El Televisero

Érase una vez… La historia de una web

ayo de 2009. Esta es la fecha en la que comienza nuestra historia, en la que empieza el camino emprendido por un joven que estudiaba periodismo y que desde pequeño tenía una pasión, la TELEVISIÓN. Este muchacho luchó por su sueño y creó este medio, donde hoy aparece publicado este pequeño cuento, y que se encuentra de celebración, pues cumple nada más y nada menos que seis años ya en la red. 
Hace seis años desde que El Televisero se acercara por primera vez al hogar de espectadores sedientos de información televisiva y con ganas de sumergirse en la lectura de aquello que les apasionaba. 
Todavía son numerosos los recuerdos que quedan desde aquel día. Por aquel entonces, los apasionados de los tubos catódicos vivimos muy de cerca el amor tormentoso y a la vez mágico entre Victoria Márquez y el padre Ángel, quienes superaron todos los obstáculos en su relación incluido el casamiento de ella con Gonzalo. Hoy, poco queda de ese amor, pero nos encontramos con otros, nos hallamos ante la pasión de Fátima y Morey, el afecto de Gonzalo y Margarita o la adoración que mantienen desde niños Alberto y Ana. 
También hoy descubrimos que la que fue Victoria Márquez fue Sira Quiroga, el que hizo del padre Ángel ha sido el mismísimo Fernando el Católico y que hoy se dedica a viajar por el tiempo o que el marqués de Castro, Gonzalo, es hoy un funcionario de prisiones. ¡Ay que maravillosa es la caja tonta y que de regalos nos proporciona cada día! 
Pero aunque han pasado ya seis años, uno se da cuenta de que hay cosas que no cambian y que los Alcántara siguen entre nosotros. Los pobres Merche y Antonio y sus hijos Inés, Toni y Carlos han pasado muchas vicisitudes en estos años pero poco a poco han ido superando las dificultades que les ha traído la vida. 
No obstante, seis años dan para mucho y en este caso la televisión no se ha quedado quieta. En este tiempo hemos vivido fusiones de cadenas, aparición y desaparición de nuevos canales, estrenos de nuevos programas y series y también hemos asistido al hundimiento de la que es nuestra cadena pública, de la que entonces era la cadena preferida por los españoles y que hoy en día se encuentra ante la crisis más difícil de su historia tanto en audiencia como en crítica.  
Volviendo a ese instante en el que ese joven de periodismo veía cumplido su sueño, uno intenta pensar si aquel muchacho se esperaba que esa ilusión iba a permanecer activa tanto tiempo y no solo eso, si en algún momento se había imaginado que seis años después la mecha de su sueño se iba a encontrar más viva que nunca porque sí lectores míos, EL TELEVISERO mantiene intacta su #PasiónPorLaTele y lo seguirá teniendo muchos años más. 

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *