe de efecto a lo que hubo que sumar la sección de Belén Esteban. ‘Lo de Belén’ pretendía ser un talk show que actuara además de revulsivo en el último tramo de la tarde ante la escasez de contenidos, recuperando el espíritu de lo que en su día fue el ‘Diario de Patricia’ en Antena 3 con personas anónimas, extravagantes, muy particulares, que acuden a la tele con una historia que contar.

En definitiva, un terremoto para renovarse antes que morir que se ha extendido también a su envoltorio con cabecera y grafismos nuevos, aunque no muy bien aceptados por el público. Todo ello aspiraba a revertir la tendencia de los últimos meses que tanto está perjudicando a la cadena en su conjunto. Ya se decía entre bambalinas que cuando cayera ‘Sálvame’ caía el canal con el equipo al completo.

Con todo, esta operación, que como cualquiera entraña un gran riesgo, no ha empeorado los datos. El programa se ha mantenido respecto a cómo acabó la pasada semana. Sin embargo, ha quedado muy lejos de cumplir las expectativas y sobre todo del objetivo primordial: anotar una fuerte subida y recuperar si corona. ‘Sálvame Naranja’ firmó un correcto 14,6% frente a ‘Tierra Amarga’ que mantiene su dominio con un 16,4%.

Eso significó además que el canal de Mediaset volviera a perder el liderazgo un día más en la franja de la tarde y que cosechara una exigua media en el día con un 12,5% ante el rotundo 15,3% de Antena 3. Las distancias en el promedio mensual no se acortan pese a ser otro de los propósitos con un 11,9% y un 14,3% respectivamente. De acabar así marzo, estaríamos ante la mayor distancia en más de 20 años y con Telecinco bordeando su peor marca en 31 años.

Sigue toda la información de El Televisero desde Facebook, X o Instagram

Más Información

Emma García, presentadora de 'Fiesta'.
Emma García en 'Fiesta'.